5 de marzo de 2011

Alimentarse de Iguales

 

En  la edad del olvido
los homínidos  cazadores
viven más y mejor
que otros hambrientos de nueces
raíces, olivas e higos.

A veces se enfrentan
con bandas rivales
y hacen de su carne un trofeo
evento sagrado
festejo de neuronas y médulas.

Hay inviernos de nieve
en que devoran a sus hijos
niños nacidos sin  destino
pequeños humillados por el frío
huesos para comprar la primavera
Tlaltecuhtli pariendo su alimento.
.
En las primeras ciudades
el banquete de humanos
se torna en rito
alimento de dioses
corazón en el plato
de reyes y guerreros
niños devorados por el fuego
encerrados en el hielo
hundidos bajo el pilar de los templos.

Al divulgarse la escritura
el culto de la palabra
desplaza al de la carne
y los puñales perdonan
a niños y doncellas
para bien de Isaac  en Moria
Ismael en Arafat.
Ifigenia en el teatro de Esquilo.

Cien años antes del censo
los tambores de la República
prohíben nuestro cuerpo en los altares
mas  los padres romanos
siguen devorando a sus hijos
y  el nacido en  la “Casa del Pan”
se  regala en holocausto
transfigurándose en alimento
allí en  las sagradas cenas.

Ahora nos protege el tabú
humanos  huyendo de su historia
negando los sentidos del rito
aplacando vampiros de su alma
sumergiendo a Tito Andrónico
asustados por las notas de  Stravinsky
volviendo al amor por las plantas
las legumbres, el viejo trigo.


La imagen proviene de http://wikipedia.org

6 comentarios:

Isabel Mª dijo...

Me "empeloto" totalmente con tu poema. Me encanta tu estilo. Buenos días aquí en Barcelona. Son la seis de la mañana. Dex me desperto temprano, ahora el reduerme y yo me he quedado en vela, un sábado por la mañana. En fin, hoy voy escribir.

lichazul dijo...

cuando la sobreviviencia es extrema sin duda...
me recordó el hecho desgraciado de los Andes por allá en la década del setenta con los jugadores uruguayos

luego te pasas a la historia de las civiliación y sus conquistas y conquistados, un Re siempre cercano en esta vida:)

Maritza dijo...

A mi tu poema me habla en un sentido figurado.
Y me habla de la explotación del hombre por el hombre; de sus discursos, aún discriminatorios y racistas; me habla del sobrevivir a costa de los que vas pisando; de los intereses personales y no colectivos, que son una verdadera masacre humana, donde corre mucha sangre en el devorarse unos a otros; me habla de guerras "santas", me habla...mucho.


Abrazos, amigo.

Gonzalo Villar dijo...

Gracias Maritza, llegaste al segundo piso del poema.

lichazul dijo...

y a nosotras que nos coman las pirañas!!

Gonzalo Villar dijo...

Gracias Elisa por tu alegría y tu constante abrazo espiritual y gracias Isabel,adorable creadora Catalana.

Powered By Blogger

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!