31 de mayo de 2015

Que coqueta eres, llegas desnuda a mi alegría!!

Bienvenida


Te recibo en mi poema
Te toco  con las manos de mi espíritu.
Tu desnudez se torna mi tibieza.
Dejas de ser distante y me abrazas.
Me muestras tus pechos firmes.
Acaricias mi cabello.
Me regalas luz y certezas.

Torre

Ella teje en su torre.
Percibe el trepar por los muros.
Acero de dagas.
Veneno en los postres.
Murmullo de traiciones.
El sello leal de los nuestros.

30 de mayo de 2015

Recreo, 5 de la mañana

Isidora duerme
colores y formas
visitan su sueño
luces que ella produce
lazos con sus padres
escuela
ciudades/idiomas
peces/abuelos/ tíos
flores que corta en la calle
mariposas nocturnas
caracoles/ pequeños caballos
seres imaginarios
Tales de Mileto
Casa Verde
Viena y su Museo de Niños
Grandes Palacios
su violín
gente que viaja en el tren.

Isidora duerme
y yo pienso  en sus sueños.


29 de mayo de 2015

Médicos


Gracias a los médicos que usaron su arte.
Los que enfrentaron la noche.
Abordaron los riesgos.
Rescataron  la vida.

Gracias por ampliar alegrías.
Hacer bella la ciencia.
Hacer pleno el trabajo.
Hacer justo el destino.

Gracias por aceptar el dilema.
Mirar la raíz de la muerte.
Poner vuestra paz en peligro.
Volcar vuestra luz en el día.

Gracias Elena



Gracias Elena.
Gracias por  el sol.
Responder a la aurora.
Proclamar tu destino.

Gracias por asombrarnos.
Encarnar alegrías.
Expresar la justicia.
Regalar tu sonrisa.

Gracias por ganar estos días.
Ser luz en  tus padres.
Melodía en otoño.
La canción de la vida.




A los tres días de vida, Elena fue operada de su corazón y salió adelante.



28 de mayo de 2015

Elena


Su madre abraza y  entrega.
La aurora carga un corazón dañado
Bendita llanto que llama
Bendita luz que persiste.

Cada arte  aporta su ayuda.
Cuidar la  sangre del  cielo
Nacer en ella a la vida.
Tejer su cuerpo.
Curar su herida.

Habrá que reparar sus secretos
estar con ella en su fuerza
borrar tormentas que acechan
unirnos en su nombre
ser su espíritu en la tierra.

Y si vence
nadie dañará esa alegría
esa dulce ternura
esa voz de silencios
esa luz que la cuida.

Pero si cae/ Y no va a caer nuestra Elena.
La recibirá el mundo en sus brazos.
En ella conoceremos lo justo.
Belleza  que borda un instante.
Memoria del rocío.
Magia  de cada sonrisa.




Elena nació el lunes y hoy, a las 2 de la tarde, extraerán tumores desde su corazón.



27 de mayo de 2015

Abogadas





Las abogadas irrumpen en la sala.

Una rubia y otra primavera.

Los papeles están llenos de normas.

Citas Formales.

Rouge sobre  rostros del día.

Más tarde alumbran.

Opinan, disfrutan.

Separan su risa del barro.

Aplauden la espuma.

Son agua que limpia.

Para Pamela Ocampo, en su auto.



26 de mayo de 2015

Se aligera el otoño.

Aquí se aligera el otoño.
El día presume su horizonte.
Isidora escribe su vida.
Avanza el silencio.
Yo pienso y sonrío.

25 de mayo de 2015

Cuando Nazcas

Cuando nazcas, yo besaré el libro de la vida
pensaré en mis padres ,
seré todas las generaciones que vinieron antes,
porque en ti viaja el silencio,
nuestra fuerza,
aquella estrella atada a nuestras almas

24 de mayo de 2015

Morir naturalmente

El dolor está de pie.
Flores trepan por su espalda.
La lluvia torna musgo sus poemas.
El domingo se difuma como un martes.
Las palabras desnudas
se ovillan y mueren.

