19 de agosto de 2017

Ayún


Ayún posee templanza de bosque.
Respira  un azul de volcanes.
Asoma sus ojos entre copihues.
Llama reinas a las hadas.
Tiene en el pangui un hermano.

Pinda y  Chinkoll posan en sus hombros.
Juntos buscan  caídas de agua.
Despiertan  al Canelo.
Prueban  la sangre  del maqui.
Roban al día su luz.

En niño marca la tierra.
Divide así  mundos.
El tiempo.
Frontera imaginaria del ser.

Así sus manos construyen el viento.
Sus ojos alcanzan estrellas.
Su cuerpo lleva signos de ancestros.
Y su espíritu circula en el mar.

El  mundo también está en su alma.
Le dice buenas tardes desde un poema.
Aplaude sus primeros pasos.
Viaja en tortas de su abuela.
Vuelca su alfabeto en Ayún






No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!