23 de septiembre de 2014

Sombra





Soy la sombra.
Sello del hombre.
Debo mi salario a la aurora.
Cargo frescura de bosque.
Silencio marcado en la tierra.
Bella noche.
Planeta de espaldas al fuego.


En las imágenes, los protagonistas de Casblanca, película rica en juegos de sombra.

22 de septiembre de 2014

Alan Henning



El hombre es la tierra que anda
y Alan mudó su Manchester por el trueno
regalando  zapatos y  ojos
vendas - inyecciones
amor de los suyos
pequeñas unidades de suero
mínimas gotas de rocío
en Siria, un puzzle de fuego.

En lista de rehenes
su cabeza tiene precio de humanidad
propaganda del odio contra el afecto
pequeña moneda en el desierto
otra sonrisa en  llamas
otro caer hacia el cielo.

Su ambulancia
-la misma de Auden y Ravel-
aplacará con ternura la tormenta
porque la primavera ama el invierno
el sol se impone a la noche
y la Alta Luz
busca la raíz del sufrimiento.




Alan Hening, dejó su taxi y su familia en Manchester para sumarse a una caravana de ambulancias que llevó medicamentos a las víctimas de la guerra en Siria.

Su labor le costó el secuestro y está individualizado como el próximo prisionero que será decapitado por Estado Islámico.

21 de septiembre de 2014

Nuestros padres fueron niños



Nuestros padres fueron niños
bebieron luz de sus madres
caminaron con la gran estrella
en sus espaldas
observando largas sombras
y luego la Luna en lo alto.

En la Escuela formaron rondas
aprendieron el idioma de la mañana
llevaron sus nombres
escritos en delantales
jugaron "Paco y Ladrón"
unieron letras
regresaron a casa en tranvía
para leer revistas
o escuchar teatro en la radio.

Mientras ellos moraban su alegría
aún se viajaba en barco
poetas caminaban recto
despreciando las calles
el mundo giraba entre guerras
filmaba deseo y ternura
y buscaba la Luna
con física, dinero y geometría.

Los abuelos de ellos
aún comían charqui
recordaban a Balmaceda
Valparaíso del año 6
abundancia de ballenas
veleros enamorados del viento
marineros con temor
al Cabo de Hornos.





20 de septiembre de 2014

Humanidad del mar.

Retroceden las palabras
y sólo queda el mar
agua derramada sobre cielos
agua en vez de tiempo
hombre hecho de mar.




19 de septiembre de 2014

Isidora y Sofía Valentina

 

 

Isidora y Sofía Valentina

conversan con  vientos de Los Molles.

Aprenden a  elevar cometas

y guían sus colores

sobre naranjos y sauces.

 

Ríen cuando triunfan sobre el aire

y corren sobre prados

siguiendo hilos de Adriana

sonrisas de un ángel

el olor caldúo de las empanadas.




La foto es de mi autoría.

¿Por qué me quieres?



¿Por qué me quieres?
Escribió la primavera en el rostro del viento
y el severo espíritu del aire
guardó transparente silencio.

¿Por qué me quieres?
Murmuró el sol en oídos de  montaña
y las oscuras rocas de la noche
no supieron gritar su ternura.

¿Por qué me quieres?
--desliza tu mirada-
y yo apenas atino a decirte:
"porque me faltas"




La obra hiperrealista es de Bernardo Torres proviene de este sitio.

18 de septiembre de 2014

La Segunda Guerra Mundial en 100 palabras.

Hoy, un poema atacó la Base de Pearl Harbour.Miles de poemas  cayeron como fuegosobre Dresden.Dos libros destruyeron Hiroshima y Nagasaki.Oleadas de canciones atacaron Berlín o invadieron Varsovia y arrancaron la cabeza a miles de voces dormidas.En Auschwitz: gas y fuego sobre poemas que aún son niños, madres,  ancianos.


17 de septiembre de 2014

Nuestra gente camina entre montañas




Dicen que no tengo identidad indígena
pues no hablo el idioma de los montes
no canto mi amor a la Luna
y jamás sembré  sandías
en pequeñas vegas
que tornan fecunda la piedra.

