8 de mayo de 2017

Melquisedec


He atisbado a Melquisedec.
Pasó fugaz en reflejos de mi espejo.
Despierta y crece en Maestros.
Enseña en escuelas del mundo.
Levanta su voz  en banquetes.
Vuelca en vino su luz.

Ah, bendito Rey de Salem.
Hombre convertido en Sol.
Conciencia abierta al universo.
Rosa de Buda y  Cristo.
Benigna Primavera.
Hombre en  presencia de Dios.

He atisbado a Melquisedec.
Abrió para mi las puertas del templo.
Trazó marcas en el camino.
Me dejó un abrazo de calma.
Brindó con su copa en mi mesa.
Es, entre nosotros, la paz.





Melquisedec, chispa de sereno espíritu divino en nuestra vida, expresa el sacerdocio propio del iniciado,enlazado al destello de luz espiritual  que es propio de lo humano.

En la imagen, esculturas de Melquisedec, Abraham  en  Isaac niño en Chartres.

La foto nació desde mi cámara.







Melquisedec en estudio de René Guénon.












RENÉ GUÉNON: EL CRISTO SACERDOTE Y REY








De entre los numerosos símbolos que han sido aplicados a Cristo, y de los cuales muchos se relacionan con tradiciones más antiguas, los hay que sobre todo representan a la autoridad espiritual en todos sus aspectos, pero algunos también, en su uso habitual, hacen más o menos alusión al poder temporal. Es así cómo, por ejemplo, frecuentemente se encuentra en la mano de Cristo el "Globo del Mundo", insignia del Imperio, es decir, de la Realeza universal. En la persona de Cristo, los dos poderes sacerdotal y real, a los que respectivamente se vinculan la autoridad espiritual y el poder temporal, son verdaderamente inseparables, y ambos le pertenecen eminentemente y por excelencia, al ser el principio común del cual proceden en todas sus representaciones.
Sin duda, puede parecer que, de manera general, la función sacerdotal de Cristo haya sido más particularmente puesta en evidencia; ello se comprende fácilmente, al ser lo espiritual superior a lo temporal, y la misma relación jerárquica debe ser observada entre las funciones que respectivamente les corresponden. La realeza no es verdaderamente de "derecho divino" en tanto no reconozca su subordinación con respecto a la autoridad espiritual, que es lo único que puede conferirle la investidura y la consagración que le otorgue su plena y completa legitimidad. No obstante, desde un determinado punto de vista, pueden también considerarse las funciones sacerdotal y real como siendo, en cierto modo, complementarias, y entonces, aunque la segunda, a decir verdad, tenga su principio inmediato en la primera, hay no obstante entre ellas, cuando se las considera así separadas, una especie de paralelismo. En otros términos, desde el momento en que el sacerdote, de una manera habitual, no es al mismo tiempo rey, es preciso que el rey y el sacerdote obtengan sus poderes de un origen común; la diferencia jerárquica existente entre ellos consiste en que el sacerdote recibe su poder directamente de esta fuente, mientras que el rey, en razón del carácter más exterior y propiamente terrestre de su función, no puede recibir el suyo sino por mediación del sacerdote. Éste, en efecto, desempeña verdaderamente el papel de "mediador" entre el Cielo y la Tierra; y no sin razón la plenitud del sacerdocio ha recibido el nombre simbólico de "pontificado", pues, como dice san Bernardo, "el Pontífice, así como indica la etimología de su nombre, es una especie de puente entre Dios y el hombre" (1). Si se quiere entonces remontar hasta el origen primero de los poderes del sacerdote y del rey, no es sino en el mundo celeste donde puede ser encontrado; esta fuente primordial, de la que procede toda autoridad legítima, ese Principio en el que residen a la vez el Sacerdocio y la Realeza supremas, no puede ser más que el Verbo divino.
Así, el Cristo, manifestación del Verbo en este mundo, debe ser realmente sacerdote y rey a la vez; pero puede parecer extraño a primera vista que su filiación humana parezca designarlo en principio para la función real y no para la función sacerdotal. Él es llamado el "León de la tribu de Judá"; el león, animal solar y real, emblema de dicha tribu y más especialmente de la familia de David, que es la suya, deviene así su emblema personal. Si el sacerdocio tiene preeminencia sobre la realeza, ¿cómo es que Cristo surgió de la tribu real de Judá y de la familia de David, y no de la tribu sacerdotal de Leví y de la familia de Aarón? Hay aquí un misterio del que san Pablo nos ofrece la explicación en los siguientes términos: "Si el sacerdocio de Leví, bajo el cual descansa la ley dada al pueblo, pudiera hacer a sus hombres justos y perfectos, ¿qué necesidad había de que surgiera otro sacerdote llamado "según el orden de Melquisedec", y no "según el orden de Aarón"? Porque, cambiado el sacerdocio, necesariamente se cambia la Ley. En efecto, de aquel de quien se predicen estas cosas pertenecía a otra tribu, de la cual nadie sirvió en el altar. Y es cierto que nuestro Señor procedía de Judá, y a esa tribu nunca atribuyó Moisés el sacerdocio. Todo esto es mucho más evidente aún si surge otro sacerdote según el orden de Melquisedec, que lo sea no por ley de ordenación y sucesión carnal, sino por la potencia de su vida inmortal, así como declara la Escritura: Tú eres sacerdote eternamente, según el orden de Melquisedec" (2).
De modo que el Cristo es sacerdote, pero por derecho puramente espiritual; lo es según el orden de Melquisedec, y no según el orden de Aarón, ni gracias a la "sucesión carnal"; en virtud de ésta, es la realeza lo que le pertenece, y ello es conforme a la naturaleza de las cosas. Pero, por otra parte, el sacerdocio según el orden de Melquisedec implica también en sí mismo a la realeza, pues precisamente aquí no pueden estar uno y otra separados, ya que Melquisedec es, también, sacerdote y rey a la vez, de modo que realmente es la figura del Principio en el que ambos poderes están unidos, de la misma manera que el sacrificio que ofrece con el pan y el vino es la figura misma de la Eucaristía. Es en razón de esta doble prefiguración que se aplica al Cristo la sentencia de los Salmos: "Tu est sacerdos in aeternum secundum ordinem Melchissedec" (3).
Recordemos el texto del pasaje bíblico donde se relata el encuentro entre Melquisedec y Abraham: "Entonces Melquisedec, rey de Salem, presentó pan y vino, pues era sacerdote del Dios Altísimo, y le bendijo diciendo: "¡Bendito sea Abram (4) del Dios Altísimo, creador de cielos y tierra. Y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó a tus enemigos en tus manos!". Y diole Abram el diezmo de todo" (5). Y he aquí en qué términos comenta san Pablo este texto: "Este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió al encuentro de Abraham cuando regresaba de la derrota de los reyes, y le bendijo, al cual dio Abraham el diezmo de todo, y cuyo nombre significa, en primer lugar, "rey de justicia" (6) y, además, rey de Salem, es decir, "rey de paz", sin padre, ni madre, ni genealogía, sin comienzo de días, ni fin de vida, asemejado al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre" (7).
Melquisedec es presentado como superior a Abraham, ya que le bendice, y "es incuestionable que el inferior recibe la bendición del superior" (8); y, por su parte, Abraham reconoció esta superioridad, ya que le dio el diezmo, lo cual indica su dependencia. De ello se desprende que el sacerdocio según el orden de Melquisedec es superior al sacerdocio según el orden de Aarón, puesto que es de Abraham de quien surgió la tribu de Leví y, en consecuencia, la familia de Aarón.
