23 de abril de 2017

Orfeo aterrizando


Los poemas aterrizan.
Se desenvuelven en la voz.
Caen como como piedras en un estanque.
Suelen erizar la piel.
Provocar lágrimas.
Tocar con dedos de hielo
los rojos pezones de una dama.

Los poemas discuten con el ruido.
Se desvanecen en mesas de Mc Donald`s.
Los pudre la repetición.
Los salva el silencio.
Suele protegerlos la memoria.



No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!