27 de agosto de 2006

Construyendo La Tempestad

Calibán


Hay quienes, como el Loco del Tarot, están dominados por su fuego interior, por sus instintos, sus pasiones.-



Son prisioneros del apego a los bienes, a los placeres, incluso los más sutiles, como el aroma dulce de una flor o la frescura de un manantial.



Todos llevamos un Calibán dentro, un monstruo de las sombras.



Hola, esclavo, ven nuevamente a mí, enciende nuestro fuego, ve a buscar nuestra comida.





Caliibán




Tengo derecho a comer mi comida. Esta isla me pertenece por Sycorax, mi madre, y tú me la has robado. Cuando viniste por vez primera, me halagaste, me corrompiste. Me dabas agua con bayas en ella; me enseñaste el nombre de la gran luz y el de la pequeña, que ilumina el día y la noche. Y entonces te amé y te hice conocer las propiedades todas de la isla, los frescos manantiales, las cisternas salinas, los parajes desolados y los terrenos fértiles. ¡Maldito sea por haber obrado así!... ¡Que todos los hechizos de Sycorax, sapos, escarabajos y murciélagos caigan sobre vos! ¡Porque yo soy el único súbdito que tenéis, que fui rey propio! ¡Y me habéis desterrado aquí, en esta roca desierta, mientras me despojáis del resto de la isla!



Poeta


Calibán es una gran clave en esta Isla, a veces se esconde bajo una manta junto a otro hombre y nos presenta, como en un cuadro, el inconsciente colectivo, trescientos años antes de Karl Jung.



Otras veces, lo vemos venerar a un desconocido, por el solo hecho de poseer un poco de vino.



Por favor, observémoslo:



Calibán


Acercándose a alguien del público.



Eres un dios maravilloso y traes el aroma de un licor celestial.

Me arrodillaré ante ti.

Te enseñaré hasta la última pulgada fértil de la isla y te besaré los pies: te ruego que seas mi dios.



Ninfa Roja.-


Poeta, te ríes de ti mismo.



Recuerda la forma en que rindes pleitesía tu propia Princesa.



Mi reina tiene una vagina poderosa,
irrefutable, clásica,
no demasiado peluda,
irrepetible, distinguida,
modelo 1949, pica a veces,
huele delicioso y diferente,
sabe a ostras, jarabe dulce y viscoso,
mantequilla de azúcar ácida,
elíxir de almidón.

Mi reina tiene una vagina inteligente, rebelde,
llena de neuronas, solidaria si hay orgasmo,
requirente en su ausencia, apenada en la distancia,
elocuente en sus olores, implacable en su ambición.

Mi reina tiene una vagina girasol,
pluralista, canchera,
triangulo frotoso y lúcido,
labios cómplices y mojados,
venerables gotas rojas en el colchón
cuando es aquel lunes y estoy yo.



Ninfa Azul.-



Todo es cierto Gonzalo.



No te pierdas en la tentación

de explicar sólo con la razón

los apegos del alma.



Escucha tus propios lamentos:



Por favor: no te vistas de blanco,
no comas ostras, no busques mis
piernas
bajo la mesa, no bebas champaña,
no tiñas de sangre el pisco souer,
no sueñes con viajar
ni con piedras fugaces bajo tu
almohada.

Nunca te abrigues con mi rojo,
no enciendas las velas que son
nueve
no bebas de mis copas que son siete
no mires por la ventana del huerto
no hagas el amor los días lunes,
no cierres la puerta sobre mi alma.

Por sobre todo: no vayas al mar,
no te pienses en mi cielo,
no te puebles con mis manos.
no te acerques a mi olor,
no preguntes por mis ojos
que ya no vuelan ni gritan
sobre tu pena.



Poeta.-



Sí, ese Calibán que llevo adentro, siempre me mete en problemas, pero me hace vivir, ser alegre y libre.



¿Acaso no me han escuchado reír a carcajadas?



Pero, sigamos adelante, hemos visto sólo uno de los rostros de Calibán, hay otra lectura sobre él, distinta, de corte político y antropológico.