Es lo que también afirma san Pablo: "Y aquí (en el sacerdocio levítico), ciertamente, reciben el diezmo hombres mortales; pero allí, uno de quien se asegura que vive. Y, en cierto modo, hasta el mismo Leví, que percibe los diezmos (del pueblo de Israel), los pagó por medio de Abraham, pues ya estaba en las entrañas de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro" (9). Y esta superioridad corresponde a la de la Nueva Alianza sobre la Antigua Ley: "Y por cuanto no fue sin juramento -pues los otros fueron hechos sacerdotes sin juramento, mientras éste lo fue bajo juramento por Aquel que le dijo: "Juró el Señor y su juramento será inmutable: Tú serás sacerdote eternamente según el orden de Melquisedec"- por eso, la Alianza de la que Jesús es mediador y garante es más perfecta que la primera" (10).
Hemos debido recordar aquí estos textos esenciales sin por lo demás pretender desarrollar todos los significados en ellos implícitos, lo que nos llevaría muy lejos, pues hay en ellos verdades de un orden muy profundo y que no se dejan penetrar inmediatamente, tal como san Pablo tiene el cuidado de advertir: "Sobre este particular tenemos muchas cosas que decir, aunque difíciles de explicar, porque os habéis hecho tardos de entendimiento" (11). ¿Qué diría hoy, cuando las cosas de este género se han hecho completamente extrañas a la inmensa mayoría de los hombres, cuyo espíritu se ha vuelto exclusivamente hacia las solas realidades del mundo material, ignorando de antemano todo aquello que supera este dominio tan estrechamente limitado?
Lo que especialmente hemos querido dar a entender es que el orden de Melquisedec es a la vez sacerdotal y real, y que, en consecuencia, la aplicación a Cristo de las palabras de la Escritura que se refieren a ello constituye la afirmación expresa de este doble carácter. Es así cómo la unión de ambos poderes en una misma persona representa un principio superior a los dos órdenes en los que se ejercen respectivamente estos poderes considerados separadamente; y es por ello que Melquisedec es verdaderamente por todo lo que de él se dice "hecho semejante al Hijo de Dios" (12). Pero Cristo, siendo el Hijo de Dios, no representa tan sólo a ese principio de los dos poderes; él es este mismo principio en toda su realidad trascendente, "por la potencia de su vida inmortal"; toda autoridad tiene en él su origen, ya que es el "Verbo Eterno" por quien todas las cosas han sido hechas, tal como declara san Juan al principio de su Evangelio: "sin Él nada se hizo de cuanto existe".
A estos puntos de vista fundamentales solamente añadiremos algunas observaciones complementarias, y, en primer lugar, es importante señalar que la Justicia y la Paz, que son, como se ha visto, los atributos de Melquisedec, según el significado de su propio nombre y del título que le es dado, son también atributos que convienen eminentemente a Cristo, que es llamado "Sol de Justicia" y "Príncipe de la Paz". Debe además decirse que estas ideas de la Justicia y de la Paz poseen, tanto en el Cristianismo como en las tradiciones antiguas, y especialmente en la tradición judía, en la que se hallan frecuentemente asociadas, un sentido muy diferente de su sentido profano, y que precisaría de un estudio profundo (13).
Otra observación, que puede parecer singular a quienes no conozcan el genio de la lengua hebrea, pero que no es menos importante, es ésta: Melquisedec es sacerdote del Dios Altísimo, "El Elion"; y "El Elion" es el equivalente de "Emmanuel", pues ambos nombres tienen exactamente el mismo valor numérico (4). Esta equivalencia indica que se trata de dos denominaciones del mismo principio divino, considerado desde dos perspectivas diferentes; en el mundo celeste él es "El Elion"; en cuanto a su manifestación en el mundo terrestre es "Emmanuel" ("Dios con nosotros" o "Dios en nosotros"). De ello resulta la siguiente consecuencia: el sacerdocio de Melquisedec es el sacerdocio de "El Elion"; el sacerdocio cristiano, que es una participación en el mismo sacerdocio de Cristo, es el de "Emmanuel"; así, pues, si "El Elion" y "Emmanuel" no son sino un solo y mismo principio, ambos sacerdocios no son sino uno, y el sacerdocio cristiano, que por lo demás implica esencialmente la ofrenda eucarística en las especies del pan y del vino, es verdaderamente "según el orden de Melquisedec".
Finalmente, Melquisedec no es el único personaje que, en las Escrituras, aparece con el doble carácter de sacerdote y de rey; en el Nuevo Testamento, efectivamente, volvemos a encontrar la unión de ambas funciones en los Reyes Magos, lo cual puede hacer pensar en la existencia de un vínculo muy directo entre éstos y Melquisedec, o, en otros términos, que en los dos casos se trata de representantes de una sola y la misma autoridad. Ahora bien, los Reyes Magos, por el homenaje que rinden a Cristo y por los presentes que le ofrecen, reconocen expresamente en él a la fuente de esta autoridad en todos los dominios en los que se ejerce: el primero le ofrece oro y le saluda como rey; el segundo le ofrece incienso y le saluda como sacerdote; por último, el tercero le ofrece la mirra o el bálsamo de incorruptibilidad (15) y le saluda como profeta o maestro espiritual por excelencia, lo que directamente corresponde al principio común de los dos poderes, sacerdotal y real. El homenaje es así rendido a Cristo, desde su nacimiento humano, en los "tres mundos" de los que todas las doctrinas orientales hablan: el mundo terrestre, el mundo intermediario y el mundo celeste; y quienes se lo rinden no son otros que los depositarios auténticos de la Tradición primordial, los guardianes del depósito de la Revelación hecha a la humanidad en el Paraíso terrestre. Tal es al menos la conclusión que, para nosotros, se desprende muy claramente de la comparación entre los testimonios concordantes que, a este respecto, se hallan en todos los pueblos; y, por otra parte, bajo las formas diversas por las que se reviste en el curso de los tiempos, bajo los velos más o menos densos que a veces la disimulan ante las miradas de quienes se atienen a las apariencias exteriores, esta gran Tradición primordial siempre fue en realidad la única verdadera Religión de la humanidad en su conjunto. La ofrenda de los representantes de esta Tradición, tal como nos la refiere el Evangelio, ¿no debería ser considerada, si se comprende bien, como una de las más hermosas pruebas de la divinidad de Cristo y, al mismo tiempo, como el decisivo reconocimiento del Sacerdocio y de la Realeza supremas que verdaderamente le pertenecen "según el orden de Melquisedec"?
NOTAS:
(1). Tractatus de Moribus et Officio episcoporum, III, 9.
(2). Epístola a los Hebreos, VII, 11-17.
(3). Salmo CIX, 4.
(4). Es sólo más tarde que el nombre de "Abram" fue cambiado por el de "Abraham" (Génesis, XVII).
(5). Génesis, XIV, 18-20.
(6). Efectivamente, es lo que significa literalmente "Melki-Tsedeq" en hebreo.
(7). Epístola a los Hebreos, VII, 1-3.
(8). Ibid, VII, 7.
(9). Ibid, VII, 8-10.
(10). Ibid, VII, 20-22.
(11). Ibid, V, 11.
(12). La unión de los dos poderes podría incluso, en virtud de sus respectivas relaciones con los órdenes divino y humano, ser considerada en un cierto sentido como prefigurando la unión de las dos naturalezas divina y humana en la persona de Cristo.
(13). esta diferencia está claramente afirmada en ciertos textos evangélicos, por ejemplo en el siguiente: "Os dejo la paz, mi paz os doy; no os la doy como la da el mundo" (san Juan, XIV, 27).
(14). En hebreo, cada letra del alfabeto tiene un valor numérico, y el valor numérico de un nombre está constituido por la suma del de las letras que lo componen; así, el valor de los nombres "El Elion" y "Emmanuel" es 197.
(15). Los árboles de gomas o resinas incorruptibles desempeñan un importante papel en el simbolismo; en particular, con el sentido de resurrección e inmortalidad, han sido empleados en ocasiones como emblemas de Cristo. Es cierto que también se le ha dado a la mirra otro significado, que se refiere exclusivamente a la humanidad de Cristo, pero pensamos que se trata de una interpretación muy moderna, cuyo valor, desde el punto de vista tradicional, es bastante dudoso.

