31 de octubre de 2006

Amla, mi profesora de yoga





Amla, mi profesora de yoga, tiene un poder especial . Irradia una energía que calma, que conecta con el mar, con la fuerza atronadora de la tierra, con el encanto delicioso de la brisa.

Mi relación con ella es rica en sincronismos. Su nombre es el reverso de Alma, sus caricias - reiki – están destinadas a la sanación, mis días junto a ella, están colmados de azul.

Una mañana, llegó a mi vida montada en una bicicleta – su vehículo de uso cotidiano- para solicitar asistencia en un juicio de familia a cambio de clases de yoga y reiki.

Fatal, me dije a mí mismo. ¿ De qué me pueden servir unas clases de yoga y ese extraño reiki?. Seguro que me aburro como una ostra, pensé descreído.

Sin embargo, nunca he cobrado un mejor precio por mi trabajo. Mi cuerpo se ha hecho amigo del mar, del sonido de las campanas durante las sesiones de energía, del sol, de la ternura de mi maestra.

El arte de Amla escapa a las prolijidades de la razón, es natural como la fuerza de la corriente; como la presión de las piedras sobre nuestros pies; como el saludo al sol en un amanecer de primavera; como los cantos rituales del amanecer.

Un secreto. Ella usa cintillos distintos cada día. Cintillos de guerrera, que defienden su natural pureza de los líos, intereses y entuertos de la ciudad cotidiana.

En verano, subiremos al Alto Bio Bio, nos alimentaremos de bosques, de amistad, de luna, de fuego.


En el jardín de Amla,
el agua está siempre corriendo,
los niños hacen rondas,
ríen, dan saltos,
se esconden entre los árboles y los músicos.

Mientras tanto,la primavera los busca,
invisible,
ataviada de perfumes intensos,
extasiada de tanta alegría,
bendita del viento,
bendita del mar.

En el jardín de Amla,
los colores - muy serios- saludan al sol,
la arañas sirven la mesa,
las pipas dejan un humo de flores
y la Luna toma su sueño,
dichosa de tanta ternura,
de la danza, de la fiesta.



La foto es de esta mañana, en nuestra sesión de yoga habitual en la playa.
El poema, acaba de nacer, todavía lleno del aroma de su jardín.


Hice un sitio para Amla, en que aparecen sus datos.

Su dirección es http://sufisdanzantes.blogspot.com

26 de octubre de 2006

estamos hechos de poesía


Próspero, símbolo Shakespereano de la conciencia del artista: de su poder; de su capacidad de sentir con el otro.


Cuando me tocó dirigir una pequeña oficina pública, una de mis prioridades fue mejorar el nivel de vida de los trabajadores de aquella repartición: dos abogadas, cuatro secretarias, tres oficiales administrativos y una auxiliar de aseo.

Los paseos se trasladaron de Fantasilandia a los museos; el amigo secreto comenzó a regalar libros; se encomendaron a los funcionarios pequeños trabajos sobre ética y celebramos el día internacional de la mujer – la gran mayoría de nuestro personal – con una instalación desarrollada por nuestras propias compañeras.

Poco podía hacer por mejorar sus humildes ingresos, pero tenía a mi disposición toda la magia de las artes para construir – en conjunto con ellos - un hogar de trabajo agradable y sonriente.

Claro, también nos dedicamos a los temas propios del derecho: estudiando, enseñando y defendiendo los derechos de las personas en salud; creando un sistema de defensa para los más de tres mil funcionarios de nuestro Servicio; eliminando trámites innecesarios; y sistematizando el seguimiento de los procesos judiciales.

Las artes, constituyen un diálogo infinito de las almas. Al sumergirnos en su profundidad, rescatamos nuestro propio espíritu de la soledad y se acentúa en nosotros el sentimiento de que somos en el otro, aquel que nos habló en un poema, en una melodía, en un juego de colores sobre el atardecer.

Miremos la claridad entre la humareda.- ¿Cuánto de Víctor Jara llevamos en nuestra alma?; ¿Cuánto de la alegría de Mozart? ; ¿Cuánto de la pureza de Ana Frank?

Estamos hechos de poesía y tardamos mucho en darnos cuenta.

Tú eres Víctor y estás junto a las luces y violetas,
amasando el pan de cada día
y llevando esperanza a los que trabajan y sueñan.

Tu canto sigue junto a los obreros,
porque eres poeta del amor en movimiento,
de la justicia y del mañana.

Cuando los verdes prados se iluminan,
cada botón y cada gracia
nos recuerda tu rostro...Víctor Jara.

Cada palabra que mi hijo aprenda
llevará un poco de ti y tu fortaleza,
porque eres la dignidad de Chile...Víctor Jara.

Cada aurora,
el sol saludará al día pronunciando tu nombre
y en las cárceles, escuelas y campos,
se escuchará tu canto,
porque eres la razón y el amor...
querido hermano...Víctor Jara.





