24 de septiembre de 2007




Las fiestas han sido largas y adorables.

La hija, su bella madre, la familia y el trabajo, van enredándose en el cielo como una bandada de volantines coloridos.

De paso, la Corte de Valparaíso ha declarado admisible el recurso y Ripley tendrá que explicar su conducta ante los magistrados porteños.

Será esta la primavera de que nos hablaron Vivaldi y Stravinski?






Valparaíso, veintiuno de septiembre de dos mil siete.
Proveyendo a fs.2:
A lo principal, téngase por interpuesto recurso de protección.
Informe el recurrido dentro de ocho días, debiendo adjuntar todos los antecedentes que obren en su poder. Ofíciese
Al primer otrosí, pasen los antecedentes al Señor Presidente para el sorteo de Sala.
Al segundo otrosí, por acompañado.
Al tercer otrosí, téngase presente.
Rol N° 492-2007.-

17 de septiembre de 2007

Ripley, Falabella, Amacenes Paris, La Polar






Hago una pausa entre los volantines, mi estrella y la primavera, para hablar un poco de justicia.

Los trabajadores de las grandes tiendas comerciales chilenas - mayoritariamente mujeres- tienen un sueldo base mensual pequeñito que va entre los 4.000 y los 44.000 pesos ( entre 8 y 80 dólares).

El grueso de su remuneración está compuesto por comisiones, las que les permiten obtener ingresos mensuales que van entre los 150.000 y los 300.000 pesos (entre 300 y 600 dólares)

Se estudia en el Congreso Nacional un proyecto de ley para elevar el sueldo base de estos trabajadores.

Las grandes tiendas, para evitar un mayor gasto en remuneraciones, están actualmente presionando a los trabajadores para que acepten disminuir las comisiones que tienen pactadas.

Es muy problale que muchos de los trabajadores que se nieguen a pactar tales disminuciones, sean despedidos en los próximos días.

Los trabajadores están en pésimas condiciones para defender sus derechos: En cadenas como Falabella se les impide sindicalizarse y en la generalidad de los casos no reciben el importe total de su remuneración, sino que se encuentran completamente endeudados con la misma tienda, que les vende mercaderías y les presta dinero, quebrantando abiertamente la legislación vigente.

Estamos en una situación muy similar a la que vivían los obreros del salitre que recibían su pago en fichas para comprar mercadería a su mismo empleador.

El día 14 de septiembre hemos interpuesto un recurso de protección constitucional para impedir estas presiones respecto de los trabajadores de la Tienda Ripley de Valparaíso.

Es muy importante que la comunidad se entere de que todo el gasto que realiza en estas grandes tiendas se emplea para abusar de los trabajadores y mantenerlos en una situación de dependencia extrema hacia su empleador

Es muy importante que las figuras del cine y la televisión que asocian su imagen a la de estas tiendas, sepan que se trata de empresas en que los trabajadores, lejos de ser personas, son tratados como una partida contable que cada año es necesario reducir.

Estas luchas, son las que realmente vale la pena realizar, aunque resulten amargas, desequilibradas y expuestas al fracaso.

A través de este blog, les mantendremos informados respecto.

Un abrazo para todas y todos.







13 de septiembre de 2007

volantines



Esta tarde compraré hilo del cero y varios volantines portadores de nuestra estrella.

En aquel papel de aire, escribiré mensajes a mi hija, antes de recostar mi cabeza sobre la primavera.

Le hablaré de nuestra ciudad que encumbra y estalla para hacerse infinita, accesible sólo a los corazones y a los rayos nuevos del amanecer.

Le contaré de los veleros que viajan hasta nuestros sueños, de su tatarabuelo que llegaba nadando a la ciudad para eludir a la policía y de los dedales de oro que cubren con su magia este mes de septiembre.

En estos días de fiesta, voy a robarme un poco de cielo, el mismo viento de siempre besará nuestros rostros con su boca transparente y mi hija danzará en su montaña interior como si pudiera ya correr tras su cometa.

Este 18, mi alma tendrá sabor a viento y aunque la noche sea alegre en la fonda de los travestis, pediré perdón a los que sufren por tanta alegría que llevo adentro.

La imagen corresponde a un disco de Los Jaivas publicado en 1970.

11 de septiembre de 2007

Salvador Allende




Conocí a Salvador Allende en una época en que mi relación con lo público tenía como principal fuente a la Televisión, la casita de madera en que habitaba Pinpón.

Lo que recuerdo del gobierno popular es la gente saltando en la pantalla al grito de ¡Tira pa arriba UP! y los viajes a comprar carne en Quebrada Alvarado.

