5 de enero de 2008

femicidio




El jueves vi una audiencia por femicidio. Luis, un ex boxeador alcoholizado golpeó a su pareja hasta causarle la muerte.

Antes de expirar, ella le dijo a la hija de su primer matrimonio: "Tu padre mató mi alma, Luis mató mi cuerpo".

Pienso en la vida de aquella mujer que borraba las huellas de sus heridas para que sus familiares no se enterasen..

Pienso en la vida de aquella mujer que prefería la compañía de su abusador físico antes del maltrato espiritual, antes de la soledad.

Pienso en los golpes que recibió el boxeador, los que destrozaron su rostro, los que arrasaron con su alegría, los que destruyeron su sociabilidad.

Pienso en los hombres y mujeres que crearon en él la costumbre de maltratar. En las tradiciones culturales que conciben a la mujer como objeto de placer, fuente de procreación, compañía o simple objeto de posesión, antes que como ser humano libre.

Ser mujer reviste peligro. Ser humano, no es tarea sencilla.





Cito al pintor revoluciinario Gustav Courbet, en su obra "El Sueño", de 1866, por ser el primero en mostrar a la mujer en su realidad física y onírica, desde los ojos francos de un hombre.

12 comentarios:

mixtu dijo...

no se toca, nunca...

abrazo serrano

PAZ TRAVERSO dijo...

Que debemos hacer las mujeres ???...
Ayudar a otras mujeres pero hay cadenas que el Patriarcado no puede romper. La subsistencia economica , los vacios legales , y otras mujeres que amparan a esos hombres maltratadores.
Yo creo que deben existir màs redes de apoyo y trabajos que orienten bien el autoestima de las mujeres . Dsde lo formal es dificil confiar en los criterios de la justicia .
Puchas Gonzalo hacen falta màs Gonzalos.
Besos para ti

°°JanEKew°° dijo...

ciertamente ser humano es difícil porque putas que somos difíciles
ahora súmale el tema de las diferencias que los seres humanos deciden hacer entre sí
mujer, pobre, indígena, opción sexual diferente etc...

Vigilia dijo...

Quizás una posibilidad de sanarnos sea comenzar a mirarnos nuevamente, a tocarnos, a reconocernos, a confiar en la palabra, en el gesto, en el honor y la transparencia de una mirada.

No sé...quizás, también, ya no haya más remedio y sólo nos quede sucumbir a la autodestrucción para comenzar de cero, tejiendo nuevamente nuestra capacidad de asombro, pero esta vez, más firme y perdurable.

Lo cierto sí, lo único cierto es que ya no basta con rezar.

Cariños para ti y arrumacos para Isadora.

Florecita dijo...

Pienso en cada mujer, en cada lugar que es maltratada, en los hijos huérfanos, en la desesperación del alma que puede cometer tal atropello... pienso en la luz de cada ser humano y en como desde lo mínimo que haga mandar paz para crearla...

Un abrazo hermano lagartija...

Gata Gaes dijo...

.
.
.
No me da para comentar, lo lamento. Me dio pena, me dio angustia. Me paralizo frente a la violencia.

Un abrazo para ti

Claudia dijo...

UFFF... vine a visitarte y a dejarte un saludo cariñoso y me encuentro con tu texto... y me queod pensando, colgada de la lámpara, y no sé muy bien que decir...
Un abrazo muy grande

fgiucich dijo...

Una triste realidad. Abrazos.

Marce dijo...

quizás, se hace cada vez más necesario que el ser humano aprenda a distinguir relaciones sanas de convivencia y en el amor.
No es preciso aguantar golpes para erradicar la sensación y la vivencia de la soledad.
Quizás debemos aprender a respetar y respetarnos en nuestra individualidad.

Nocheoscura dijo...

Ya ves, tema delicado, sobre todo aquí en España donde, a pesar de las asesinadas, la gente gente está muy concienciada.

No suelo hacer esto porque no me gusta que nadie piense que quiero hacer publicidad, pero me gustaría que leyeras: http://mislibritos.blogspot.com/2004/12/carcel-interior.html


Un abrazo.

No estoy mucho por la blogosfera pero sabes que de vez en cuando paso por aquí.

BETTINA PERRONI dijo...

Que bello llamado de conciencia Gonzalo. Triste que sea el pan de cada día de muchas mujeres. Que hablen, que no callen, que no tengan miedo porque lo único peor al maltrato es aceptarlo y aprender a vivir con ello.

Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para este 2008!

Umma1 dijo...

Me parece muy profundo de tu parte, que atiendas también la situación del golpeador.

Este es un tema que se trata, en general, tan superficialmente. Como si las mujeres no tuviéramos que ver en ello, y los hombres no fueran también víctimas del discurso social.

Me preocupa ver el miedo que hay a la soledad. Como si estar sin pareja fuera un cuco, una situación denigratoria. La escasa autovaloración.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!