19 de septiembre de 2016

El 18 de los Bordones


Nunca bailo.
Pero bailé  cueca a pata pelá.
Dormí a la sombra de un pimiento.
Seguí a un caballo llamado huaso.
Escribí mi poema
en piel desnuda de primavera.

18 de septiembre de 2016

18












Comenzó el 18.
Estrella en volantines.
Primavera mirándonos.
Fuego y parrilla.
Piso de tierra.
Chile ebrio en su paz.

17 de septiembre de 2016

Desinstalación de Valparaíso

Árbol en Plaza Simón Bolívar
















Hombre muerto sale a la calle
y comienza a barrer las horas
el miedo de alguna señoras
ciertas llamadas telefónicas
peguntas esparcidas por la primavera.

Luego, otros muertos recogen las calles.
Semáforos..
Humo de algunos cigarros.
La mitad de los columpios.
Linternas olvidadas en los cines.
El árbol grande de Simón Bolívar.

Yo, por mi parte,
me llevo Arco Británico
últimas tazas de Café Riquet
el cielo sobre Plaza del Pueblo.
aquel carro que repartía hielo.

16 de septiembre de 2016

Jorge Álamos Ortiz de Rosas

























Nuestro hermano entendió  primavera y silencio.
Cuidó árboles.
Abrazó  el dolor de su tierra.
Atendió prisioneros.
Compartió su otoño y sus simples medallas.
Fue  lucero en reinado de octubre.

Por las noches encumbraba los cerros.
Explicaba  razones del invierno.
Misterio de máquinas.
Edades y rostros de Chile.
Rumbos de  Escuela Igualdad.

Integró cien sociedades.
Hizo la campaña del año 20.
Visitó leprosos.
Lideró scouts.
Cuidó la honestidad  del poema.
Fue sencillo servidor de la aurora.
En toda hora un hombre bueno.




"El pueblo - decía-  es esclavo de su ignorancia; sólo será soberano cuando la instrucción lo redima: hay que darle el ansia de la verdad; por ancho que sea el horizonte, por dilatados y grandiosos que parezcan sus límites, las montañas, los bosques, el mar, son para él paredes de presidio. Todo nuestro porvenir de nación grande reside en la instrucción."

15 de septiembre de 2016

Temores

Temo al amor de la primavera
Temblor de  años que se besan
Oriente y Occidente de la muerte.
Nacimiento de un higo.
Brecha entre el sol y el día martes.

14 de septiembre de 2016

Naves en el jardín
















Acero  en el patio de mi casa.
Luces de naves que descansan.
Apacibles gigantes entre olas.
Cargueros soñando.
El  hombre derramado sobre el agua.

13 de septiembre de 2016

Casa en Calle Traslaviña












Teresa  prisionera.
Ese hecho de estrellas sigue brotando en el  barrio.
En  numerosos acuarios es  murmullo de peces.
Lo cantan aves de vivos colores.
Ahora  encerradas cerca del pollo chop suey.

Pero el espíritu siempre fluye.
Los peldaños suben hacia la luz
y en el techo crece un jardín.
Allí las flores abrazan el tiempo
y las horas se unen
formando un lazo de alegría.

Dejé que mi ser pasara entre los muros.
Rozara la energía  de otro tiempo.
Edad de libertades ocultas.
Fuego al interior de la tierra.
La Gran Luz siempre encendida.





La tradición de nuestros maestros refiere que en los años veinte, Abnegación,  la primera Logia viñamarina, realizó sus trabajo en el lugar donde ahora funciona un  restaurant de comida cantonesa.

Estuve allí como  único comensal,  observé  aves y peces encerrados y al fondo de una escala,
los colores generosos del jardín trabando amistad con el cielo.

Al salir una placa me  llamó la  atención . El bronce  en el Hotel recuerda la residencia en ese lugar de la poeta francmasona  Teresa Wilms Montt.

12 de septiembre de 2016

Ensayo de una muerte


El horizonte  ha clavado sus dientes de fuego en mi garganta.
Un  pétalo ha caído desde mis rosa.
Parece que me tumbo y mareo.
Cierro mis párpados.
Viajo a la bendita  ausencia.
Recibo la mano de mi Maestra.

11 de septiembre de 2016

Verano de 1914


Verano de 1914.
Los generales regresan de sus  vacaciones.
La guerra inevitable es ahora certeza.
Músicos y escritores son ya  conscriptos.
Jean Jaurés yace asesinado.
Las iglesias demoran sus campanas.
Vendrá la batalla de los taxis.
El  Aurora  ha hundido el río Neva.