Estudio aparecido originalmente en la revista "Le Christ-Roi" (Paray-le-Monial, mayo-junio de 1927), publicado en "Etudes Traditionnelles", nº 369 (enero-febrero de 1962), y posteriormente, de nuevo en la misma revista en los números 500 (abril-junio de 1988) y 502 (octubre-diciembre de 1988). No retomado en ninguna compilación póstuma.




Chartres, Historia del Arte PUCV



7 de mayo de 2017

Para Camila




Digo 7 de mayo para pronunciar tu nombre.
 Pensar en el destino de tus ojos.
 Tu cuerpo creando otra vida.
 Giro y contragiro japonés

 Decido entonces tus regalos:
 La lluvia.
Vapor de café turco .
 Sombrero de maga hindú.
 El amor de un hombre por su piano.

 Pero también aros para tu hija.
 Una tarde en Pamplona.
 Cosquillas del invierno.
 Mi espíritu dibujado en tu mano.

6 de mayo de 2017

Órdenes de matar




https://youtu.be/ZLdwZ982kOo





Hay estrictas  órdenes de matar.
Marchar hacia el muro de piedra.
Herir con hierro los cuerpos
Quemar cartas de las madres
Cortar los brazos del invierno.
Dejar inerte nuestro cielo.

5 de mayo de 2017

Gran Arquitecto del Universo

Resultado de imagen para gadu masoneria
Llegas y eres  cielo que corta las rosas.
Aquel  árbol del sombrero rojo.
Mi amigo el  invierno.
La tumba que espera mi cuerpo.

Vienes y eres el circo.
Lenguaje de ojos.
Nuestro sol de otoño.
Viaje entre planos.
Mi viejo cuaderno de mitos.

Llegas y traes aroma a esperanza.
A zancadas vas pariendo siglos.
Vives en juegos de niños.
Memoria de actores.
Simple acontecer del vino.

4 de mayo de 2017

Casaciòn


Puse mi luz en la casación.
Esperanza para Rebeca.
Mis manos hilando argumentos,
Girando rumbos del viento.
Forjando mi propia paz.

3 de mayo de 2017

Esposa chilena




Como toda chilena: parí a mi marido.
Lo amamanté mil años.
Calenté su biberón en mis senos.
Cambié  sus pañales.
Vestí su cuerpo en el ataúd.

Taller de Oscar Castro





Estuve en el taller de Oscar Castro.
Allí  perdura el poema.
Madura la rosa.
Trabaja humilde el gigante.

Allí  es feliz la esperanza.
Cultiva su fuerza el  Minotauro.
Marca la tierra el Maestro.
Habla de paz nuestra acacia.

Sobre el mosaico:
notas graves y agudas
pensamiento y emoción.
antiguo lazo en la noche
es la  ternura que vuelve.


2 de mayo de 2017

Expectativas


Espero del día un poema de paz.
De la noche quiero un sendero de estrellas.
De tu cuerpo un abrazo.
De tu rostro: un silencio de luz.

Ofrezco al día  mi canasto de voces.
Entrego un alud de miradas a la noche.
A tu cuerpo mi asombro.
A tu rostro, mi frasco de sol.

1 de mayo de 2017

He olvidado lo nuestro

Joaquín Sorolla

He olvidado lo nuestro.
Pero no tu terror a los temblores.
No la certeza de tu piel.
No la caricia de tus ojos.

He olvidado tu ropa blanca.
La dureza de tus pechos.
Aquel  crujir de tu cama.
Placer que ondula en tu cuerpo.

Paseo del 30 de abril con G V e I



A veces se abre la pradera.
Cortamos el  acero  y borramos sus púas.
En  copas de  árboles
hay  duendes atisbando entre las ramas
y pasa el sol humilde entre las hojas.

A lo lejos obran  tractores.
Cruzan  aves desde otros inviernos.
Impera el azul en  los vacíos.
Vuelve  a mentir el reloj.
Surgen  gitanos con dientes de oro.




30 de abril de 2017

Estirando mis días


Le falta alto y ancho a mis días.
Me cuesta saltar de Recreo a Plaza Brasil.
Necesito una vía entre mi balcón y Sevilla.
Pasaje a  calle Héctor Calvo.
Mi línea directa al Partenón.

Ilumíname Oscar Castro
Regala tu magia a mis zapatos.
Cede tu espada a mis guantes.
Dame tu mano nocturna.
Y déjame viajar por tu camino de estrellas.

29 de abril de 2017

Mal día

Placer culpable, Dface.



El día es imprudente.
Muele hielo y lo guarda en sus calzones.
Prepara Martini con vodka.
Orina desnudo.
Entrega sus orillas al tiempo.

Y sin embargo es  mi día.
Porta mi bastón de ciego.
Mi cheque de aguinaldo.
La carta  en que renuncio a mis sueños.

28 de abril de 2017

Poderes de la poesìa





Delicias, Goya

La poesía puede inspirar la realidad.
Alzarse como Casa Verde.
Posarse en la mano de un ángel.
Soplar sobre el sol.
Discutir con  primaveras
Ser   paz  en Los Andes.
Emoción compartida.
Anillo de Julieta.
Abrazo de adversarios.
Placer de sentidos-
Rito que forja seres nuevos.

27 de abril de 2017

25 de abril de 2017

Mercalli y Richter





Giuseppe Mercalli murió en un incendio.
A Richter, en cambio, lo hundió el corazón.
El uno , en  alturas del Vesubio,
imaginaba al otro encarnado en Disney World,
descendiendo sin prisa
entre grietas extensas,
cámara de Platón
 
justo al centro de la Tierra.
 
El sacerdote,
 
maestro de Moscati  y   Pío XI
-Aquel de la Acción Católica   Mussolini-
no  oraba por el joven demócrata
ni quebraba espadas por la igualdad
 
en ciudades rotarias y ateas.

 

Pero ambos amaban los volcanes.
 
El rudo  guaracazo de la tierra.


Batman Señor de la Noche,


Vikingos en Sicilia.


Mahoma y Chopin mediterráneos.


Nuestro buen Dios de California.


La extraña ira de las piedras.

24 de abril de 2017

Teléfono de Disco

 Resultado de imagen para teléfono de disco

Pienso en mi  teléfono de disco.
Reloj en visión de Isidora.
Bello artefactos de otro siglo.
Sus cables como rulos de cabellos.
Sencillos números de papel.
Rueda que gira al llamar.
Grandes guías de roneo.
2230 danzando en mis neuronas.

