25 de agosto de 2015

Pequeño homenaje para una giganta


Siguiendo imágenes de Roser Bru,
llegué a Casa de Myriam,
así aprendí poderes del muro
puerta entre primavera y la mirada.
Roser me acompañó a revelar los silencios
observar lágrimas de la noche
humanas habitando las frutas
tejiendo su fuerza
pintando la mesa
que sostendrá la palabra.
Con Roser supe de la vida en Fayún
memoria en cofres de la muete
sufrimiento en Casa de los Austria
retratos de soles ausentes
Lihn abrazado a sus días.
Luz en su viaje de giganta.


La imagen proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!