Pero el abuelo de mi abuelo
se llamó Juan de la Rosa
y sus hijos habitaron Potrerillos
Copiapó - Freirina
parajes de Argentina
y el  viejo  Valle del Huasco.

Allí improvisaron bagualas
caminaron desiertos
fueron tren de acero
música - danza
seres que amaron el viento.

En nuestros nombres
llevamos  marca del encomendero
nos seduce la Vidala y su nostalgia
memoria atada a pequeñas frases
milenario caminar entre quebradas
nuestra tribu respirando allá en lo alto.




En  el video, Vidala de La Sombra, compuesta por Julio Santos Espinosa e interpretada por Atahualpa Yupanqui.

Bordón es un típico apellido de la Etnia Colla,  comunidad indígena que  habita a ambas bandas de la Cordillera de Los Andes, en Argentina,  Chile y Bolivia.

Perseguidos en la Argentina, muchos de ellos se asentaron en Chile, a fines del Siglo XIX.

Esta semana, comencé los trámites para recuperar mi  identidad  Colla.

16 de septiembre de 2014

Junto al árbol de lluvia



Junto al árbol de lluvia
existe una mujer desnuda
humedad - premura
aire de hierbas y vulvas.

Junto al árbol desnudo
existe una mujer de lluvia
senderos - poemas
tiempo creciendo en la bruma.

Junto al árbol que sueña
hay una mujer que triunfa
mudo quehacer de su cuerpo
agua cargando la vida.






Amanecer en Recreo

Ella, la Araña
Antes del amanecer
casi concentrado en empresas y quehaceres
el antejardín me habla:
mi araña preferida
ha dejado un hilo con su presencia
la luna se acerca aún brillante
y el mar con sus manos de bruma
toca mi rostro y mi luz.


La imagen proviene de Bloggesa

15 de septiembre de 2014

Invierno de 1986






                                                                  A Carmen Gloria y Rodrigo.

2 y 3 de julio de 1986.
Chile invadido  protesta.
Uniformes y rostros pintados.
Barricadas. Banderas.
Desobediencia.
Nunca más tendremos 18.
Extensa y cara libertad.
Adultos al primer invierno.

Helicópteros y focos.
Balacera.
Sobre el silencio:  ocho muertos.
Carmen Gloria y su vida  correcta.
Rodrigo infinito en su madre.
Todo lo próximo: incierto.
Tempestad devorando el poema.

Presente.
Cada minuto necesita un hombre.
Abrazos.
Juez ignorando  su sombra.
Bendito Maestro de Escuela.
Fotógrafo.
Abuela enlazando  memorias.
Libertad con su cuerpo de fuego.




La fotografía de Carmen Gloria Quintana proviene del Museo de la Memoria.







14 de septiembre de 2014

Invierno



Tiene razón el invierno
al querer ser primavera.
Pero el frío lo hizo invencible
y la lluvia se hizo luz
en su entraña.

Ahora parirá el deseo.
La danza.
Rubor en las frutas.
Nuevos seres en el bosque.
Esperanza dibujada
en nuestras caras.


El dibujo es de Amazing During Dolenjashvili.

13 de septiembre de 2014

Ser papá

Tras ser niño,
me ha encantado ser papá.
Viajé con ella
en el Argos.
Nadé. Aprendí música.
Fui panadero y chofer.
Enfermero. Actor.
Hombre del alfabeto.
Otro espíritu jugando.
Portavoz de Goya y Caravaggio.
Comisario.
Aprendiz de psicólogo.
Ser enamorado de su sol.


La imagen proviene de www.express.com.pe

12 de septiembre de 2014

El espíritu envejece peor que la carne




El espíritu envejece peor que la carne.
De pronto marchas contra el infinito
y luego humedeces tu cigarro
en agua clara
o cambias tu ternura
por un yate
o un chaleco azul.

Hoy golpeas el tanque con copihues
y mañana escondes
tu  moneda de plata
la tierra sembrada
el aire olvidado
tu acero de luz.

Mi espíritu envejece peor que mi carne
me aplasta  aquello que cargo
lo que poseo
la pequeña paz que defiendo
mi futuro de oro
en una tumba azul.


En esta entrada converso con el poema y dibujo de Patti Smith "A Rimbaud".

La imagen proviene de este sitio.



