16 de enero de 2006

Los vocales, magnetizados por los seis mil pesos de salario, llegaron antes de las 7.00 al Local de Votación. Un par de dirigentes de la DC., se apostaron en la puerta para saludar a sus camaradas y “recordarles” la posición del Partido en el balotage.

Apoderados de la derecha llegaron pocos y dotados de un ánimo escuálido.- La derrota estaba escrita en sus rostros, mucho antes de abrir las urnas.

En cambio, nuestra confianza en la victoria tenía el mismo tamaño que los litros de champaña acantonados en la nevera.

En Playa Ancha, estuve cuidando 25 mesas, ubicadas en un Liceo de Cerro, sucio y pobre, para vergüenza de la ciudad y de nuestra democracia.

En aquellas salas se fue gestando el triunfo. El de los votos, no el de las almas.

Esa es la victoria que nos falta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! Antitrust buspar litigation Buy cheap didrex online cod

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!