1 de marzo de 2011

Self





He visto a un hombre azul
cargado de flores y caracolas
lo llamé Vishnú
y alzó sus cuatro brazos
para darme vida y alegría.



La imagen de Jung proviene de http://jung.at.ua

3 comentarios:

Maritza dijo...

La fotografía me estremece, amigo.
Siempre me llaman la atención los ancianos y sus pensamientos...
Cuál será su balance de todo.
Y este se ve tan reflexivo de la vida y el tono sepia le da un aspecto más potente aún a la idea de la foto.

Tus palabras son muy mágicas,Gonzalo. Pocas veces he leído voces masculinas con este grado de sensibilidad que encuentro en tus poemas.

Abrazos grandes.

Isabel Barceló Chico dijo...

¿Qué pensarán esos ojos? Hay una sonrisa en ellos. Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

lichazul dijo...

los hombres índigos son así
suerte que puedas haberlo encontrado

Powered By Blogger

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!