29 de enero de 2008

Por qué Chepita está en huelga de hambre?.



Por qué Chepita está en huelga de hambre?. Quién es ella?. Por qué delitos está condenada? Qué pide? Cómo se formaron las reducciones de las mapuches? Por qué Argentina y Chile invadieron simultáneamente los territorios mapuches en 1881? Por qué algunos caciques apoyaron la invasión y otros la combatieron? Por qué los mapuches conversan cotidianamente sobre sus sueños? Por qué la causa mapuche recibe el apoyo de miles de jóvenes a lo largo del país?

Todas estas preguntas se han gatillado en mi mente a raíz de la muerte de Matías Catrileo y la huelga de hambre que por más de cien días ha llevado Patricia Troncoso, conocida como Chepita.

Me ha dolido el silencio de los medios de comunicación sobre lo que ocurre en “La Frrontera”. Me ha dolido la relativa pasividad de nuestros dirigentes políticos sobre el tema mapuche. Me ha dolido mi propia ignorancia sobre lo que allí ocurre.

Me ha dolido observar el masivo despliegue de Fuerzas Especiales de Carabineros para evitar la toma de predios forestales, pues se trata de la misma fuerza pública que es incapaz de acudir oportunamente ante un aviso de asalto o de violencia familiar en nuestras poblaciones.

No quiero que este malestar de mi alma se quede en el mero lamento. Deseo impregnarme de lo que ocurre en aquellas zonas agitadas. Deseo compartir esa búsqueda con vosotros.

Para comenzar, les dejo una entrevista a Chepita.

16 de enero de 2008

bruja




P es una genio de la primavera,

la ninfa que alimenta el rocío,

una mujer con ojos sobre el futuro,

reina de las palabras que abrazan,

emotiva entre corazones de piedra,

lúdica en un país sin luz.



Su alma no usa zapatos,

su espíritu convoca a la tierra,

sostiene la ternura,

dispersa la tristeza.





Mi amiga P. es bruja, en el sentido de que lee el tarot, hace reiki y da consejos. La consultan sobre el cambio de gabinete, los vaivenes de amor, los laberintos de envidia que conforman la política.

El domingo vino a almorzar. Por primera vez hice Paella, siguiendo un libro español que ya me había iniciado en los secretos de las bíblicas lentejas.

En aquel banquete de arroz, camarones, pollo, reineta y azafrán, ella se lució con sus relatos, asombrando a Claudio, mi profesor de música y E, el viudo de Ana María.

P. nos contó de su estadía en la casa de Merino bajo amenaza de fusilamiento; de sus hechizos y de sus divorcios, develando siempre su extrema sensibilidad ante las almas que le rodean.

Es bueno tener amigas como P.

14 de enero de 2008

Patricia Verdugo ha muerto





Patricia Verdugo ha muerto.

Un helicóptero despega sobre el desierto,

mientras la metralla del odio,

va cegando la vida, los ideales,

los colores que adornan la tierra.


También a su padre lo asesinaron,

mientras la gente era conducida

como ganado a los estadios y los buques,

los libros se quemaban

y la Patria marchaba gris hacia la tristeza.


En medio de esa noche,

ella habló con lámpara de verdad,

reveló los nombres de los asesinos,

presentó sus planes

y llevó nuestros ojos hacia el infierno.


Hoy ha muerto

y la claridad de la justicia

ha hecho bendito su rostro,

benditas sus palabras,

bendita la fuente de su valor.



En Chile hasta el 11 de septiembre de 1973 los miembros de las fuerzas armadas eran vistos como parte del pueblo, de la ciudadanía. Era impensable que las fuerzas armadas fueran usadas por un grupo de chilenos para eliminar y reprimir a otro grupo de chilenos. Era inimaginable que fueran usadas para terrorismo de estado.

Hoy sabemos, después que Estados Unidos decidió desclasificar decenas de miles de documentos secretos de la CIA y el Pentágono, qué acciones se realizaron para lograr el golpe militar en Chile y la represión que le siguió. Pero entonces a comienzos de los años 70 no era posible imaginar la pesadilla. Visto hoy día alguien podría decir y con razón, que fuimos muy ingenuos. Y es esa ingenuidad la que explica gran parte del horror.

