4 de marzo de 2011

Arquitectura en Recreo











Bendigo el poema  sin puertas
camino libre hacia las aulas
mar  saltando en las paredes
idioma de luz en las pizarras.

Bendigo los ritmos de la tierra
quebrada  pariendo su alegría
visita del sol en los jardines
agua sonriendo en las miradas.

Bendigo la presencia de la copa
seres con lazos de alegría
agua compartida por los cuerpos
almas embriagadas de esperanza.




Esta mañana, como parte de mi encuentro con el barrio, visité las Escuelas de Arquitectura y Diseño de la UCV, un complejo que me sorprendió porque las calles públicas  llegan hasta los ventanales de las salas de clases, dando una impronta de integración absoluta entre Academia y Ciudad.

Sólo un monolito marca el espacio sagrado de la enseñanza.

Sin ningún problema pude examinar las dependencias y asombrarme por su lúcida presencia.

Las imágenes  acaban de nacer de mis cristales












1 comentario:

Maritza dijo...

Buenísima entrada, amigo.
Bella la fotografía que muestra los ventanales con vista hacia el puerto.
Bellas tus palabras también.

Abrazos en este viernes frío.

Powered By Blogger

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!