Pensadores libertarios como Michael Montagne vieron en los caníbales – la voz de la que proviene Calibán- a seres salvajes, más felices y más libres, que las masas de oprimidos que padecían el hambre, la injusticia y la tiranía en la Europa Medieval.-



Shakesperae, llevó a la Tempestad y, por lo mismo, a los oídos de los príncipes europeos, esta protesta de Montagne.-



Fue Gonzalo, el personaje que salvó a Próspero de una muerte segura - su compañero en los estudios de magia -el encargado de transmitir esas palabras que auspiciaban la libertad, en los nuevos dominios, en América.-



Gonzalo Acompañado musicalmente por el Preludio a la Siesta de un Fauno.-



En esta Isla desolada, ajena a nuestras deplorables instituciones, tal vez los viajeros que huyan de las tiranías, puedan crear su propia República de Caníbales.



En aquella comunidad todas las cosas estarían al revés de cómo se estilan. Porque no se admitiría comercio alguno, ni nombre de magistratura; no se conocerían las letras; nada de ricos, pobres y uso de servidumbre; nada de contratos, sucesiones, límites, áreas de tierra, cultivo, viñedos, no habría metal, trigo, vino ni aceite; no más ocupaciones; todos, absolutamente todos los hombres estarían ociosos; y las mujeres también, que serían independientes y puras; nada de soberanía.



Todas las producciones de la Naturaleza serían en común, sin sudor y sin esfuerzo.



La traición, la felonía, la espada, la pica, el puñal, el mosquete o cualquier clase de tortura, todo quedaría suprimido, porque la Naturaleza produciría por sí propia, con la mayor abundancia, lo necesario para mantener a mi inocente pueblo.



Poeta



Las olas y el viento no hacen distinción entre los hombres.



¿Qué importa a la tormenta el nombre de un rey?


América ha de ser distinta a la antigua Europa.- América ha de crecer libre, extensa, justa.




Ninfa Roja.-





A ver, a ver, detened esa fiebre igualitaria.


Yo acuso a Próspero de ser Xenófobo y Colonialista.


Ilustres escritores latinoamericanos han visto en el trato despótico hacia Calibán el arquetipo del colonialismo europeo.-



Escuchad como el duque de las bibliotecas se ocupa de aquel muchacho rojo:

¡Esclavo aborrecido, que nunca abrigarás un buen sentimiento, siendo inclinado a todo mal! Tengo compasión de ti. Me tomé la molestia de que supieses hablar. A cada instante te he enseñado una cosa u otra. Cuando tú, hecho un salvaje, ignorando tu propia significación, balbuceabas como un bruto, doté tu pensamiento de palabras que lo dieran a conocer. Pero, aunque aprendieses, la bajeza de tu origen te impediría tratarte con las naturalezas puras. ¡Por eso has sido justamente confinado en esta roca, aun mereciendo más que una prisión!

Poeta.-

Por favor, sed prudentes en vuestro juicio, es cierto que Calibán representa una visión demonizada de los americanos primitivos, pero es sólo una lectura complementaria.-

Esas frases están allí para contrastar el ideario ingenuo de Gonzalo en torno al buen salvaje, que vivía libre y feliz en América.-

Aunque nos duela, los habitantes primitivos de esta tierra no vivían en un régimen de plena abundancia, equidad y alegría, . El propio Neruda vio en las alturas de Machu Pichu, el grito de siglos de esclavitud.-

La explotación, no proviene exclusivamente de Europa y el sistema capitalista, está enraízada en la naturaleza misma del ser humano.-



Fragmento de "Construyendo La Tempestad"
Nos presentaremos el 9 de septiembre alas 20.00
en el Centro Cultural de Viña del Mar
Av. Libertad 250

19 de agosto de 2006

las raíces de mi aguacero



Recuerdo la casa de mi abuelita Olga, mis autitos esparcidos por el dormitorio, las luces de la mañana que inventaban formas sobre el suelo y el placer de escudriñar bajo los closets, las cómodas y los sofás.

Aún estoy durmiendo la siesta sobre su corazón; comiendo manzana rallada y alcachofas molidas… en una mesa enorme, antes de que llegaran los grandes.

