9 de junio de 2005

Los obispos salen a la calle

España, tras Holanda, Bélgica, Massachussets y algunas provincias de Canadá, está a punto de legalizar el matrimonio gay.

Esto significa que se les reconoce a las personas de orientación homosexual el derecho a formar una familia bajo el mismo estatuto jurídico que al resto de la población. Es decir, se aplica a ellos, por fin, el principio de igualdad ante la ley.

Si miramos el catolicismo desde una perspectiva antropológica, veremos en él, más que una religión, un ordenamiento de la familia, fundado en una concepción patriarcal que concede a los varones un rol dominante, a las mujeres un papel de compañía y apoyo; y que, condena sin pudores a la comunidad gay.

En este orden conservador, se promueve la multiplicación y el cuidado de los hijos en el marco de familias "bien constituidas".

Eso deja a las madres solteras, a las personas que usan condones o pastillas, a los hijos no matrimoniales, a los separados, a los que practicamos el autoerotismo, a nuestros hermanos gay e, incluso, a los no casados, en una zona de pecado y heterodoxia.

Por ello, la destrucción de la familia tradicional es mucho más grave para el orden romano que el heliocentrismo o el descubrimiento del cadáver de Jesús.

El cristianismo está a punto de estallar y de crecer.

"Muchos han comerciado con ilusiones y falsos milagros, engañando a la estúpida multitud" Leonardo Da Vinci


*************************

La
ELPAIS.es - Sociedad - 09-06-2005



TEMA
La nueva familia




La Conferencia Episcopal Española ha expresado hoy su apoyo a la manifestación que el próximo 18 de junio recorrerá Madrid en contra de la modificación del Código Civil que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo. Los obispos respaldan en un comunicado la marcha convocada por el Foro Español de la Familia porque la causa "es justa".
La jerarquía eclesiástica justifica su iniciativa por "el goteo" de distintos obispados en los últimos días expresando su claro apoyo a título individual y alentando a sus fieles a secundar la protesta. Aunque el comunicado de hoy no lo recuerda, el cardenal y arzobispo de Sevilla, Calos Amigo Vallejo, se desmarcó hace dos días de la manifestación argumentando que "tradicionalmente sólo asisto a manifestaciones religiosas, como procesiones". Tampoco llamó a la movilización de los católicos porque "ellos son perfectamente conscientes de su libertad y de su formación, y saben que el matrimonio admitido por la Iglesia católica es hombre y mujer de manera indisoluble".

El Foro de la Familia espera reunir en Madrid más de 500.000 personas bajo el lema La familia sí importa. Se han reservado más de 200 autobuses para trasladarse a Madrid, así como dos aviones procedentes de Baleares y tres desde Canarias. Además, muchos diputados del PP han confirmado ya su asistencia a título individual.

El comunicado de los obispos, titulado La familia sí importa (eslogan casi idéntico al utilizado por los convocantes), dice textualmente que "los fieles laicos responden adecuadamente al desafío planteado cuando hacen uso de sus derechos democráticos a expresar su desacuerdo manifestándose pacíficamente. Es un modo legítimo de cumplir con su deber al servicio del bien común".

La Conferencia Episcopal, continúa, "ha manifestado en dos ocasiones su juicio claramente negativo sobre la legislación que se prepara en este momento y que supondría una corrupción tal del matrimonio en nuestras leyes, que esta institución vital e insustituible para las personas y para la sociedad dejaría de ser la unión de un hombre y de una mujer". "Los obispos, en sus diócesis, -añade- han expuesto también la doctrina católica a este respecto de modo nítido y reiterado". "La sociedad, a través de diversas instancias, ha manifestado igualmente su rechazo de una legislación tan injusta y contraria a la razón", agrega.

"Respuesta clara e incisiva"

Los obispos se refieren después a la convocatoria, señalando que "entre las iniciativas sociales propuestas para la defensa de los derechos del matrimonio, de la familia y de los niños, una organización civil ha convocado a los ciudadanos a expresar su apoyo a estos derechos por medio de una manifestación convocada para el día 18 de junio en Madrid bajo el lema de La familia sí importa". "La causa es justa", afirma el Comité Ejecutivo, que añade que "nos hallamos ante una cuestión de la mayor trascendencia moral y social que exige de los ciudadanos, en particular de los católicos, una respuesta clara e incisiva por todos los medios legítimos".

2 comentarios:

Andy Brandt dijo...

"descubrimiento del cadáver de Jesús"???

¿Han descubierto el cadáver de Jesús? ¿Dónde? ¿Cuándo?

Unknown dijo...

El otro día tuve una revelación: los pilares de esta sociedad son, en primer lugar, el consumo (para lo que es imprescindible producción, para lo que es imprescindible trabajar), en segundo lugar, los hijos, para perpetuar el consumo (y la producción y el trabajo).
En este sentido, el matrimonio homosexual atenta contra el sistema social (al menos simbólicamente), lo que habría que preguntarse es si eso es bueno o malo...

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!