9 de julio de 2015

Amanece en el valle de Curacaví

El aire camina orgulloso de sus orejas rojas.
El diablo lo aguaita entre arbustos de Curacaví.
Yo invoco al Principito y su rosa.
La serpiente se acurruca a mis pies.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!