16 de julio de 2018

Idomeneo


En Idomeneo abunda lo electrónico. Los guijarros caen al agua formando pulsos de música y luz. Ondas de luz son un suave oleaje en la playa.  La tormenta posee rayos y ventiscas electrónicas. La lujuria toma el ritmo feroz de tambores  y cuerdas electrónicas.  La técnica moldea  la voz de la actriz para formar el grave tono de Poseidón y  la solemne voz del rey.

Roland Schimmelpfennig, ha escrito sobre las antiguas columnas del mito griego. Aprovecha que Creta, por maldición de Medea es la patria de  los mitómanos, para presentar los hechos en varias versiones, distintos  brazos de un río imaginario, ramas y sombras de ramas en un centenario olivo.

La actriz Paulina García, acrisoladamente se ilumina. Deja salir por su cuerpo todas las voces, las versiones, el tiempo y la pasión del relato. Diego Noguera la acompaña en el escenario dirigiendo la música. Manuela Infante dirige la obra.

Queda en mi espíritu la idea del sacrificio de los hijos.  La noche en que somos  insensibles a su llanto, la pregunta que no respondemos, el  niño  que abandonamos en búsqueda de nuestra felicidad.


Fotografía de Jorge Sánchez
Hasta el 29 de julio de 2018 en el GAM

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!