6 de septiembre de 2013

El Jardín de Karen Toro



Imagino tus manos tejidas de cielo.
Cultivando un jardín de palabras.
Llevándolas vivas en canastas.
Observándolas crecer como árboles.
Alumbrando cuadernos con sus voces.
Escribiendo el respirar de la tierra.



Este texto conversa con Karen Toro en:




LA SAGRADA ESCRITURA

Nadie dijo “Hágase la Palabra”
pero la Palabra se hizo:
una criatura suave,
una bestia de luz y veneno.
Bajó hacia el poeta
hirió su lengua con arena caliente
abrió sus manos con mordidas furiosas,
y el poeta desamparado, en la noche,
se guardó en el aliento de esta fiera
y la vio hermosa, helada
dormida en su sueño feroz.
Entonces, el poeta, ardió en un galope generoso
en un incendio de espejos
y en medio del delirio dijo:
“Hágase la Escritura”
y la Escritura se hizo.



El Jardín de Verano, de Renoir, proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!