¿Y recuerdas el 2059?
Medir la timidez al contestar.
Dejar bien colgado el aparato,
Escucharlo gritar por la casa.
Llegar justo cuando dejó de sonar.

23 de abril de 2017

Orfeo aterrizando


Los poemas aterrizan.
Se desenvuelven en la voz.
Caen como como piedras en un estanque.
Suelen erizar la piel.
Provocar lágrimas.
Tocar con dedos de hielo
los rojos pezones de una dama.

Los poemas discuten con el ruido.
Se desvanecen en mesas de Mc Donald`s.
Los pudre la repetición.
Los salva el silencio.
Suele protegerlos la memoria.



22 de abril de 2017

Lazo fraternal


Foto de J. Carvajal



Nuestro resplandor  está en el lazo.
Allí nos sostiene la tribu.
Retornan  antiguos maestros.
Hay  amor de humanidad.
Germina la rosa.
Trasciende el verbo entre los huesos.

Nunca lo abandonamos del todo.
Quedamos allí en la emoción
Sintiendo la hermandad.
Sueños  abrazados.
Unión de eternidades.
Rescate desde el fuego.
Sencilla cadencia de estrellas.

21 de abril de 2017

Libro de genios

En mi libro de genios: Violeta.
Benditas décimas y cartas.
Aguanten ministros y santos.
Triunfará la tierra.
Volverá el oro a su sol.

Guitarra en Estadio Nacional.
Septiembre.  1938
Ella alza el futuro.
Amanece primero en su centro.
Despierta el hombre en su ciencia.



20 de abril de 2017

Fundación Placeres







La actitud es hacer la vida.
Ejercitar abrazos.
Respirar aromas.
Dejar libre al invierno.
Sentir un beso o un latido de violín.

Aquí germinan alegrías.
Crecen banquetes y  conciertos.
Viene y va  la voz del otro.
Reparamos el otoño.
Disfrutamos  utopías.
Somos ronda humana que conversa.

Bailan aquí nuestros cuerpos.
Viajamos  al interior de la aurora.
Apoyamos lo justo,
Desnudamos las horas.
Barremos el muro de la pena.

19 de abril de 2017

Anita




Anita golpea las  rocas de Recreo.

Lo hace en primevera

y en algunos viernes de otoño.

Fluye siempre sobre Los Andes.

Brinca en condados de Inglaterrra.

Jamás renuncia a su Algarrobo.


Viene de su madre sombra

y de su madre sol.

Anuncia  temblores al mundo.

Viste su Huipil  en Toronto.

Huele a manzanas y cafè.

 

Pronto vendrà a desayunat pan con palta. 

Hermana de nuevas ceremonias.

Modos de borrar el horizonte.

Milagros de alta osadìa.

Mujer lanzada hacia su abismo.

18 de abril de 2017

José

Escribiste nuestra luz en ficha clínica.
Amable colega de Empédocles.
Dante en Van Buren.
Insigne viajero entre almas.

Buen trabajo habitante de Placeres.
Ahora enseñas en medianoche.
Construyes con el tres.
Tejes lazos de humanidad.
Dejas tu rastro en la noche.




17 de abril de 2017

Muerte de abogados

Hay abogados diluyéndose en la tierra.
Sus mentes de rayo ahora cobijan gusanos.
No explican ya las reglas.
No se inclinan ante jueces.
No reciben ya al sol.

Hay abogados diluyéndose en la tierra.
En su hora fueron hombres.
Seres caminando en las palabras.
Ahora infinitos pozos de silencio.

16 de abril de 2017

El Hijo del Hombre


Hijo del Hombre, René Magrite



No convirtió el agua en vino.
Ni levantó a Lázaro.
Ni detuvo la tormenta con su mirada.

Pero el Hijo del Hombre:
Se negó a golpear a la adúltera.
Entregó su pan al hambriento.
Llamó hermano al  semejante.
Perdonó las ofensas.
Condujo su espíritu hasta el padre.



15 de abril de 2017

Legados


Ofrezco el domingo al Raulí.
Dejo  marzo a los zapallos.
A Prometeo  mis zapatos rojos.
A los niños de Placilla mi piano.

Dejo mi poncho al  invierno.
Mi Buda al silencio.
Los boldos de mi patio a Isidora.
Los cuernos de mi espíritu a la Luna.

Dejo a los  delfines mi risa.
Los secretos desentrañados.
Mi colección de abrazos.
La línea azul que nos une.

14 de abril de 2017

Contrariedades

Sufrí hoy contrariedades.
Un gorila me habló al oído.
Tuve quejas de la aurora.
Una hoja simple rompió mi otoño.

No son piedras sobre mi cabeza.
Sino viento en contra.
Zepellines con pequeños Trump a bordo,
Desayuno con tizana de ortigas.

13 de abril de 2017

Debo mi vida.

Le debo mi vida al sol.
Reconozco en la tierra mi nombre.
Llamo viaje a un poema.
Nombro hermano al sendero.
Guardo mi espíritu en la luna.




12 de abril de 2017

Cielo interior



Voy  espiando  mis sueños.
Ligero de ciencia.
Extraviado en mi propio laberinto.
Ser que viaja cayendo.
Vuelo en un cielo interior.

11 de abril de 2017

Comiendo ajo

La guerra está comiendo ajo.
Besa en la boca a su auriga.
Elige  ciudades y vientos.
Devora hombres.
Ahorca el tiempo.
Borra los ojos del cielo.




10 de abril de 2017

Cumpleaños de Guillermo

Ocurre que hay música en nuestros aprendices.
Cantan la memoria de este pueblo.
Fuego de Brasil.
Azares de Cuba.
Antiguas voces de Shakespeare.

Estamos en noche de Recreo.
23 años de Guillermo.
Cohiba sabe a noche en La Habana.
Extraño vodka de chocolate.
Peligro, abogados a mi izquierda.

23.15 y comienzan Los Prisioneros.
Hablan de otros inviernos.
Hora en que nacimos desde la piedra.
Mitras paridos por la esperanza.
Chile después de sus miedos.

Incendiar la primavera

He descifrado el viento.
Volutas del invierno.
Escritos de sombras.
Primavera incendiada.
Ventanas al día de cenizas.

9 de abril de 2017

Domingo de Ramos.


Comité Central: feliz domingo de ramos!!!
Era hora de  remecer la higuera.
Arriesgar lo pequeño y lo cómodo.
Meter ambos pies en el futuro.
Escuchar el temblor de multitudes.

Nombre perdido

Mi nombre está perdido.
Figura en la lanza del soldado.
Tumbas abandonadas.
La hora en que lloran los duraznos.

8 de abril de 2017

Sobreviviente


Mi hijo retorna de la guerra.
Cojea y trae cicatrices.
Tiene el hambre del mundo.
La muerte ha borrado su sonrisa.
Hay bombas castigando su alegría.

7 de abril de 2017

Presencia de Jo



He visto a Jo sentado en su columna.
Sur, entre  Orador  y   Segundo Vigilante.
Lo vi saludar a sus amigos y llorar.
Recibir con abrazos a su nieto.
Honrar con su ser las joyas del templo.

Vi alegría en sus hermanos.
La forma en que lo rodearon.
Emoción en cada viaje.
Sello de su espíritu en nuestro lazo.

