27 de junio de 2012

Nada me es ajeno

Tengo un Muro de Berlín sobre la mesa.
Tú eres la piedra.
Yo el anciano dictador tras la ventana.

Mi mesa tiene torres de vigilancia
brigadas de exterminio
alambradas entre el pan y el vinagre.

Mi mesa tiene un océano
páginas de Cosas y El Mercurio
cuerpos raídos por corvos
mujeres devoradas por medusas
vino derramado en mantel blanco.

La muralla divide Palestina
separa la Luna de sus estrellas
corta brazos y piernas
pesa sobre el minuto y la hora
crece y disminuye con mi rabia

No hay comentarios.:

Powered By Blogger

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!