Un día llegó el Presidente a mi jardín infantil en Valparaíso, ubicado junto al Liceo en que él estudió .- Otra tarde visitó las cabañas de nuestro veraneo en Maitencillo, me tomó en brazos y acarició mi rostro embarrado.

Una mañana, a fines de invierno, escuché su discurso en la radio, luego, las mismas palabras llegaron muchas veces hasta mis oídos en un viejo cassette que guardaba mi madre.

8 de septiembre de 2007

Vestal




Vestal

Vestal, hay fuego templando tu alma,

el horizonte perdura en tu cuerpo,

los océanos murmuran en tu mirada.


Vas…. con ternura de niña

enamorando las ciudades,

aprendiendo de lo masculino,

devorándolo, superándolo,

dominándolo como si fuera un auto

o un artefacto de chips y diseño.


Vas viajando hacia lo profundo

hacia tu propia explosión azul,

hacia un reino de bares,

teatro,

tango y guitarra.


Vestal, tu pureza es atardecer,

hebra de mis poemas,

remedio de tristezas,

bostezo de un delfín.


Abrazas y la tierra

se palpa joven en tus brazos,

parida de un viento tibio,

húmeda, hirientemente

viva.


Abrazas y siento a los

nuestros en tu pecho,

abrigados de ternura,

enfermos de libertad

y de risa.




Abrazas

y es la vida la que nos canta,

buscando,

combatiendo,

padeciendo junto

a nuestros sueños.






Ayer fue una jornada especial para mi dulce amiga Paola, una bendición en nuestras vidas.

4 de septiembre de 2007

Los Delfines




Esta foto corresponde al ágape de aniversario de "Los Delfines", la lúdica comunidad iniciática que me tolera como integrante.

Este año me ha correspondido estar a cargo de la cocina. Para esa ocasión, una fría noche de invierno, preparé "Pesadilla de chocolate", en homenje a todas las dulces travesuras y las alegrías que nos brinda la fraternidad.

Este es un poema está inspirado en nuestros querdidos hermanos y en el fuego que nos une, alimentado por los principios de Fraternidad, Tolerancia, Laicismo, Libre Examen y Solidaridad Social.

Aquella descuidada majestad


“En las primeras horas, sólo veía olas;
las cadenas de montañas azules del mar,
sus glaciares y sus cascadas,
su elevación y su descuidada majestad”. (Marcel Proust).

Nubes sufis abrían sus ojos en lo alto
y el hipocampo dijo en sueños que mi naufragio
era nacimiento, maremoto, juego,
zumbido que retorna de una antigua Nación.

Esa palabra ondulante era mi casa,
el sol se reunía cada tarde con nosotros
y el rojo y los colores anaranjados
bebían café junto al aire, el aguacero bullicioso,
las ballenas tímidas y felices.

En el noveno mes o tal vez en otro,
relámpagos y muertes cayeron de la noche
golpeados por reglones infelices y terribles,
por escuadras, repúblicas y mazos.

Lejos y cerca, renacidos,
tal vez en aquel jardín,
Marcia, Esteban, Luis.
encontraron su propio mar...
aquella extensión azul donde no llovía agresión,
ni desprecio, ni fractura al amor.

Ahora en las buenas primaveras
cuando los colores se sublevan de belleza
y la libertad se enciende impertinente...
dos o tres delfines,
casi sin darse cuenta,
crean un día de justicia.

1 de septiembre de 2007

Hoy es septiembre







Hoy es septiembre.

La primavera pide su lugar,

los fascistas lustran sus botas,

nuestros muertos van marchando por la Alameda.


Es septiembre y la música retumba en las fondas,

una alegría gris busca sus colores en el mall,

en la pasta base, en la marihuana,

en el café con piernas y leche.


En los bosques, las flores persisten en su dulzura.

Entre basuras, los arroyos buscan su rumor de piedras.

Los seres que vuelan: aprenden a temer y esconderse.



Entre las casas, los agobiados buscan salir de este mundo,

los días marchan castigando nuestra esperanza,

las tarjetas agotan su caudal de billetes,

cien mil mujeres reciben un presente de golpes,

los automóviles se estrellan,

los atardeceres persisten en su belleza roja y azul.


Es septiembre y la Patria no tiene alma,

apenas sueña con un reajuste, con una tv de pantalla plana,

con una educación rústica y simple,

más de máquinas que de hombres.


Qué se aprende de Chile?

Qué árboles crecen sobre nuestra dignidad?

Qué se fracturó en nuestra esperanza?


Es septiembre y mi único orgullo

consiste en amasar el pan que alimenta a mi hija.



La imagen corresponde a la obra de Juan Mauricio Rugendas "Llegada del Presidente Prieto a la Pampilla". Corresponde a la celebración diciochera de 1837.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!