Esteban se encontraba impactado.
Obró  en su esencia el ritual.
La multitud del templo.
Aquellos horribles golpes  de espadas
Cientos de imágenes en sus ojos vendados.

Y de pronto el fuego.
Aquel espléndido que no quema.
Ese que anima nuestra conciencia
tornándonos hermanos del adversario
canciones de luz sobre la tierra.




........


El padre de Esteban observa desde el Este.
Disfruta a raudales su silencio.
Siente  las manos pequeñas de su hijo.
Recuerda sus juegos.
Los notables laberintos de su vida.


6 de abril de 2017

Luces de Pandora

Pandora, de William-Adolphe Bouguereau ·

Dedicado a mi amiga Cony Manríquez Muñoz
y a todos los magos que apoyan a los niños
rescatando el valor de sus dones.


Aquí llegan heridos  los marineros
Y a salvo del embate de las olas.
Recuerdan que no son cáscaras de nueces.
Sino seres de luz.
Gigantes  saliendo de un árbol.
Héroes de la tierra.
Oleaje que cruza el laberinto.
Benditas estrellas de miel.

Aquí llegan nuevas maestras de la tribu.
Invadidas por emociones.
Asediadas por el lenguaje.
Mundos con destellos de sus padres.
Líderes o  víctimas de redes.
Seres robados a un abrazo.
Abejas con máscaras  de furia.
Magas  probando  sus poderes.
Lágrimas que pronto son risa.
Actrices jugando a mentir.
Actrices gobernando sin fusil.

Los espíritus  del  lugar han formado un silencio.
Y en el teatro del mundo:
Al capitán le devuelven su espada.
Eleva el aplauso al artista.
Surgen  caminos en selvas  de  verbos.
Crece el impulso desde la rabia.
Fluye  paz en el círculo.
Y en algunos días de triunfo:
retornan  las  flores al jardín.


5 de abril de 2017

Triunfos de Alicia


Alicia ha rescatado al otoño.
Lo  torna risa en su risa.
Lo muerde en un racimo de uva.
Abraza sus árboles cansados.
Tiene pacto con la lluvia.
Contiene una promesa de sol.

4 de abril de 2017

Errores


Escribo errores con mis manos.
Surgen en días cansados.
Emociones contrariadas.
Guerra entre intereses y auroras.

3 de abril de 2017

Justo antes de dormir


Pronto leeré al interior de mis sueños.
Seré libro y texto
Caída hacia mi centro.
Profundo caminar sobre el fuego.

¿Habrá gracia en mi viaje?
O saldrá de su  gruta el Minotauro
El viento iracundo.
Agua oscura de mi alma.

2 de abril de 2017

Chantu - mai



En  talleres de Julio
Juan Manuel pidió a Isidora
que dijera gracias en distintos idiomas.
.
La niña entusiasmada
cumplió  en el lenguaje de Voltaire
en voces de  Goethe
y formales expresiones del Japón.
.
Pero el noble artesano
lejos de rendirse ante la bella  políglota
le reprochó una gran ausencia
aquella voz que traen los esteros
el decir de los bosques
la palabra que brotó de nuestros muertos.

Entonces
escribió  chantu-mai sobre la mesa
y el viento  de Recreo sonrió
abandonó su sombrero
y avanzó descalzo por la tierra.

1 de abril de 2017

Clavos



Cristo Crucificadi, Velásquez, Wikipedia


San Juan habla de los clavos
Aquellos que hirieron sus manos
Traspasándolas
Uniendo carne y árbol

Se formó así nuestra T
y el Hijo del Hombre
saltó al tiempo
fue puerta y puente
dolor hecho luz
voz llamando a la vida.

31 de marzo de 2017

49


A mi cumpleaños llegó el Señor Buda desde Japón.
Gabriela y Violeta.
Luna y Sol de México.
Manuel, Matilde y Dominga.
Mi ahijada Tierra.
Alicia,  que me inventó en su azul.

Llegó la Fantasma que me cuida.
Blanca, la niña que vuela.
Delfines de distintos océanos.
Pamela que alegra mis días.
Isidora y su árbol que me abraza.
Don Baltasar con su alma de sol.

Andaba el mar  compartiendo sus sueños.
Pía  con su  rosa de cielo.
Teresa y Marisol.
Chris deslumbrante.
Mi noble compañera de banco.
Cony joven como el mundo.

Estuvieron mis maestras:
Amla y Marcia.
Myriam y su espíritu gigante.
Un abejorro de Recreo.
Vicente alegre.
Zaira y Sandra, mis primas.
Esteban enamorado.
Jueces y testigos.
Mi padre y su obra de luz.


30 de marzo de 2017

Manos de cocinero


Mis manos responden a olores.
Hablan de tomillo y morrones.
Distintas carnes.
Higos que arrastra el destino.
Cebolla lila del Perú.

En mi corazón: papas a la huancaína.
Delicias de Zaira.
Aceitunas nobles.
Vapores de vino.
Brazos sabrosos de un pulpo.



29 de marzo de 2017

Lápiz Amarillo



 Dejo  a la tierra mi trabajo.

A mi hija  senderos  que abro.

A la unidad de mi  pueblo:

aquella bandera que alzo.



A ti  Carlos,

entrego  este lápiz de luz,

firma con él  tus actos,

enseña con él tu alma,

rescata tu luz desde el centro.



Recibe también este poema de marzo.

Su extraña raíz en el cielo.

Nudos que usé en sus palabras.

Su ser hecho de tiempo.

Mil mentes en sus trazos.

Ochenta palabras que caen.

28 de marzo de 2017

Conciencia


Aquí va el fuego.
Avanza dormido en mis manos.
Lo cargo alegre en mi centro.
Siempre despierto.
Es tiempo brotando en mis sueños.

27 de marzo de 2017

Plazos

La muerte de Sócrates, Louis Jacques David

Entre Sócrates y Hepatía hay ochocientos años.
Cuarenta semanas  van entre orgasmo y  parto.
Cien segundos demora  una ducha.
Tres mil años lleva escrita la palabra.

 ¿Cuánto duraba el  recreo largo?
¿Acaso un siglo en Macondo?
Diez  segundos en la lona.
Medio dìa  de trabajo.
El tiempo de un rezo.
Dos horas de Maratón.

26 de marzo de 2017

Jaroset de dátiles e higos


Myriam prepara  Jaroset.
En su paraíso ha cortado  higos.
Vierte dátiles y vino  de asombro.
Almendras que mordió su boca.
Uvas  bebidas de miel.
Canela robada al aire.
Manzanas mordidas por Dios.

Atrás, ladrillos de Egipto.
Aguas abriendo camino.
Recuerdos de hogares perdidos.
El viejo invierno del norte.
Viaje entre guerras y paz.

25 de marzo de 2017

Fusilamiento

Pelotón de fusilamiento, Santiago de Chile, 1955.
Firing squad, Santiago de Chile, 1955.
Marcelo Montecino Collection.
Foto de Marcelo Montecino

Alambre amarrando las manos.
Venda sobre ojos cansados.
El viejo corazón perdido.
Amanece en sombras de septiembre.
Último rayo en la mente.
Balas cerrando la vida.

24 de marzo de 2017

49 años en una semana


El otoño no  me quiere en su casa.
Se resiste a despoblar  mi risa.
Separarme de la aurora.
Tornarme nostalgia y gruñido.

Pero tengo resistencia a las arrugas.
Ausencia de aventuras.
Tristeza en  crepúsculos.
Recuerdos al atardecer.

