4 de marzo de 2013

Durmiendo en el ataúd




Duerma usted dentro de un  ataúd
todo hombre debería hacerlo antes de los 18
vivir la experiencia en un  hotel sobre nubes
quizás  en San Pedro de Atacama
o en el último infierno de una mina abandonada.

Duerma usted dentro del  poema
imagine su caja hilada por palabras árabes
antiguos bosques del Líbano
muerte encerrada en  nuestro  cofre
pequeña muerte entre otras tantas
pequeño silencio en la gran palabra.

Duerma: porque allí todavía vive.
Caminan hormigas en la selva.
Insiste la lluvia sobre la tierra.
Habla el espíritu desde la calma.

Le ocurrió a  Li Xiufeng
6 días la velaron sus parientes
lloraron su silencio
quemaron sus libros y sus ropas
hasta que despertó con hambre
levantó apenas la puerta de madera
puso la tetera
quebró huevos
y disfrutó su desayuno
a los 95 años de haber nacido.


La fotografíaa de Li Xiufeng proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!