Pronto arderán las bibliotecas.
Lanzarán su metralla los aviones.
Habrá gases y venenos.
Holocausto Armenio.
Australianos y Africanos en trincheras.
Se peleará en   Coronel y Las Malvinas.
Los Alpes.
El Cáucaso.
La magna selva de  África.

Nacen  tropas de asalto.
Habrá tanques, y submarinos.
Arte de matar civiles.
Anticuado Plan 17.
Napoleón cargando contra el Siglo XX.
Pintores comandan la vanguardia.
Los primos han dejado de escribirse.

10 de septiembre de 2016

Terrorismo de Estado


En sus primeros meses, la  dictadura militar puso en marcha un plan de exterminio dirigido especialmente en contra de los líderes de opinión que apoyaban la vía chilena al socialismo.

La Caravana de la Muerte  fue el ejemplo modélico de ese programa  sanguinario.

La idea era infundir terror, asesinando a personas destacadas en el arte o en sus profesionales por el simple hecho de apoyar al gobierno constitucional.

Eran blancos fáciles, profesores, médicos, abogados, cantantes,  seres  ajenos al uso de armas, acostumbrados  a dar la cara y a defender sus posiciones con poesía, argumentos y canciones.

Llevo largo tiempo reuniendo antecedentes sobre las víctimas y escribiendo poesía en  su homenaje.

Aquí, un puñado de cientos, mínimo reconocimiento desde la poesía.



Víctor Jara


Víctor Jara retratado por Luis Poirot














Cuarenta balazos no han extinguido tu presencia.
No  lograron congelar tu primavera
Borrar el genio de tu aurora.
Impedir  Amandas y Charaguas
Volverte silencio en el espíritu de Chile.

Y aquí estás derramando tu poema.
El sol y el arado  te llaman coherencia.
Los humildes se levantan en tu nombre.
La oda y el azul  buscan frenar  tu tortura.

Cuarenta balazos no han extinguido tu presencia.
En toda la buena  tierra:
niños alzan y bendicen   tu nombre.
Persistes en voces encendidas.
El bravo galopar de las escuelas.
La marcha de este pueblo en su Alameda.


Andrés Pereira Salsberg














Octubre 16, 1973.
Veintidós vecinos de Paine han sido arrestados
Amarrados e indefensos, son masacrados en Quebrada del Arrayán.
Andrés Magaña ordenó los disparos.
La primavera está herida en la cabeza
y la muerte difumina  la esperanza.

Vendrán hijos.
Llamarán a la tierra con  el nombre de sus padres
Descubrirán  sus rostros en el sol
Escucharán sus voces  en el alma
y tanto elevado amor de aquella gente
será luz de este paisaje.

Entre ellos,  Andrés,
gran enamorado del pueblo
ser fulgurante en la estrella
hombre de aceros y  tractores
padre de tres hijas y un varón
templado  constructor  de nuestra casa.

Puestos  a prueba.
Falsos Maestros no partieron al Norte.
No viajaron al Sur.
No buscaron su cuerpo  en el bosque de Mirthos
No alzaron espadas para dar auxilio.
Confundieron  virtud  con un signo
y la  Buena  Luz con el hondo silencio.





La imagen proviene de www.memoriaviva.cl



René Maureira Gajardo




I











Imagino a René Maureira en las puertas del templo
un dogal al cuello, descalzo,
ajeno a todo metal,
golpeando con hombría las puertas de un sueño.

El amplio cielo en su espíritu de normalista.
El amor de Chile en su Escuela Rural.
Distribución de Alimentos en sus hombros.
En todo trance: lealtad de hombre bueno.

Los guantes blancos serán para su esposa.
El bendito cáliz lo heredarán sus hijos.
Al igual que la rectitud de sus pasos
y el trabajo igualitario de su compás.

Fueron tres viajes antes de desaparecer
y diluirse en el paisaje de Paine.
en aromos sin tiempo
rojo acontecer de la aurora
justa unidad de este pueblo.





La fotografía de René y su esposa Shony, proviene de "Latidos de la Memoria".


René Maureira Gajardo, dirigente de la Junta de Abastecimiento y Precios de Paine - JAP- detenido desaparecido desde el 16 de Octubre de 1973.

Héctor García García




















Buin, 13 de agosto de 1974.