23 de marzo de 2017

Frascos de lluvia.

En mi casa tengo frascos de lluvia.
Agua rompiendo desiertos.
Aguacero en funeral.
Gotas en rostros pecosos.
Granizo en sendas de Olmué.

22 de marzo de 2017

Luz esencial




Resultado de imagen para efecto de luz sagrada
Sagrada Familia, Barcelona


La luz esencial nos precede.
Es anterior al templo.
Supera los rayos celestes.
Tiene la raíz del  tiempo.

Amor de humanidad
Sabiduría despierta.
Lenguaje de cielos.
Espíritu que excede este cuerpo.

Aquella palabra no se apaga.
En silencio aparece.
Prometeo la rescata.
Su rayo cruza la esperanza.

21 de marzo de 2017

Sergio y el bardo en Chiloé




Sergio Nemesio me dejó sus arándanos.
Signo de su olvido en Pudeto.
Bendita tierra chilota.
Rastro de Miranda y el Imbunche.
Maestros rurales.
Brujos viajando a Recreo.
Hombres abriendo sus tumbas.
Licor de oro y manzanas.
Libro lanzado hacia el mar.



20 de marzo de 2017

Ofiuco






Soy gesto de estrellas.
Vivo lo que dura  mi abrazo.
Poema que arde en el viento.
Raíces del tiempo en mi esfera.

Avanzo y  voy quedando en el camino.
Vano andar en la arena.
Palabra que cruza las mentes.
Mi risa latiendo en el mundo.
Pensando florece la vida.

Soy ciencia que sana.
Ser sirviendo a otros seres.
Benigno amigo de auroras.
Ente que lee la sangre.
Mente mordiendo los higos..


Poema dedicado a las personas del signo de Ofiuco y  a los médicos que siguen la ruta de Asclepio.

Este "nuevo signo zodiacal" une a las personas nacidas entre el 30 de noviembre y el 17 de diciembre.



Carmen Puerto Varela explica en El País, el surgimiento de este nuevo siglo y la reordenación de los otros doce.









19 de marzo de 2017

Ercilla


Ercilla dejó su clavo en la tierra
flecha atravesando a Leftaro
calle en Recreo
comuna en armas
rotundo triunfo de Isidora.

18 de marzo de 2017

Llave verde


En esta torre  existe la llave verde.
Trabajadores la guardan.
Grita su valor junto a fichas.
Pulula en hogares pequeños.
Abre puerta de màquinas.
Lugar de agua y calor.

Aquel metal se esconde.
Pasa  de repisa a bolsillo.
Queda guardada en zapatos.
Desacansa en grandes  carteras.
Viaja en canastos de ropa.
Manos que limpian el mundo.

Llave verde en esta poblaciòn.
Frontera interior del cemento.
Clave de trabajajos internos.
Objeto perdido y en bùsqueda.
Tesoro en hogares pequeños.
Arma  que ayuda al destino.


17 de marzo de 2017

Banalidad del mal


Papá qué es la banalidad del mal?
Es  la  cómoda sujeción  a la crueldad.
Cumplir órdenes atroces.
Actitud pasiva ante el desastre ajeno.

Ese mal nos asedia.
Pesa como muerte en nuestros bolsillos.
Tiene olor a hogar y pan tibio.
Separa al ser humano de  su tribu.
Empuja nuestro espíritu a la tumba.


-Esta semana hemos aprovechado la trayectoria al colegio para conversar sobre Hannah Arendt-

16 de marzo de 2017

Servicio Nacional de Menores





Hoy he negado la paz.
La dejé morir en carpetas de niños.
Futuro sin  luz.
Siglo sin risas.
Sendero vacío del espíritu.

Había en mi jardín un lugar para la rosa.
y lo dejé partir.
Allí quedan  inviernos y cementos.
Tumbas de niños olvidados.
Montaña del Yo.
Cielo en que brilla el vacío.

Hoy he negado la paz.
No habrá sopa en mi mesa tan limpia.
Vencerá el dolor a la  risa.
Me atraparán dinares.
No brotará el amor.








15 de marzo de 2017

La Joven Italia en Caleta Abarca

Resultado de imagen para giuseppe garibaldi camisas rojas


Para quienes fuimos niños en Valparaíso.
"La Joven Italia" nombra una tienda en nuestro centro
y no  alza  rebelde  la  idea de Patria
Resurgimiento.
Civiles en armas.
Esperanza de pueblo cautivo.
Unidad en la diferencia.
Ejército secreto y libertador.

Pero el nombre no es casual.
Allí  benditos emigrantes
bordaron  altiva libertad hecha bandera
derramaron en ella sus lágrimas
y la cedieron  al  héroe de oprimidos
virtuosa espada de libertades
venerable hermano Giuseppe Garibaldi.

El guerrero prometió alzar sus colores
en cada batalla
llevarla en la marcha de su pueblo
liberar  Roma y  Nápoles con ella
hacerla triunfo  y  audacia
honrarla en templos de humanidad
distinguir con sus trazos
una República Laica.

En Caleta Abarca fue el rito.
Otoño de 1853.
Allí recibió el paño sagrado.
Vientos y océanos formaban el cuadro.
Hubo clamor  de Independencia.
Eternidad  de Italia.
Estrella de Arauco al atardecer.



Este texto conversa con  Emilio Toro Canessa, Profesor de Historia y Geografía, para el Archivo Histórico Patrimonial, I. Municipalidad de Viña del Mar, en los siguientes textos publicados por la Revista Tell en su  edición de Septiembre de 2012 y en su edición  de Octubre de 2012.


Al investigar sobre Giuseppe Garibaldi en el continente americano, siempre encontramos referencias de él en Estados Unidos, Brasil, Uruguay, Argentina y Perú, pero casi nada sobre su estadía en Chile, específicamente en Caleta Abarca en Viña del Mar y en Valparaíso. Por ello, esta investigación, pretende ser un pequeño aporte a la historia local y patrimonial de la ciudad, rendir un homenaje a hombres y mujeres que contribuyeron desde la urbe y fueron un símbolo patriótico importante frente al proceso de unificación italiana.

Durante cortos períodos desde 1851 a un tiempo más prolongado, como el “26 de Marzo al 10 de Abril de 1853”, el héroe de dos mundos llega a la ciudad, atracando su bergantín “Carmen”, cercano a la playa de Caleta Abarca en Viña del Mar. Años en los cuales además, se encontraba en proceso de construcción la línea férrea Valparaíso – Viña del Mar, a su llegada a pies del Cerro Castillo (donde hoy se encuentra un monolito de piedra en conmemoración de los cien años de tan ilustre visita) lo esperaba la colectividad italiana residente en Valparaíso. Pietro Sepp que en 1857, sería director fundador de la 6° Compañía de Bomberos Cristoforo Colombo lo recibe diciendo, “General Garibaldi, héroe máximo de nuestro resurgimiento, esperanza de todos los italianos en el mundo… y de los residentes en estas hospitalarias tierras chilenas, lo saludamos con devoción”. Terminado los discursos, los festejos recién comenzaban, es por ello que los italianos de la ciudad invitaron a Garibaldi “a una Hacienda de Viña del Mar, para un encuentro patriótico”. Para aquel entonces, Viña del Mar era una sola hacienda de la provincia de Valparaíso, a cargo de la Sra. Dolores Pérez de Álvarez, con lo cual no es extraño suponer que ella también fuera parte de los recibimientos o estos hubiesen sido realizados en la casa de su hacienda, cercana a lo que hoy es el Palacio Rioja.

