6 de diciembre de 2010

pozo en que hablan tus sueños




Nada me ha costado amarte, lo exige el hondo fervor de tus senos, la raíz paciente de tu vientre, la fiera pureza de tus labios, tu pulso de noche y granizo, la tibia humedad de tu sombra.

Eres fruto mordido y besado. En ti me quedo y me extingo, un demonio me atrapa en tus calles, me cede el rubor de tu rostro, derrama tu copa y tu cuerpo, lleva mi fuerza a tu alma.

Muchacha, todo esto es una partida de naipes, tu y yo somos el viento, fervores que cubren la aurora, núcleo de fuego y espasmos, bufones gimiendo en el tiempo, bestias cargadas de cielo.

Deliciosa, eres lluvia buscando mi furia, orquídea estallando en el agua, pureza henchida de carne, latidos, serpientes, cascadas.

Hembra, vuelvo a volcarme en tu vulva, pozo en que hablan tus sueños, mariposa llamada deseo, libro en que nace tu sangre.





La imagen es de  Ray Bidegain y proviene de www.antoncastro.blogia.com

5 comentarios:

lichazul dijo...

volver y reandar

buena semana

fgiucich dijo...

Excelente!!! Abrazos.

La Dame Masquée dijo...

Bravo! Delicioso poema lleno de fuerza y pasion, monsieur, le felicito.

Feliz dia

Bisous

Vestal dijo...

extrañaba un poco esa intensidad, esa pasion deliciosa, envolvente y lujuriosa.

Vestal dijo...

lindo lindo... me encantò.
espero tu confirmacion para el martes!

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!