Este poema lo escribí en 1995, mientras cocinaba. ( Mis zanahorias quedaron llenas de lágrimas)

10 de octubre de 2006

"De Visita: Smoked Eyes".





Ella es una poeta. Una mujer que conecta su cuerpo, su alma y sus palabras.



Me quedé de una pieza, admirando la honestidad con la que habla de sus deseos, sus gustos, los océanos de su carne.



Recuerdo haberla visto de niña en el patio del colegio; haber palpado su preguntas en la antesala de un juicio y haber notado su figura neutral en medio del noticiero de las diez.



Pero sólo en sus páginas, traspasé el umbral de las multitudes y sentí el aroma melancólico de su alma; su portentoso amor por las letras y el cine; su apego a la aventura, a lo mágico, a la belleza de lo humano.



De ella, les dejo dos instantes esclarecedores.



Despedida
Sucede que me quedo inmóvil, con ese aleteo desesperado que la ansiedad a veces te agita por dentro... pero aún así las palabras no salen de mi boca y no te hablan, no te escriben, se esconden en los escondrijos

Pero quisiera decirte que hasta el mas pequeño gesto provoca un efecto en los otros, en el otro, hasta de mí que me creía blindada de aquellas pequeñas y filosas trampitas.

Eras uno más entre los demás, jamás memoricé tu nombre, ni reparé en la expresión de tus ojos, pasaste muchas veces a mi lado y jamás se me ocurrió oler el aroma de tu piel que dejabas al caminar.(soy experta en ello)

Pero de pronto te comenzaste a dibujar, emergiste entre los miles de muchachos que hay parecidos a tí, comenzaron las cartas, las llamadas, completaste con genial maestria algunas de mis oraciones inconclusas, de mis citas favoritas, me hablaste del vodka blanco , me pediste que te mirara a los ojos en forma perentoria y desesperada cuando hicimos el amor...
y entonces te saqué del montón, de la pasta uniforme de personas con las que me muevo a diario.Y me aferré a tu piel, al olor limpio a camisa planchada, al dibujo travieso de tus tatuajes, a tu voz entre pendeja y aguda y comencé a soñar descabelladas historias de pasión, hasta te hablé de Buenos Aires, de La Habana...

Afuera llovía despacio, hacia frío, había una luz azul en la ventana. Me mostraste tus escritos, tus fotos y era hermoso imaginarme así contigo, todas las noches revisando el trabajo del día con el computador en la cama, comentando las anécdotas y las mediocridades de un día de trabajo.

Nos despedimos tarde, todavía llovía, pero .... desconcierto, no miraste jamás para atrás .. ¿era tu despedida?

No volví a saber de tí, insistí un poco, pero no soy muy valiente en esto de buscar a quien no quiere ser encontrado...

De a poco las cosas comienzan a decantar, trato de acordarme del olor de tu piel y no puedo, solo me acuerdo de tu grito: "¡¡¡mírame a los ojos!!!" y todavía me estremezco, sé exactamente cuando aparecerás, se cuándo me miras de reojo, veo tu deseo...

Pero estoy tratando de devolverte a la masa uniforme de gente que me rodea, al anonimato en el que estabas antes, a mirarte y poder sonreírte, a tenerte cerca sin tener que comenzar a temblar y sabes? Ya lo estoy consiguiendo, (eso espero) claro que para ello ya elegí otra sombra que comienza a hacerse luminosa a mis ojos.



Cuando nos encontramos.



Estábamos nerviosos ambos,
pero decididos
tuve que tomar algo fuerte, tú también...
afuera ladraban los perros
y la noche se arrastraba silenciosa y espesa.
Me tomaste en brazos, casi como una niña
y nos arrastramos al fondo del acantilado
sin pensar en las obvias consecuencias
de este juego demencial, pero inevitable
los perros seguían ladrando
alguien ordenaba un ropero
y la música.... era....?
nos reíamos, nos estremecimos
el contraste de mi piel blanca y la tuya oscura y tatuada
nada me importo más
que conocernos así
mirando la oscuridad y la luz de la ventana de tu habitación
y reírnos...y acordarnos
y mirar el techo
y luego dormirnos
enlazados, pero temerosos
que llegara la mañana gris y lluviosa
que finalmente llegó
que nos devolvió a nuestras vidas
que me permitió sólo besarte levemente
antes que te alejaras
o que yo huyera
de la neblina que me obstruía la garganta.





A esta periodista misteriosa, pueden visitarla en http://www.smokedeyes.blogspot.com

En la imagen,puede apreciarse a Gaby, cuando fue a mi cumpleaños a regalar besos (Fue un buen regalo). Ahora, vestida con su traje de Sycorax, está a punto de traer una nueva niña al mundo.

Traté de subir su foto personificando a la "Fuerza-Lujuria", del Tarot, pero me ha sido imposible por el momento.

Por favor, no vayan a pensar que Gaby es Smoked Eyes. Mejor, no se pasen rollos, sino que concéntrense en la poesía.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!