8 de mayo de 2019

Francisco en el umbral de otra vida



Al nacer, jugaste con Jesús.
Recibiste su pan y su palabra
Lo seguiste en el exilio y la tortura
Lo serviste en su rostro  infantil
Lo abrazaste en su pobreza y su alegría.
.

Hay amigo.
Tanto estuviste en su camino.
Con vigor  lo ayudaste con su cruz
Bebiste su cáliz de pueblo
Compartiste el  pan de vida
Fuiste médico  y alcalde
Insigne guardián de los niños
.

Para Francisco Acevedo Toro

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!