11 de septiembre de 2014

El espíritu de Chile


11 de septiembre y envié a mi hija a clases.
En símbolos, cruzará Pisagua,
La Moneda, Cerro Chena, Londres 38,
Villa Grimaldi, Peldehue, Tejas Verdes,
Simón Bolívar, Belloto, Isla Dawson,
Navíos Maipo y Lebu,
Agua Santa, Chacabuco,
Tres y Cuatro Álamos, Calama,
Regimiento Arica, Cárcel de Temuco,
Academia de Guerra Naval, Estadio Chile,
Estadio Nacional, Buque Escuela Esmeralda,
Universidad Técnica Federico Santa María,
Isla Quiriquina,  Quillota,  Colonia Dignidad,
Chiuhío, Coñaripe, Lonquén,
Neltume, Liquiñe, Calle Conferencia,
José Domingo Cañas, Punta Arenas, Roma,
Buenos Aires , Washington D.C. ,
helicópteros sobre olas y viento.

En símbolos, lleva memoria de su pueblo
y la estrella de paz que nos envuelve.






La fotografía proviene de www.educarchile.cl

10 de septiembre de 2014

Patti Smith



















Con Patti Simth  tuvimos algo.
Ella  borró y  bordó el fuego.
Yo  amé su viaje
y su guitarra verde.

Cierta tarde
nos bebió un ángel azul
hasta dejarnos vacíos de sueños
elementales
duendes de hierba
en borde del cielo.

Cierta tarde Eva  regresó del viento
y desnuda visitó  nuestros cuerpos
cantó  notas del  día
marchitó su rosa
compartió su leche.


Este texto conversa con  la artista norteamericana Patti Smith en:



SÉPTIMO CIELOOh Rafael. Ángel de la guarda. En el amor y en el crimen
todo gira en torno al siete. siete compartimentos
en el corazón. las siete elaboradas tentaciones.
siete demonios modelados a partir de María Magdalena puta
de Cristo. Los siete viajes maravillosos de Simbad
pecado / malo. Y el número siete marcado para siempre en
la frente de Caín. El primer hombre tocado por la gracia divina.
El padre del deseo y del asesinato. Pero no fue el suyo
el primer éxtasis. Tengamos en cuenta a su madre.

De Eva fue el crimen de la curiosidad. Como dice el
refrán: mató al gato. La manzana podrida que echó a perder
el resto. Pero seguro que no era una manzana. La
manzana parece un culo. Es fruta de maricas.
Debió de haber sido un tomate.
O mejor aún. Un mango.
Lo mordió. ¿Debemos culparla? ¿Insultarla?
dulce perra desgraciada. quizá la historia vaya más allá.
imaginemos a Satán como a un semental.
tal vez ella tuviera las piernas abiertas
satán se mete entre ellas como una serpiente.
se abren más
se sube por los muslos
se frota contra el clítoris un rato
algo más que el árbol de la sabiduría estaba a punto
de ser engullido. ella se sacude el primer escalofrío
jardín del placer del placer
¿se arrepintió?
¿somos niñas alguna vez?
el sexo ¿estuvo bien?
sólo dios lo sabe.





El primer retrato de Patty Smith proviene de www.loud.cl
El segundo proviene de www.losojosdehipatia.com.es
El tercero proviene de www.ilovefreeconcerts.com

9 de septiembre de 2014

Mujer desnuda cuida marido de otra



Mujer desnuda cuida marido de otra.
Pide media primavera.
Cine en tardes de lluvia.
Los tres en un viaje de fe.



La obra de Zinaida  Serebriakova proviene de este sitio.

8 de septiembre de 2014

¿Qué será de los niños que fuimos?



¿Qué  será de los niños que fuimos?
¿Dónde quedó la tierra en que rodamos?
¿Dónde oscuridad  y  ruidos?
¿Dónde la rana que amamos?

Imagino una flecha disparada a septiembre
volantines elevando el asombro
bicicletas
otras manos en mi rostro
limones
verano besando  nuestros sueños.

¿Cuándo trocamos la aurora por un beso?
Calma por un viaje a otro cuerpo.
Mi rosa por tu nombre en  el viento.
El siglo - por aquel -"tu momento".