Noche.
Alerta queridos hermanos.
Avance Victoria.
Ocurre en  la columna del norte.
La casa de nuestro Venerable Maestro ha sido allanada.
Civiles y Policías lo interrogan en pijamas.
Indefenso. Junto al terror de su familia.

Mediodía.
Alarma obreros de paz.
La columna del sur ha sido atacada.
En su lugar de trabajo nuestro Maestro ha sido arrestado.
En cadenas fue conducido al Cerro Chena.
Militares  roban las uñas de sus dedos.
Lo golpean. Se ensañan con su cuerpo.

Medianoche en el Oriente.
Hermanos la cadena está rota.
Nuestro Maestro ha sido fusilado
en compañía del obrero Jaime Lamich.
Balas han destrozado su corazón y su cráneo.
36 años después: los autores del crimen han sido amnistiados.

Amanece. Estrella sobre el horizonte.
Se desvanecen las sombras y  se  divisa la  acacia.
Hay  fuego que nunca se extingue.
Allí  abrazamos a Héctor.
Los hacemos presente como obrero y estudiante.
Como padre, médico y amigo.
Dulce esposo. Voluntario contra el dolor y la tristeza.
Regidor de su ciudad.
Recordado Maestro.

Mario Ramírez Sepúlveda






















El Maestro está en la Cárcel.

Pese a golpes y bombardeo,

sigue honrando al  ser humano,

escribiendo con ternura,

siempre sereno en su amor.


Siente que no hay gente mala,

sino personas equivocadas,

desnudos de cultura,

situaciones remediables

en abrazo del lenguaje

y luz de educación.



El helicóptero Puma

busca su destino en nuestro norte

matar peligrosa inteligencia

aquella de cátedra y música

aquella que escucha y respeta

pasión de normalista

pensamiento

copihues rojos de La Serena.


En la Universidad

los muchachos perciben

un aura en su  profesor

hombre enseñando a educar

construyendo su Chile

regalando su amor.



16 de octubre, 1973.

El Maestro aún vive.

A empujones lo llevan al regimiento.

Son quince personas a masacrar.

Sin cargos ni juicio.

Sin esperanza. Sin derechos. Sin ternura.



Pero las balas no cruzan su espíritu.

Los corvos no ciegan sus virtudes.

La memoria de su luz permanece.

El fuego sigue ardiendo en el templo.


Mario Alberto Ramírez Sepúlveda, se inicio en la "Logia Renacimiento" .
Poema escrito a partir del libro de Guillermo Crovari,  "Mario Ramírez Sepúlveda. Un Educador Transformador",  en que se publican las cartas que el profesor escribió durante su prisión en la Cárcel de La Serena, unidas a testimonios de estudiantes y compañeros de trabajo.

Jorge Peña Hen



























¿Ama usted a su hijo?.
Yo lo hice.
Visité con él los dominios de la música.
Le mostré el valor de las cuerdas.
El tiempo.
Los espíritus que habitan el silencio.

Orgulloso y alegre:
Le confié mi asombro.
Le enseñé la estatura de lo justo.
Lo hice digno de sus sueños.
Libre como genio del aire.
Arquitecto del sonido.
Elevado como la palabra "Maestro"

Y mi hijo triunfó.
No se conformó con ser justo
y fue más allá de su estrella.
Se hizo armonía y abrazo.
Creó escuelas y orquestas.
Forjó el futuro de  niños.
Unió la vida y la belleza.

Yo amé a mi hijo.
El me dio luz y alegría.
Pero decenas de balas apagaron su aurora.
A cuchillo lo remataron los soldados
y avergonzados escondieron su cuerpo.

Yo amé a mi hijo.
Tal vez ello lo acercó a la muerte.


Poema inspirado en la vida de Jorge Peña Hen, y la de su padre, Tomás Peña Fernández.


Vicente Cepeda Soto



Vicente Cepeda Soto.
Escribo porque te debo mi alegría.
Los poemas que me llegan del mar.
Inmensa Luz del Norte.
Mi cielo vecino a tu cielo.
Tu fuego encendido en mi fuego.
Espíritu magnífico de Concepción.

Hermano.
Te estoy llamando.
Tu ser está en el lazo invisible.
Persistente, lluvia tras lluvia.
Desierto tras desierto.
Infinito,
como el abrazo de tu madre.

Hermano.
Te estoy llamando.
Te miro en el brillo de tantos ojos.
Te recibo en nuestra casa
en nuestro rito
en nuestros sueños.





