29 de julio de 2015

Evolución



¿Qué habrá en mi cabeza?
Acaso un secreto atacando mis ojos,
enervando mi boca,
haciendo latir el dolor.

Hoy puedo cerrar mis ojos y lo agradezco,
Puedo abrazar a mi hija.
Escribir poemas.
Hacer desde lejos mi trabajo.

Pero, ¿se irá  esa tensión?
La cara sedada.
Ganglio extendido en el cuello.
Un nuevo dolor en el anverso.

No hay comentarios.:

Powered By Blogger

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!