10 de enero de 2019

Eudaimonía






En  la ciudad de Sócrates, Eudaimonía
Fin ulterior  en democracia
Ética retuta e tutata
Respetar ley y libertad del otro
Ser feliz con virtud  y  prudencia.
Areté, nuestro vía  del medio.
Y retorno,  felicidad es el camino
Sentir y entregar el amor

Ejercitar lo mejor  de este animal: su mente.
Leer,  escuchar, dialogar.
Fijar emociones en lienzos
Desapego- Diógenes- Desapego
Transformar en ciudades los  sueños
Recordar infancias
Ascender a los brazos del  Sol

En esta tierra ancha, trotar junto al mar.
Llenar de horizontes la mirada
Oler humedades y bosques
Caminar a dorso desnudo
Morder damascos y uvas
Negroni al atardecer
El pan crujiente de la mañana.

Para  algunos el triunfo.
Vencer la resistencia del  mundo
Sentir nuestra fuerza que llama
Trazar nuestro ser.
Forjarlo con huesos y alma.

Contener la envidia
Guiar la mente como un velero
No morir de compasión
Cruzar aburrimientos
Tasar los problemas
Jugar
Resignarse ante imposibles
Al mal tiempo buenos guantes

Importante: la comunidad
Respiración de los padres
Nuestra  tribu
La vecina que canta
Cortesía en el metro
Círculos de baile en la plaza

Por sobre todo el entusiasmo
Hambre de  estrellas
Anhelo de trueno
Resistencia a tormentas
Desafiar tantos coros
Bienvenida conciencia
Sin cautela en el amor.


No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!