Vicente Cepeda Soto, hijo de doña María Jacoba Soto Soto, iquiqueño, clanista, estudiante de la U. de Concepción, militante socialista,  joven médico, joya en el corazón de su madre, ejecutado en Octubre de 1973 en la Comisaría de Tocopilla, junto a Breno Cuevas Díaz, inspector de sanidad,  Julio Brewe Torres y Carlos Gallegos Santis, bajo el pretexto de la "Ley de Fuga".

Encontré noticias sobre la biografía de Vicente en "Porque Fuimos Médicos del Pueblo",  Comisión Chilena de Solidaridad con Médicos Objeto de Represión", Ediciones Chile América CESOC, Santiago, 1993.








Víctor Jara

Víctor Jara retratado por Luis Poirot













Cuarenta balazos no han extinguido tu presencia.
No  lograron congelar tu primavera
Borrar el genio de tu aurora.
Impedir  Amandas y Charaguas
Volverte silencio en el espíritu de Chile.

Y aquí estás derramando tu poema.
El sol y el arado  te llaman coherencia.
Los humildes se levantan en tu nombre.
La oda y el azul  buscan frenar  tu tortura.

Cuarenta balazos no han extinguido tu presencia.
En toda la buena  tierra:
niños alzan y bendicen   tu nombre.
Persistes en voces encendidas.
El bravo galopar de las escuelas.
La marcha de este pueblo en su Alameda.

La ángel
















Aquí estoy   Gonzalo.
Soy  la ángel que habita en tu ventana.
Soy  piedras y estrellas.
Emociones de aurora.
Tarde poblando este cielo.

Aquí soy invierno y primavera.
Mano invisible,
Hembra ancestral.
Noche que cubre  tu alma.

9 de septiembre de 2016

Tarjet de la poesía

Julia Álvarez, Inspiración de Belkis.


Por razones que apenas atisbo,
la poesía  se escribe para mujeres.
Ellas  la abrigan en sus centros.
Cruzan sus laberintos.
La dejan latir en su cuerpo.

Allí la bordan y recrean.
La transforman en días y horas.
Constantes sueños.
Cuadernos cuajados de luces.
Pequeñas llaves del templo.








La imagen proviene de este sitio.


8 de septiembre de 2016

Belkis hermanada


Obra de Belkis Ayón Manso




Tengo derecho a hablarte
porque aparezco en tu poesía.
Así me dijo la Calle Nueve.
Una sonrisa de Cuba.
Reflejos del sol en mi comarca.

Y en muchos sentidos es cierto.
En espacio de voz quedamos unidos.
Inscritos en jardín de esperanza.
Demasiado ligeros para el viento.
Suaves susurros que se abrazan.

Ahora amanece
y el sol camina por Calle Nueve
toca la puerta de mi hermana
lleva su luz y este poema
mínima justicia para su causa.



La imagen proviene de este sitio.

7 de septiembre de 2016

Gobernar el tiempo

Pejac, Heavy Seas,

A veces el tiempo se extravía.
Lo dejamos en extraños formularios.
Buses.
Mesas con galletas.
Horizontes de hospitales.

Cuesta entonces encontrarnos.
Celebrar  cumpleaños de Caro Leal.
Visitar la playa.
Regresar al cielo.

Pero la hora y el segundo.
Siempre estuvieron allí.
Era yo el perdido y el tonto.
Otro que deja el paraíso,
Otro que olvida su sol.



La fotografía proviene de este sitio.


6 de septiembre de 2016

Robespierre escribió en La Estrella - Manuel Escorza del Val













Catalunya 1936.
La guerra se ha desatado
Anarquistas marchan al frente.
Otros protegen   retaguardia.
Conforman  Policía Secreta.

Manuel Escorza del Val.
Asume el Comité de Investigaciones.
Joven torcido por la polio.
Masón de Cataluña.
Tierra y Libertad es la consigna.

Crece entonces la FAI
Hay represión y tortura.
Fusilamientos expresos.
Odio y crueldad le reprochan.
Incorruptible le dicen.
Terror desatan sus muletas.

Escapa con pasaporte falso.
En Chile todo es distinto.
Fluye un padre amoroso.
Agudo escribe en La Estrella
Analiza el arte que nace.
Retorna a la vida de un hombre.
Sube al cielo en Avenida Brasil



FAI significa Federación Anarquista Ibérica.






Escorza,  Dolores; Su testimonio.