Este texto conversa con Enrique Lihn en:






LA PIEZA OSCURA
La mixtura del aire en la pieza oscura, como si el cielorraso hubiera amenazado
una vaga llovizna sangrienta.
De ese licor inhalamos, la nariz sucia, símbolo de inocencia y de precocidad
juntos para reanudar nuestra lucha en secreto, por no sabiamos no ignorábamos qué causa;
juegos de manos y de pies, dos veces villanos, pero igualmente dulces
que una primera pérdida de sangre vengada a dientes y uñas o, para una muchacha
dulces como una primera efusión de su sangre.
Y así empezó a girar la vieja rueda -símbolo de la vida- la rueda que se atasca como si no volara,
entre una y otra generación, en un abrir de ojos brillantes y un cerrar de ojos opacos
con un imperceptible sonido musgoso.
Centrándose en su eje, a imitación de los niños que rodábamos de dos en dos, con las orejas rojas
-símbolos del pudor que saborea su ofensa- rabiosamente tiernos, la rueda dio unas vueltas en falso como en una edad anterior a la invención de la rueda
en el sentido de las manecillas del reloj y en su contrasentido.
Por un momento reinó la confusión en el tiempo. Y yo mordí largamente en el cuello a mi prima Isabel,
en un abrir y cerrar del ojo del que todo lo ve, como en una edad anterior al pecado
pues simulábamos luchar en la creencia de que esto hacíamos; creencia rayana en la fe como el juego en la verdad
y los hechos se aventuraban apenas a desmentirnos
con las orejas rojas.
Dejamos de girar por el suelo, mi primo Angel vencedor de Paulina, mi hermana; yo de Isabel, envueltas ambas
ninfas en un capullo de frazadas que las hacía estornudar -olor a naftalina en la pelusa del fruto-.
Esas eran nuestras armas victoriosas y las suyas vencidas confundiendose unas con otras a modo de nidos como celdas, de celdas como abrazos, de abrazos como grillos en los pies y en las manos.
Dejamos de girar con una rara sensación de vergüenza, sin conseguir formularnos otro reproche
que el de haber postulado a un éxito tan fácil.
La rueda daba ya unas vueltas perfectas, como en la época de su aparición en el mito, como en su edad de madera recién carpintereada
con un ruido de canto de gorriones medievales;
el tiempo volaba en la buena dirección. Se lo podía oír avanzar hacia nosotros
mucho más rápido que el reloj del comedor cuyo tic-tac se enardecía por romper tanto silencio.
El tiempo volaba como para arrollarnos con un ruido de aguas espumosas más rápidas en la proximidad de la rueda del molino, con alas de gorriones -símbolos del salvaje orden libre- con todo él por único objeto desbordante
y la vida -símbolo de la rueda- se adelantaba a pasar tempestuosamente haciendo girar la rueda a velocidad acelerada, como en una molienda de tiempo, tempestuosa.
Yo solté a mi cautiva y caí de rodillas, como si hubiera envejecido de golpe, presa de dulce, de empalagoso pánico
como si hubiera conocido, más allá del amor en la flor de su edad, la crueldad del corazón en el fruto del amor, la corrupción del fruto y luego... el carozo sangriento, afiebrado y seco.
¿Qué será de los niños que fuimos? Alguien se precipitó a encender la luz, más rápido que el pensamiento de las personas mayores.
Se nos buscaba ya en el interior de la casa, en las inmediaciones del molino: la pieza oscura como el claro de un bosque.
Pero siempre hubo tiempo para ganárselo a los sempiternos cazadores de niños. Cuando ellos entraron al comedor, allí estábamos los ángeles sentados a la mesa
ojeando nuestras revistas ilustradas -los hombres a un extremo, las mujeres al otro-
en un orden perfecto, anterior a la sangre.
En el contrasentido de las manecillas del reloj se desatascó la rueda antes de girar y ni siquiera nosotros pudimos encontrarnos a la vuelta del vértigo, cuando entramos en el tiempo
como en aguas mansas, serenamente veloces;
en ellas nos dispersamos para siempre, al igual que los restos de un mismo naufragio.
Pero una parte de mí no ha girado a compás de la rueda, a favor de la corriente.
Nada es bastante real para un fantasma. Soy en parte ese niño que cae de rodillas
dulcemente abrumado de imposibles presagios
y no he cumplido aún toda mi edad
ni llegaré a cumplirla como él
de una sola vez y para siempre.
Enrique Lihn.