Uno se pregunta cómo es que miles y miles de chilenos confiaron en la ley y se presentaron voluntariamente ante los comandantes de regimiento o ante los jefes de policía, cuando sus nombres aparecían en los bandos militares. Ellos jamás se imaginaron posible una cámara de tortura y menos se imaginaron una masacre que los conduciría a una tumba clandestina de detenidos-desaparecidos.

Un ejemplo, el abogado Mario Silva Iriarte, tenía 37 años, socialista, casado, cinco hijos, era el Gerente de la Corporación de Fomento en la zona norte de Chile. El día del golpe militar él estaba en comisión de servicios en la capital, en Santiago. Y Mario Silva escuchó su nombre en un bando militar en la radio y decidió partir de inmediato a la ciudad de Antofagasta. Pidió a los militares un salvoconducto especial para poder manejar toda la noche, ya que estábamos en toque de queda. Y así llegó a Antofagasta para entregarse ante las autoridades militares. A su esposa le dijo: “no tengo nada que ocultar”. Hoy sabemos que fue brutalmente torturado por más de un mes y fue masacrado. Su mujer Graciela Álvarez, me dijo “y pensar que se entregó voluntariamente porque él creía en el profesionalismo de los militares y jamás los imaginó capaces de masacrar”. Como él miles de chilenos.

El alcalde de otra ciudad al norte, que se llama Tocopilla, Marcos de la Vega, era ingeniero, casado, tenía tres hijos, comunista. Su hermana me relató así su historia. “Después del golpe la gente le decía que se fuera, que se pusiera a salvo. Pero Marcos respondía ‘pues que me voy a ir sino he robado ni un peso, sino le he quitado el puesto a nadie, si tengo al día los libros de la alcaldía, si no he hecho nada malo’. Así mi hermano trabajó en la alcaldía hasta cinco días después del golpe. Ese día el diario publicó que había órdenes de detención contra las autoridades de Tocopía. Así que Marcos llegó en la tarde, pidió ropa gruesa, comió, tomó mate caliente y se sentó a esperar que llegaran. Carabineros rodearon la casa, entraron armados con metralletas y se lo llevaron”. Casos como el de Mario o Marcos, se repiten por miles.

Mi padre fue uno de ellos, ingeniero, casado, cuatro hijos, 50 años, militaba en un partido de centro, el partido Demócrata Cristiano. Su nombre, Sergio Verdugo, su delito, presidente del sindicato de la empresa estatal en la que trabajaba. Creer que podía intentar la defensa de los derechos adquiridos por esos trabajadores. Han pasado más de 28 años y lo ocurrido vive conmigo cada día. Escribí un libro con esta historia. Ese libro lleva por título la dirección de la casa de mi padre. Se llama “Bucarest 1 8 7. Era una gran casona blanca de estilo francés. Los agentes esperaron el momento propicio, lo vigilaban desde hace más de dos meses. Esperaron a que estuviera sólo en la casa y se lo llevaron.

Yo evito pensar y hasta hablar de esta parte de la historia, porque duele demasiado. Imaginar el terror que sientió. Imaginar como le habrá saltado el corazón en el pecho al salir de la casa, sin poder siquiera escribir una nota pidiendo auxilio. Encontramos su cuerpo varios días más tarde en el río Mapocho, el río que atraviesa mi ciudad. En su cuerpo había huellas de tortura. De la peor de todas no había huella evidente. Solo el examen de sus pulmones podía indicar que el agua en que fue ahogado no era el agua de ese río café y barroso que fue tumba de tantos en mi país....

Testimonio de Patricia Verdugo, en la Universidad Sergio Arboleda
Bogotá - Colombia, año 2005.
Periodista y escritora chilena. Premio Nacional de Periodismo. Su padre Sergio Verdugo, fue sacado a la fuerza de su hogar, en julio de 1976 y jamás regresó.

12 de enero de 2008

magia



Durante la clase de yoga, la profesora le ha dicho que yo soy un mago.

Hoy, luego del tercer beso, ella, no del todo convencida, me pide que le revele la naturaleza de los hechizos que practico.