Malavez, Víctor;  El Eco de las Muletas: Una aproximación a Manuel Escorza del Val.
Testimonio de su hija Nuri Escorza.

Escorza Nuria; Su testimonio.

5 de septiembre de 2016

La Profecía está en piedra

La profecía está en piedra.
He escuchado promesas de septiembre.
Ideario de un hombre imposible.
Notable gestor de la rosa.
Mago de alto sombrero.
Todos convergen y  canta.
El ser volverá a sentir su humanidad.
Llamaremos hermana a la aurora,
Haremos de la justicia un deber,

4 de septiembre de 2016

Acoso Laboral en France Telecom


 
El otro es ser humano.
Tan fácil  resulta olvidarlo.
Borrarlo en lista de saludos.
Marcarlo en circulares electrónicas.
Decirle  que no importa.
Seguir más allá de  suicidios.
Relevar lo material.
Conservar  ingresos
Valorar en 0 los espíritus.

En France Telecom
no fue descuido u olvido
fue un plan de la empresa
había que  forzarlos a marchar
aliviar la planilla de sueldos
si no salen por la puerta
tendrán que  salir por la ventana.

Había incentivos para dar tormentos.
Obtener renuncia tras renuncia.
Empleados que saltan de  terrazas.
Espada en el vientre.
Horror patria de libertades.

Y dónde estaba el sindicato?
Que hacían los Altos Tribunales.
La  insigne Inspección del Trabajo.
Aquella  prensa obrera.
El educado  directorio de la empresa.

En pocos años:  60 suicidios
Cientos de depresiones.
La empresa se vendió con éxito.
Extinguió su marca.
Ahora  gerentes enfrentan la Justicia.


                                                                                   






Decenas de suicidios en  France Telecom.



3 de septiembre de 2016

Abraham Vera Yanattiz

Barrio de Miramar en  1913



Abraham  ha tallado  su destino.
Construirá libertades.
Será Maestro.
Educador de obreros.
Hombre ancestral y eléctrico.
Espíritu guiando los cambios.
Notable  difusor de la   luz.

El Liceo Fiscal  de San Felipe es su vehículo.
Allí bromea con un joven bajo y moreno.
Su amigo Pedro Aguirre  Cerda.
Ellos  gestarán la aurora
Templarán  herramientas de viaje.
Serán bravos guerreros de paz.

Imbuido en su vocación
Dominó  el arte de enseñar
Motivar, exigir, celebrar.
Confiar  herramientas al hombre.
Frenar  avances de la noche.

En Aconcagua abrazó a Mistral.
Estuvo con   Manuel de Lima.
Dio  vida   a Patria y Libertad.
Fue Orador en escuela de  almas.

Vino a nosotros con el primer Liceo.
Concibió una Escuela Nocturna
Sembró semillas de un bosque.
Registró su tiempo y su pueblo.

Arribó a Arica para  seguir enseñando.
Levantar Fuerza y Belleza.
Consagrar su océano al desierto.
Llevar espíritu a la carne.

Más tarde La Serena y Limache.
Allí seguirá  su obra.
Hará despertar  la piedra.
Por fin su Liceo de Obreros.
Taller de Hernán Merino.
Abraham retorna en el recuerdo.



"La Fuerza de las cosas nos empuja dentro de la fiebrosa  vida moderna, y  al dar el definitivo adiós al pasado sólo debemos pedir al caprichoso destino que el esnobismo, la extranjerización , el lujo v el confort no nos hagan perder las virtudes ancestrales que en la América nos hicieron sobrios, fuertes y respetados"

Abraham Vera Yanattiz
"Álbum de Viña del Mar".








Batalla de Petorca





Primavera de 1851.
El futuro  desembarca en Papudo.
Sociedad de  La Igualdad no se rinde.
20 años de Benjamín Vicuña Mackenna.
Carrera Fontecilla al mando de la aurora.
Hijo y padre de héroes.
También morirá en el exilio.

Un día sus abuelos se enfrentaron en  duelo.
Ahora buscan parir libertades.
Hacer, decir, elegir.
Naranjas de Petorca  han subido de precio.
No nacieron para vivir de rodillas.

Pero el invierno  tiene guardianes.
Cañones.
Aplastante realidad del acero.
Se retiran frustrados los valientes.
Volverán una y otra vez con sus sueños.









José Casas Castro, La Revolución de Los Libres.

Benjamín Vicuña Mackenna, El Ostracismo de Los Carrera.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!