El retrato de Lihn proviene de este sitio. 

7 de septiembre de 2014

Carolina Leal Egaña


Carolina es  primera certeza.
Ocurre que  abraza montañas.
Dialoga con ásperos vientos.
Infinita. Ligera.
Azul como aire de lluvia.

Un recuerdo de humanidad crece en su centro.
Cientos de seres viajando en veleros
Sembrando.
Cruzando entre libros y estrellas.

Ahora ella nombrará el futuro.
Besará ojos de otro otoño
y  será memoria en nuevas auroras
poema contado con ternura.




6 de septiembre de 2014

De Creta a Verona

Dédalo limaba las uñas de Icaro.
Explicaba el arcoiris
La noche
El raudo andar  de los trenes.
El amor del invierno  por el viento.

En Verona, su hijo encontró el laberinto
y rápido desplegó su corona
- es tan grande el placer de los cielos-
tanta luz de aquel cuerpo
tanto el pesar de su ausencia
tan libertaria la muerte.


La escultura sobre Dédalo e Ícaro, es de Rebeca Matte.











Poema dedicado a mi sobrino Vasco.

5 de septiembre de 2014

Mujer con sombrero verde



Bajo mis labios y en la raíz de mi sombra
llevo escrito: Cony Manríquez.
Aparecen sus ojos en la palabra ternura
en siglos que arrastra la aurora
en voces: "Tomás y Florencia"

Un ángel  la puso sobre mis hombros
y  caminé un siglo bajo sus montes
yo alegre  con mi cuerpo de viento
ella de pelo largo y sombrero verde.


La obra de Picasso "Mujer con un sombrero verde", proviene  de este sitio.



Cien años de Nicanor Parra




 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nunca nací en San Fabián de Alico.
No parí  la primavera.
No escribí .
No olvidé  mi tierra.
No aplasté mi aurora.
No bebí el siglo en su copa  verde.
Lo cierto es que fui imaginario.
Ángel y Víbora bajo el mismo otoño.
Ruso como Hamlet.
Sobreviente a mi propio nombre.

Partí el  viernes  para regresar un  nunca.
Voy y vuelvo, prometí a la muerte
a mi tumba
mis  hermanos
y al siglo que tragó mi sombra.
Lo cierto es que soy un hombre.
Cien años me han hecho gigante.
Hay libros y ciudades en  mi cuerpo
mar , cueca,  temblores
vulva del tiempo
cien hombres riendo en mis ojos.



La fotografía proviene de El Pais.

 

4 de septiembre de 2014

Biblioteca Popular Diana Aarón


Con sólo siete libros, este 4 de septiembre hemos constituido la Bibiloteca Popular Diana Aarón.
Se trata de una pequeña estantería abierta, ubicada en la Secretaría de la Subsirección Médica, en que cada ser humano puede dejar, llevar y retornar libros. (1)
Nace un día 4 de septiembre, en que recordamos la última elección presidencial efectuada en nuestra Antigua Reública y un día antes del Centenario de Nicanor Parra.
Su nombre recuerda a la periodista y trabajadora de Quimantú, Diana Aarón, que dedicó su vida a luchar junto a los más desposeídos para obtener educación, libertad y condiciones dignas de vida, recibiendo a cambio tortura y muerte.
Les pido que dinfundan esta iniciativa, que hagan uso de los libros y que aporten muchos más, para que la memoria, la alegría de compartir y la humanidad, florezca en nuestro lugar de trabajo y en nuestro país.

 
 
(1) Dirección del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota, ubicada en Von Schroeders 392, Viña del Mar.
 

Nicanor Parra cumple cien años




Nicanor Parra cumple  100.
¡Haced esa hijos míos!
21 al incendiarse España.
25 al rendirse París.
59 la fecha que no nombro.
86 el año de tres ojos.
100 tras bailar su flor de cueca.

Hacedlo teniendo ocho hermanos
Hacedlo entre Víboras y Cristos
Sin comenzar ni terminar
Alzando la vida contra la muerte

Romped aguas en el Ñuble
Corred desde Sarajevo y Elqui
Sed poema lleno de sal
Verdugo del tonto solemne
Arquitecto al interior de la palabra.

