3 de marzo de 2009

en el lugar de mi padre






De las estaciones


prefiero el invierno


la lluvia sosteniendo el océano


la ropa mojada


los hijos temprano en casa





también el verano me gusta


un día soleado partí en tren a buscarla


viajé de mar a mar


de un alma a otra


de un castillo a una flor





La primavera, sin embargo, me llena de tristeza.


Allí habitan los ojos grandes de mi madre,


su alcoba llena de Luz,


sus almuerzos,


su cuerpo lleno de abrazos.





En el otoño prefiero el trabajo.


Levantarme a planear el día,


pensar las clases,


hacer simple lo enmarañado


y obvio lo sutil.


Organizar y hacer,


mientras miro la lluvia


golpear la ventana,


mientras los niños crecen,


la lluvia calla.






La imagen pertenece a Alberto García Alix, fotógrafo español.

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Un poema bellísimo, un recuerdo emocionante a tu padre. Y cómo se perfila su personalidad delicada y elegante. Besos.

Matilde dijo...

guau
ese talento es asombroso,
porque trae consigo la emoción latente

.

como siempre me provoca tu escrito

un beso, artista

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!