6 de mayo de 2009

Carta Nro. 142 para Isidora/ El accidente


Querida hija:

Como te decía, en el lindo auto blanco de Pao, viajaba ella, su marido Eduardo, Pío y María Irene.

Venían de Santiago y mientras subían una cuesta a la altura de Curacaví los sobrendió un Bus Cóndor que se deslizó desde la berma hacia la calzada por descuido de quienes le arreglaban una falla mecánica.

El marido de Pao quedó fracturado en varias partes, Pía quedó con un edema cerebral y llegó esa noche a la UCI de la Clinica Reñaca. María Irene se fracturó la nariz y Pao tiene un terrible stress post traumático, más un hombro dañado.

Afortunadamente, todos los habitantes del mar hemos podido funcionar como una buena familia, acompañándolos y apoyándolos en este trance difícil.

Pucha que he tenido susto por la salud de Pía. Ella, que es tan dulce, divertida y solidaria, ha tenido varios episodios difíciles en su vida y se merece muchos más arcoiris y estrellas que estas calamidades.

Así están las cosas.

Tu papá.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!