23 de mayo de 2015

Bienvenido Gonzalo


Bienvenido Gonzalo.
-dice mi espíritu-
Mientras Recreo se derrumba
 y tu sonríes.
Liberando labios rojos
sobre mi alma.
Venerables racimos
de tu encanto.
Dulces árabes.
Tu boca sellando este poema

Poesía o Mall

¿Poesía o Mall?
¿ De qué prescindiría Usted?
Reside allí el desafío de nuestra izquierda.

22 de mayo de 2015

Rocío Cerón





Ella adora los paréntesis
Palabras nacidas desde el vientre
Agua en algunas letras
Espiral sagrado
Estrellas, Mujeres y Hombres
La tierra en que mueren los labios.



Este texto conversa con Rocío Cerón en el siguiente fragmento de "13 formas de habitar una esquina".


Júbilo y adoración en paréntesis. Sobre el cabello largo de esa mujer, vista en Baden Baden, sobresale una galaxia. No anillos de satélite. No corona de santidad. Réplica. Varios tañidos de campanas (no provincia eclesiástica) susurran una verdad a medias. Blancos y agrietados. Los labios. Se necesita una nueva contraseña para regresar a tiempo al mundo. Mientras la palabra aparece, ella dibuja sobre el agua una espiral. Resplandor.



La imagen proviene de www.revistalaboratorio.cl

21 de mayo de 2015

Biblioteca del Hogar

Mi casa está llena de gigantes.
Libros con raíces en la Gran Memoria.
Redes de luz.
Pilares del  futuro.
Rosas en que perdura el rocío.

Sueño del 20 al 21 de mayo

Noche en Valparaíso.
Yo, en cumbre de Cerro Alegre.
El bar moderno y sofisticado, cierra justo a las once.
Los mozos retiran copas y platos.
Sólo queda partir.

Entre la gente, Carolina Leal.
Viste de negro y carga sus rulos.
Sale y regresa con un libro mío en sus manos,
justo cuando comienzo a bajar el cerro,
saltando entre escalones y adoquines
hasta llegar a un templo que no existe
con  una angosta escala que recorre su cuerpo
como si fuera la crin acorazada de un dragón.

Tomo el camino de pequeñísimos peldaños
hasta llegar a una pendiente gravosa
en que continuar es un esfuerzo gigante
casi imposible para mi ser
que tiende a quedarse dormido.


El volumen en manos de Carolina era "El Libro de la Lujuria"

20 de mayo de 2015

Hoy

Hoy conocí tus labios rojos.
La mirada que dedicas a la aurora.
El poema que despliegas al vivir.

Horóscopo de hoy



Bendita eres por tu prisa.
Tu afán de vivirlo todo.
Ser mi poema y la brisa.
Luz que reduce este frío.

Bendita eres porque amas al pueblo.
Sabes nombrar las bicicletas.
Mujer clandestina y lluviosa.
Genia de la simpatía.
Última heredera de un sueño.

Bendita eres porque cocinas.
Amas congrios y  merluzas.
Llevas dolor en tus rodillas.
Amas al hombre que imagina.





El retrato es de Tina Modotti. Proviene de este sitio.
Este poema conversa con ella en la siguiente cita:
"Tengo prisa, desde niña siempre he tenido prisa, no puedo vivir sin mi prisa."


19 de mayo de 2015

Escribir el Otoño





Para Jennifer


Olvidé escribir el otoño
pero en la noche,
árboles del barrio,
dejan caer su nostalgia
sobre mi aurora
-pausadamente-
como si las hojas fueran rocío

Olvidé escribir el otoño
pero la tierra escribe conmigo.





La imagen proviene de este sitio.

18 de mayo de 2015

18 de Mayo

En el mundo que nace y desface.
Nadie iguala a mi madre.
Nadie cruza el destino con su chancha.
Nadie usa sus trenzas de sol.
Ni emplea el francés del horizonte.
Ni posee su jardín de gardenias.
Ni habla con los muertos a placer.


Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!