Terminados los festejos, se trasladarían a la Ciudad de Valparaíso, alojándose Garibaldi, en la casa de un connacional en los altos del Almacén La joven Italia, lo que hoy es Tricot.  Esta visita generaba “un sentido de pertenencia a Italia”, sentimiento que perduraría en el tiempo y sería parte esencial en el proceso de la unificación italiana.

En el momento previo al zarpe de la nave Carmen en las costas de Caleta Abarca en Viña del Mar, la colectividad italiana residente se encontraba presente para realizar el último adiós al general Garibaldi y a nombre de Pietro Sepp, uno de sus connacionales más representativos, se hizo entrega de un presente.
      
Se trataba de una hermosa bandera de seda, bordada con hilos de oro y plata, la cual por una parte del paño, “en sus finísimos tres colores, con emblemas de plata y oro que representaban, cadenas… y cañones destruidos, se erguía una Italia en forma de hermosa mujer triunfante llevando una corona torreada, con las palabras independencia, unidad y libertad”, a Giuseppe Garibaldi, “Los italianos residentes en Valparaíso, 1853”. Para él, esto fue tan importante, inesperado y conmovedor, que responde: “En esta playa chilena, de frente a este mar infinito les juro que siempre flameará a mi lado, en primera línea y en todos los combates que me esperan por la libertad de Italia eterna”. A las semanas después de su partida, aparecía publicado en El Mercurio de Valparaíso, “señores, habiendo tenido tantas pruebas de nobleza ofrecida, me es grato, querer ofrecer disculpas de mi parte, y hacerme intérprete del amor y gratitud que debo a ustedes por su afecto y acogida, saludos G. Garibaldi”.

Estos serían sus últimos años en América, ya que se encontraba pronto al retorno para luchar por la causa de unificación, con esto querían hacer sentir a su amigo el apoyo, “el dolor, angustia…, la vergüenza y el daño de no tener un nombre patrio. Pero jamás pensaron la suerte que estaba echada a su bandera cuando flameara”. La bandera italiana de Valparaíso fue “el sagrado estandarte de la legión de los Mil”, la que en manos de Simone Schiaffino uno de sus miembros y parte de la embarcación, que zarpó en 1860 desde el puerto de Quarto en Génova, rumbo a Sicilia. El 15 de mayo de 1860, en la batalla de Calatafimi, “apretaba a su pecho sangriento, el regalo más preciado y amado por Garibaldi, el tricolor, hermosamente cosido y adornado por los emigrantes italianos de Valparaíso”. Lograda la unificación Italiana, la Sociedad de Beneficencia Italiana en Valparaíso en 1871, lo nombra miembro fundador y presidente. A lo cual responde, “Mis queridos amigos, acepto con gratitud el precioso título de ser vuestro presidente honorario, lo recibo con afecto de gentil acogida dada por mis queridos conciudadanos de Valparaíso. Suyo Giuseppe Garibaldi”. La bandera, regalada en Caleta Abarca, pasaba a ser el símbolo más preciado de la unificación, “un estandarte de libertad, conquistado y ganado por un pueblo que se reconoce”, unida a éste, todo gracias a las colectividades italianas de Viña del Mar y Valparaíso, que hicieron entrega de él, en la esperanza y sueño de lograr una Italia unida.

“La colectividad italiana residente se encontraba presente para realizar el último adiós al general Garibaldi… y se hizo entrega de un presente. Se trataba de una hermosa bandera de seda, bordada con hilos de oro y plata”.

 DESTACADO:
“Esta investigación, pretende ser un pequeño aporte a la historia local y patrimonial de la ciudad, rendir un homenaje a hombres y mujeres que contribuyeron desde la urbe y fueron un símbolo patriótico importante frente al proceso de unificación italiana”.

Maino, Valeria, “I Marinai italiani in Cile a meta del secolo XIX”. En Favero, Luigi, Et Al; Il Contributo Italiano allo sviluppo del Cile, Edizioni della Fondazione Giovanni Agnelli, Torino, 1993.
 El Mercurio de Valparaíso, Movimiento Marítimo, sábado 26 de marzo de 1853, El bergantín Carmen, de origen Peruano pide permiso al puerto de Valparaíso, para permanecer 24 días señala que la tripulación está compuesta por el comandante y tres personas.
Presenza, Periódico Quincenal de la colectividad italiana en Chile, Pág., 8, agosto 2011.
Baggio, Luciano; Massone, Paolo; Presencia italiana en Chile. Ediciones Presenza. Santiago, 1992.
Larraín, Carlos; Viña del Mar, p. 17, Sinopsis de los propietarios de las dos haciendas de Viña del Mar. Editorial Nacimiento, Santiago 1946.
Giuliani Balestrino, Maria Clotilde; L´Italia Fuori dall´Italia, Gli Italiani in Cile, p.91. Bozzi Editore, Génova 2000.

  Nota: Las traducciones del italiano al Castellano, han sido realizadas por el autor.


La imagen proviene de este sitio.






14 de marzo de 2017

Quintillizos

Resultado de imagen para quintillizos intrauterinos

Aquí horas y epopeyas.
Reyertas  entre óvulos.
Placenta repleta.
Dad y recibid movimientos.
Diez ojos en la sombra.
Multitud interior,
Sol dividido en cinco seres.



La imagen proviene de este sitio.

13 de marzo de 2017

Entre rayas de una corbata





Estoy entre  rayas de una corbata.
Resido en la Luna de un electrón.
Nunca dejo de girar.
Escapo al recuerdo de otros.
Múltiples olfatos.
Aguda mirada de un niño.

Pero algo pasa  en mis labios.
Quizá de tanto besar han crecido ciudades.
Rondas de seres gritones.
Soles rojos y azules.
Líneas férreas.
Niños buscando mi rostro.


La imagen proviene de este sitio.

12 de marzo de 2017

Isidora canta

Isidora canta.
Une su luz a las notas.
Comprende  silencios.
Aterriza en  el viento.
Roba  al invirtno su s sueños.


,




11 de marzo de 2017

Guardatemplo en Valparaiso



Mi hermano observa la ciudad.
Allí  lo nombra la tarde.
Recibe poder de la Luna.
Vientos del verano.
Brava historia de sueños.

Busca en su interior el sol.
Así se torna cósmico.
Benigno cometa.
Amigo  de verdades.
Sereno guardián de la luz.

En él está el templo.
La ciudad del hombre.
Libertad de tantos.
Fuego de siglos.
Bella noticia de la aurora.


10 de marzo de 2017

Volver a clases

En la mañana volver a clases.
Hablar de Hamlet con estudiantes.
Caminata recta por ciudades.
Cottard y Platón enfrentados.
Lihn casi en la tumba.
Modos de trabajar  en el arte.

9 de marzo de 2017

Mahfúd Massís

Resultado de imagen para mahfúd massis
Mahfud y su esposa Lukó de Rokhaa

Mahfúd Massís no cabe en su sombrero.
No cabe en Belén ni en Recoleta.
Hay fuego en sus libros de combate.
Exilio en su nombre.
Raíces del mundo en su sombra.

Fue gigante nacido en su poema.
Ángel profundo.
Estrella atea.
Ser de tantos  castigos.
Insigne  profeta del viento.




La imagen proviene de este sitio.



