29 de mayo de 2007

Pensar la Vida





Pensar la vida como si fuera un juego
y pintar tu rostro en la vitrina de mis recuerdos.

Pensar la vida y beber del cielo un poco de tu alma,
hasta que los cerezos dejen de florecer
y la ciudad se olvide de tantos miedos.

Pensar la vida y mudarme al reino de tus besos,
el lugar donde siempre es primavera
y tus deseos habitan el rubor de mis silencios.

Pensar la vida y ponerle nombre al tiempo,
Para inventar los días, para sentir tu cuerpo.


Este poema, lo mismo que "Me gustas porque eres dulce", está escrito para María Victoria, una musa previa a Alma, con la que sólo cruzamos miradas y abrazos.

En realidad, MV se parece a Ingrid Bergman.

La foto proviene de este sitio: http://www.hollywoodcultmovies.com/html/ingrid_bergman.html

22 de mayo de 2007

Amanecí despoblado





Amanecí despoblado, pendejo,
con mi mundo tieso
y un dolor preciso en el pecho,
aquel que lleva fragmentos de tu olor
y se disuelve en tu boca
cuando abres mi correa
y bebes de mi cuerpo,
desollándome,
poniéndome furioso de alegría,
dueño de ese instante tuyo
y del infinito caído en un momento.

Me cuesta respirar
y te pienso recostada sobre la cama
mientras tus pezones buscan salir de su sostén,
atrapados en un tiempo de rayo,
pidiendo el abrazo de mis labios,
hasta que el deseo cae líquido
por los pliegues de tu sexo
y mi lengua se apasiona por definir tu
estruendo.

Me muero por entrar
en ese punto de tu urgencia,
cuando sólo yo existo para ti
y tu cuerpo se agita, delgado,
delicado, pidiendo que la tierra
se detenga y beba de ti,
pidiendo que yo sea tu dueño.

(Prófugos del un Aguacero Azul, Valparaíso, 2002)


Este poema es de otro tiempo. De otro Gonzalo.

De uno que quedó atrapado en el reflejo de un rayo y persiste sólo en aquellas letras y en un atiguo escritorio que conservo en mi alma.

Ahora, quise ilustrarlo con esta "Súplica de la Débil Humanidad" para expresar la forma en que una pasión se transforma, se diluye y se convierte en poema.

Se trata ade un fragmento del "Friso de Beethoven", realizado por Gustav Klimt.

11 de mayo de 2007

Para Alicia




Recuerdas?


Abrigado, amado, en el centro de una uva de piel

mis estrellas fueron cumpliendo su programa.

A pesar del invierno, las huelgas.

El país que explotaba.


Mis ojos descienden de tu sonrisa,

mis labios están hechos de preguntas tuyas.


Mis sueños venían escritos en tu silabario

y las manzanas de tu colegio son ahora

el color rojo de mi esperanza.


Recuerdas?


Todas mis sonrisas te pertenecían.

También mis miedos,

mis hambres, mis dolores.


Recuerdas?


Si, yo se que recuerdas.

Se que todavía me llevas en el vientre.

Entre los brazos.

En cada espacio de tu alma.



Para mi madre, Alicia.

1 de mayo de 2007

Bienaventuranzas para Rodrigo

Rodrigo Cisternas. Obrero de Arauco





Bienaventurados los que trabajan porque ellos sustentan la tierra.


Bienaventurados los que perdonan porque ellos hermanan las almas.


Bienaventurados los que rien porque ellos abrazan la luz.


Bienaventurados los músicos porque ellos labran el espíritu.


Bienaventurados los que construyen la paz porque ellos fecundan la alegría.


Bienaventurados los que dudan porque ellos aman la verdad.


Bienaventurados los apasionados porque ellos hacen un culto a la vida.


Bienaventurados los que sueñan porque ellos regalan la esperanza.


Bienaventurados los desaparecidos porque ellos habitan nuestra alma.


Bienaventurados los desesperados porque viene a ellos la esperanza.



En el día del trabajador, me emociona pensar en las cumbres y en la podredumbre del hacer humano.

Gracias al aporte de Boris, hace poco he conocido la "Cantata de los Derechos Humanos", con música de Alejandro Guarello, letra del sacerdote SSCC Eteban Gumucio, interpretación del grupo Ortiga y narración de Roberto Parada.

En la grabación puede escucharse una introducción del Cardenal Raúl Silva Henríquez.

Me consuela pensar qe las luchas de tantas y de tantos han construido un mínimo de paz para nuestras almas.

Escribí este texto poco antes de viajar a la localidad de Alcohuaz. No imaginé que en los días siguientes, la vida me cobraría la palabra: ahora me pesa expresar "mi verdad", me duele la horrible muerte de Rodrigo Cisternas, el obrero iracundo de Arauco, me falta la risa, me invade la desesperanza.

En Arauco ha muerto Rodrigo Cisternas.

Condujo su ira sobre una tierra de sangre.

La mirada de su hijo no bastó para detenerlo.

Montañas de desesperanza pesaban sobre su alma.

Sus bosques eran montañas de aserrín.

Su verdad era la tristeza.

Decenas de balas le pidieron perdón.

Decenas de balas le hablaron de justicia,

de obreros, de libertad.

Ahora no hay vida en sus ojos.

No hay dulzura en nuestra alma.

Nos hay paz en nuestro pequeño azul.



Clotario Blest cargando la urna de Tucapel Jiménez

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!