Seguid naciendo
Hacedlo en la Universidad de Todos
porque Valparaíso se hunde para arriba
Violeta lleva su delantal manchado de maqui
y los Presidentes siguen ahorcados en las calles.


Recreación del poema que escribí para los 99 años.
La fotografía proviene de www.elpais.es
Mañana, como corresponde, publicaré un poema especial para la ocasión.

Sueño y Realidad





Veinte minutos desde la puerta de mi casa al trabajo
A mi izquierda la playa desnuda de gente,
buses, eterno poema del agua,
Ximena y Sandra esperando sus abrazos.

Pende primavera de estos  árboles
y me sigue el sueño de hace pocas horas
tan real esa clase de yoga
los besos, sus ojos
un camino distinto a su casa.

Le pregunté si era real o era sólo aire
y me convencí que era cierto
hasta despertar temprano en su cama
y emprender el camino de la playa.





La fotografía proviene de www.murosquemiranalmar.org

3 de septiembre de 2014

Preludio a una entrevista con Oliverio Fullerton



Imagine  usted un hombre de bigotes
únicamente igual a sí mismo
irónico en Juzgados de Provincia
apasionado cuando ya no se estila.

¿Qué poema lo ilumina?
Acaso sus padres en inviernos de lluvia.
Romance en jornadas de bosque.
Navío en aguas de ballenas.
Chile niño de 1950.

Y su memoria.
¿Sobre qué libros apoyó su inocencia?
¿Qué labios lo dejaron herido?
¿Logró contener su horizonte?
¿ Por qué lo aman sus hijas ?

Pronto voy a conversar con él
y liberar un poco de su leyenda
su meritoria insolencia
su espíritu que ríe y brinca
lúcido Voltaire
célebre duende del siglo.


La fotos provienen del perfil facebook de Ana   Fullerton.








2 de septiembre de 2014

Ser papá




Ser papá.
Caminar mil pasos
hasta la raíz del sueño.
Amar mamaderas tibias.
Volver a girar sobre el piso.
Caminar museos cargando una estrella.
Ser niño y gigante.
Cocinero de fresas y alcachofas.
Lector de cuentos.
Gran Abrazador.
Sereno en hospitales.
Maestro de semáforos.
Fiscal de tareas.
Besador de cachetes y frentes.
Hombre impulsor de sonrisas.

1 de septiembre de 2014

gros et fin


Animada por su fuerza
alcé  ojos de cálido asombro
y ví en letras de aurora: "gros et fin".
Luego mi cuerpo buscó su sitio
y bajo nuestros signos
abrazamos el destino
dos idiomas y  tres ríos
izquierda en ciudad de Paris.

Ella y yo  fuimos naves de plata
grandes espíritus del libro
mujeres caminando sobre nubes
eternas sobre mesa de oro
realmente vivas
gratas amigas del vino
ensambles de humanidad
música antes del ruido
Ménière
mi mano buscando la muerte.







En Ciudad de Mujeres podrán encontrar una reseña de la vida de Adrienne Monnier y Sylvia Beach, y, la fuente de la fotografía empleada, en que Joyce acompaña a las famosas libreras.

31 de agosto de 2014

Sylvia Beach

El oficial nazi ha llegado de compras.
No conforme con robar la primavera.
Quiere el libro en que nace mi aurora.
- pero yo no lo vendo-

no dibujo mi pena en sus botas
no entrego mi sol a su sombra.

Así  el libro me llevó a la cárcel.
Shakespeare y Co.
es algo más que una tienda.
y no soy delgada ni frágil
cruzo muros de laberinto.
defiendo el poema en que habito.
soy espíritu antes que cuerpo.




En la primera fotografía, Sylvia Beach junto a Adrienne Monnier. Ambas fueron amigas, amantes y libreras en el Paris de entreguerras. Proviene de este sitio.

En la segunda, Sylvia Beach junto a James Joyce, el autor del libro que motivó la disputa con el oficial.
Proviene de este sitio.


30 de agosto de 2014

Maestra de Primer Grado





 A Charlotte Lafitte.