8 de marzo de 2017

Rousseau y Hume juegan ajedrez



Rousseau y  Hume  juegan ajedrez.

El soñador asedia al pragmático.

Nostalgia y humor disputan.

Emoción enfrenta a la duda.
 
 

Sultán duerme junto al fuego.

Eloísa muerde su granada.

Emilio hurga en sí mismo.

Los niños han muerto  abandonados.
 
 
 
Hume acompañó Rousseau  exiliado en Inglaterra. Jugaban ajedrez.
Existían sospechas recíprocas. El genio de Ginebra abandonó a sus
hijos en un hospicio.
 
se conservar anotadas sus partidas de ajedrez.

Mujer






Eternidades

Primero fue cielo y tierra.
De agua y raíz  surgió  la mujer.
Hay olas en su nombre
y océano  infinito en su centro.

En ella regresamos y nacemos.
En ella nos bendice el sol.
Extiende su  flecha la noche.
Recibe su copa el instinto.

Allí brotó nuestro espíritu.
Abuela y madre bordaron.
Tía de cuentos.
Serena maestra entre niños.

En ella, la Luna encarna.
Viaja paz en el río.
Poderosa tempestad.
Intuición  en  el pulso.
Maga guiando  los hilos.


Violación

Corre animal tras su presa,
ebrio de ansias primarias,
alza puñales de fuego,
inmundo en su risa,
vasallo de la carne,
hipócrata iracundo,
humano definitivamente humano.

Ella busca salvarse.
Negrura de bosque,
fulgor de  casas,
refugio entre árboles,
grieta sorpresiva,
anhelado oleaje de aguas.

La carrera es a pie descalzo,
batalla entre ramajes,
chivateos malignos,
profuso llanto,
espinas punzando  las piernas,
continua presencia del barro.

De pronto,
largo salto de la bestia,
golpe en  vientre y  la boca
ropas rajadas a golpes,
mujer inconsciente,
derramada alegría en la hierba,
prohibido el futuro,
quebrada la luz de su calma.


Trabajo

Ella carga el hogar en su cuerpo.
Lleva paraíso  en sus senos.
Enseña. Cocina. Calcula.
Siembra. Cosecha. Combate.
Alimenta fuego de siempre.
Pisa uvas.
Teje un libro de sueños.
Agrega esperanza a este viaje.

Serena: carga el tiempo en sus brazos.
Faena en  fábricas y  casas.
Arrastra cadenas de esclava.
Barcos hundidos en su cuerpo.
Menos sueldo por igual trabajo.
Menos sueldo y menos descanso.

Ella marcha y hay que incendiarla.
Excluirla del voto.
Encerrarla en celda del género.
Hacerla  objeto en la industria.
Bombardearla en la guerra.
Negar su derecho al deseo.
Negar su historia y su alma.



Mujer lesbiana y mujer transexual.


Avanzan hermanas radiantes.
Colores profundos del cielo.
Bravas en su resiliencia.
Libertarias compañeras.
Maestras que  aceptan  su luz.

Avanza su ronda  tan digna.
Perfume de su temple.
Belleza de su aurora.
Franca amplitud de su cielo.

Avanza en ellas la brisa.
Abraza el sueño al deseo.
Besa el cielo a la tierra.
Canta el sol en sus danzas.




Escribieron conmigo y me enseñaron el camino:



Marcela  Navarrete, Ana María Guzmán, Lorena Misle,  Johanna Iturra, Gustavo Gómez, Pamela Verdugo,  Igal Vega-García,  Myriam Parra Rafael Rojas, Eduardo Olivaes Cifuentes,  Ariadna Peña Álvarez,  Bella Clara Ventura,  Elizabeth Godoy Monárdez, María Eugenia Díaz Ruiz., Fabián Murciano Gómez, Ema Bravo Ríos, Marianela Puebla,  Nora Torres Ramos, Rita Emperatriz Díaz Torres,  Karin Fick Quiñones, Viviana Véliz,  Rodrigo Antonio Sanhueza, Dora Ernestina Miranda Peña, Carolyn Andrea Bernal Suazo,  Marianela Pineda Sotomayor,  Yolanda Allemandi,  Isabel Godoy, María Angélica Barrientos, Marcela Marambio Kóck; Jorge Calderón Ramírez, Paulina Pereira Garrido; Muriel Lorca Puls, Pamela Alicia Canessa Quiroz,  Bélgica Morales Lupayante, Pía Gómez,  Marisol Elisa Utreras Guerra,   Marisol Zúñiga Soto, Marcela Medina Mafi, Mariam del Toro, Francisco Núñez Lozano, Magnífica Rina, Carla Jofré Vidal, misteriosa Isabel, Paulina Ríos Ramírez, Carolina Reyes  y  Pamela Ocampo Azócar.


Para escribir este texto, pasé por el mundo requiriendo una frase, una palabra o un silencio para construir un poema con ocasión del día internacional de la mujer.






La fotografía  de mujeres obreras proviene de este sitio.


7 de marzo de 2017

Casa del año

Tengo amistad con el tiempo.
Soy ruta del aire.
Secreto de otoño.
Libro escrito en el barro.

Soy  rito de Luna.
Viaje de un niño.
Duelo entre sombras.
Casa vacía del año






6 de marzo de 2017

5 de marzo de 2017

Llueve de noche

Llueve de noche.
El cielo no tiene esperanza.
Rayos quiebran su nombre.
Su cuerpo está desnudo de estrellas.
Chocan la tierra y el agua.


4 de marzo de 2017

Andar Madrid al revés



No  pude salir de mí mismo.
Despertar de este silencio.
Caer del número nueve.
Dejar mi nombre a la lluvia.
Andar Madrid al revés.

Pero sobreviví al invierno.
Otoño que pide limosna..
Biblia de hombres.
Balas cruzando esta tierra.
El lunes creciendo en la piel.

3 de marzo de 2017

Carmen Gloria Quintana



Comienzo a pensar el poema del 8 de marzo.
Y allí estás tú.
Respiras resiliencia.
Sentido de historia.
Noviazgo del verano con la Luna.

Pronto vendrás y seremos abrazo.
Sol de ti  niña.
Tierra de madres.
Sencilla valentía de valores.
Honrada altivez de la esperanza.

2 de marzo de 2017

Karateca

Resultado de imagen para niña karateca

La niña gusta del Karate.
Gobernar su cuerpo.
Observar con la espalda.
Avanzar y girar.
Ser grito en el puño.



https://youtu.be/DZlUgkTGeAQ

1 de marzo de 2017

Cueca



Resultado de imagen para cueca fotografia

Sólo gigantes bailan cueca.
Marcan el aire con pañuelos.
Seducen  y asedian.
Dejan su brazo al consuelo.

Para ella, la defensa es el ataque.
Insinúa  sin  ceder.
Protege con su paño.
Habla con  la tibieza de su rostro.






28 de febrero de 2017

Dios ha muerto.


Dios ha muerto.
La CIA lo ha matado.
Aviones sobre el once.
Purga en Ejército Rojo.
Hambre en planicies de África.
Grasa en almuerzos del mall

Murió en  bombardeo de Tokio.
Fue niño  asesinado en Auschwitz
Profesor degollado,
Pequeño príncipe hemofílico.
Fusilado en Estadio Nacional.

Allí está su cadáver.
Yace en el hedor de la historia.
Bienvenido el amor del dinero.
Acciones en posiciones sólidas.
Uranio y oro a raudales.
Bonos de facebook y gmail.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!