Sólo me quedó explicarle: "Llevas mi luna en tu alma. Allí está la magia"




En medio de este encantamiento de amor, hago un alto para pedirte que prestes tus ojos hacia los reclamos de la comunidad mapuche, pues una de las formas en que se abusa de ellos es la exclusión de su punto de vista de los medios que controlan los grandes propietarios del país.

Una manera de informarse al respecto es por la vía de estos sitios: "Solidaridad con el Pueblo Mapuche" y la página de mi amiga, Margarita Ortiz.

9 de enero de 2008

Manuel estuvo de cumpleaños.




Ayer estuve en el primer cumpleaños de Manuel, el hijo de Vale y Tutito, a quien me siento muy unido en espíritu.

Fue una hermosa fiesta de jardín. Repleta de verano, de niños, de piscina refrescante entre las quebradas de Valparaíso.

Las mamás de los pequeños sostenían sus habituales conversaciones sobre amamantamiento, enfermedades y gracias de sus hijos.

Extrañamente, esos diálogos me llenaron de interés y estuvieron muy lejos de la apatía que me causaban hasta hace tan poco.

Que lindo es Manuel!!! Apenas me vió, me pidió un abrazo, como si supiera que estamos unidos por la magia de un poema que se hila con la realidad.


Manuel nació ayer.


No habrá helicópteros sobre sus sueños.

Se vestirá de mago en los estadios.

Su alegría danzará en las escuelas.

Aprenderá la música de los bosques.

Hablará de estrellas.

Fecundará la Tierra.


Sus ojos buscarán el amanecer.

Aprenderá de su pueblo.

Conocerá los desiertos.

Llenará su alma de mar.



Tendrá montañas y bosques en su espíritu.

Amará los domingos.

Dará besos tiernos a sus abuelos.

Comerá choclos en días de sol.



Manuel será un delfín chiquitito.

Jugará con volantines en primavera.

Anudará sus zapatos antes de ir al Colegio.

Ignorará la muerte.

Olvidará el temor.

5 de enero de 2008

femicidio




El jueves vi una audiencia por femicidio. Luis, un ex boxeador alcoholizado golpeó a su pareja hasta causarle la muerte.

Antes de expirar, ella le dijo a la hija de su primer matrimonio: "Tu padre mató mi alma, Luis mató mi cuerpo".

Pienso en la vida de aquella mujer que borraba las huellas de sus heridas para que sus familiares no se enterasen..

Pienso en la vida de aquella mujer que prefería la compañía de su abusador físico antes del maltrato espiritual, antes de la soledad.

Pienso en los golpes que recibió el boxeador, los que destrozaron su rostro, los que arrasaron con su alegría, los que destruyeron su sociabilidad.

Pienso en los hombres y mujeres que crearon en él la costumbre de maltratar. En las tradiciones culturales que conciben a la mujer como objeto de placer, fuente de procreación, compañía o simple objeto de posesión, antes que como ser humano libre.

Ser mujer reviste peligro. Ser humano, no es tarea sencilla.





Cito al pintor revoluciinario Gustav Courbet, en su obra "El Sueño", de 1866, por ser el primero en mostrar a la mujer en su realidad física y onírica, desde los ojos francos de un hombre.

2 de enero de 2008

El Llaima y Julio Martínez




Es el fuego el que manda.

La tierra tiene la causa, el poder, la esperanza.

En el fuego está el alma.



Querida Isidora:

Tuviste tu primera noche de año nuevo, dormiste durante las explosiones en el cielo y amaneciste junto a tus padres, enroscada de la misma forma que tu madre.

Luego, pasaste unos minutos junto a mi corazón, hipnotizada por el latir de la vida que tu misma continúas.

Por la tarde, los ecos de un festejo que costaron 38 muertos en las calles de nuestra tierra, fueron sustituidos por la erupción del volcán Llaima, que significa "Resucitado"

Tal vez era el espíritu de Julio Martínez, partiendo a un lugar de cafés, brindis y discursos, allí donde las "Últimas Noticias" aún no enloquece y la Unión Española siempre es campeona.

El volcán y los relatos de aquel peladito simpático, están en tu alma.




Las imágenes provienen de www.huasonic.com y "El Mercurio"

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!