De niña, mi casa fue la poesía.
François Villon dibujó su flor
en mi mano izquierda.
Fui tambor y nombre del viento.
Trazo y voz de una estrella.
Hermana secreta de  Ea.
Cielo  abrazado a la hierba.

Ahora cruzo la  tierra de Ñ
Soy   B y  A
Puerta del Templo.
Mujer hablando al Minotauro
Voz en Cofres de Pandora
Yo niña,  regresando a otras rondas.
Gabriela escribiendo mi huella.

Soy Prometeo y enseño respeto
trabajo en liberar otros fuegos
anuncio el poder de la lluvia
revelo voces en formas fenicias
siembro  luz  en seres de viento.




Este año, Charlotte enseñó a leer y escribir a Isidora.
Hopper siempre encuentra la manera de encantarnos con la soledad de la mujer moderna.



Megumi Yokota








1977

Robar a Megumi desde su cielo.

Manos de sombra en Isla de Nieve.

Octavo Básico.

Cadenas en barco secreto.

Otra desaparecida.

Tormenta de odio sobre sus trece sueños.

La niña cantando a pesar de la niebla.


Tras 17  siempres:  ¿la muerte?

En Palacio su verdad  no cuenta.

Poder  al  precio de un cuerpo

 cien personas

sencillos rehenes del viento.


En su patria  el silencio

pequeño incidente

amor se besa con prudencia.



Dos vidas después: el reencuentro.

Cerca de Ulan Bator cobra rostro el secreto.

No aparece Megumi sino su hija

y la hija de su hija

brotes de  árbol perdido

ecos de un canto en la niebla.






Megumi Yokota fue secuestrada a los 13 años por el régimen norcoreano al igual que muchos otros japoneses.

Informes oficiales expresan que se suicidó en 1994. Sus restos fueron enviados  a Japón  y la pericias de A D N no lograron confirmar su identidad.

Gracias a permiso especial,  la hija y la nieta de Megumi conocieron a sus abuelos en un vigilado encuentro realizado en Mongolia.


Las fotografías de Megumi y su hija proceden de www.elpais.es



29 de agosto de 2014

99995480838888


Leí en ti la primavera
labios  celestes de playa
agua en tu  sonrisa
aire  enamorado de tu cuerpo

El futuro fue ayer

Pequeño encuentro

De ti, sólo conozco el cielo.
No tu cuerpo erizado.
No el amor de tus ojos.
No tu grito de hembra.

De ti, sólo conozco el vuelo.
No el vaivén de tu cama.
No la raíz de tu sombra.
No el licor de tu centro.

28 de agosto de 2014

Pasado, Futuro y Presente




Perséfone  ha mordido su granada
el flautista llora bajo  tierra
el recuerdo no puede abrazar la realidad
Ariadna ha besado vino y  luz.

Dédalo observa el horizonte
y en dos segundos: lo traspasa
- Borges  duerme en Cubana de Aviación-
Bombas sobre Tomás Moro
El Lunes dibujando su semana
Verne en Tréveris
Ludwig  escribiendo primaveras
Prometeo libre y vuelto a encadenar.

Hallaj y Rumi nos piensan
escriben la belleza del ahora
serena  gratuidad  de la mañana
agua corriendo en Granada
mujer vestida de blanco
grandes ojos de mi hija.




En la imagen, "El rapto de Perséfone", de Bernini.

Proviene de este sitio.

27 de agosto de 2014

Nacimiento de Septiembre









Alguien está pariendo septiembre.
Quizás niños en quebradas de aire.
La Cañada con sus alas de pueblo.
Nemesio Antúnez
Cierta claridad de la aurora.
El año combatiendo su muerte.





La obra de Nemesio Antúnez proviene de este blog.

26 de agosto de 2014

Siempre

Siempre  estoy allí y contigo
crezco en humedad de tu pubis
me llamo sol como tu boca
vértice claro de tus senos
Luna sobre monte de Venus.




Fotografía de Duane Michals.

25 de agosto de 2014

Nacer de la vida





Nada nace de la muerte
Ni siquiera septiembre en su viaje de vientos.
No ocurrió contigo.
Ni con la rosa dormida en su estaca.
Ni con tu beso que crece en mi memoria.



Los retratos de Matta, Lihn y Ruiz son de Luis Poirot.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!