Todo parecía seguro e inalterable, la muerte era ajena y los días serenos se desenvolvían al amparo de ella, radiante de dulzura.

En el país, los aviones atacaban las ciudades, militares grises ocupaban las pantallas con discursos sobre patria, victorias y cáncer extirpado.

Pero eso pasaba en otro mundo, en las escuelas, en las fábricas, en los barcos… lejos de mi paraíso, donde yo seguía cuchareando el jugo de la carne y saboreando sopaipillas… mientras en las calles se derramaba el frío y el silencio.

Pero la muerte apagó mi paraíso… y en mi ventana la luz de la mañana, llena de pequeñas partículas flotantes, cedió paso a la tormenta… oscura, desafiante, irremediable.

Desde entonces, sumido en el torbellino, busco recuperar aquel lugar, lo tomo en mis manos y se escapa, dejándome muerto, otro, nuevo.

A pesar de todo… recuerdo.


Texto: "Las Raíces de mi aguacero", Prófugos de un aguacero azul, año 2002.
Foto: "El sol" en la serie de imágenes sobre el tarot, en ella aparecen Pedro Vicencio, Olaya Vicencio y el que suscribe.

14 de agosto de 2006

libre en su jardín


Tibia, alegre, dulce,
caliente a veces, rodeada de niños,
húmeda, feliz en las aguas,
libre en su jardín,
mentirosa de viajes,
hermosa al atardecer.

Flaquita, callada al volar de gozo,
suave, ruidosa de guatita,
gustosa de champaña y de vino blanco
y de besos que muerden su boca
en camas que crujen y meses que parecen
años.

Laboriosa, múltiple, laberíntica, distinguida,
hippie, corta de palabras por conveniencia,
mustia de vez en cuando,
plena al sentirse madre,
cachurera, capitán araya,
amiga de mujeres nuevas y no santas,
mandona con simpatía,
hambrienta de sol a sol
y rollenta hasta decir basta.

Notable, cándida,
egoísta con bondad,
pudorosa de ventanas,
ingenua, musical,
cuidosa de platas,
guerrillera por sentimiento,
dueña de tetas preciosas
y –corrijo- caliente porque le da la gana.

Fotografía: Mazo de la Roche, Clarkson, July 1928
Poema: Gonzalo Villar, "Prófugos de un Aguacero Azul"

8 de agosto de 2006

tarot

Las imágenes provocativas del tarot, son un relato dibujado de la vida sobre la tierra y del recorrido de la conciencia en la mente, en nuestro bosque, en nuestra mente.

Es un juego poderoso, sin autor conocido, en constante evolución. Es el espejo de los viajantes, el ropaje colorido del alma, una música de estrellas sobre nuestra mesa.

Como parte de esta dialéctica de números, poesía y colores, he resuelto leer las cartas a las siete primeras personas que respondan esta preguna:

¿ por qué el día se abriga de rojo?.-

Las respuestas serán confidenciales y se remitirán por correo electrónico.

La lectura será gratuita, incluirá una visión general y hasta tres preguntas directas del consultante (a).

3 de agosto de 2006

Alma, Paloma y la guerra.

Paloma, tiene dos pozos misteriosos en su rostro



¿Por qué no sabes volar?
y te pintas delgada
en boca de otros hombres,
anudando tu historia a la mierda,
dejando a la ternura sin ojos,
a la belleza sin tu recuerdo,
a la justicia sin tu atardecer.



¿Por qué no sabes volar?
y mientes en presencia de temores
y te engañas con voz deforme,
hasta que el verano
se canse de esperar tu afecto
y los jardines del mundo
no basten para contener tu pena.


¿Y si volaras como el aroma transparente de mis sueños?,
bajo el amparo de una mínima esperanza,
allí en el mar que era de otros
y que ahora es nuestro.


Y aunque nunca vueles,
mi princesa,
siempre habrá tiempo
para mojar tu rostro de cielo,
visitar aquel diciembre,
bendecir tu cuerpo.

****************************************


Hoy, debería escribir sobre la guerra o
sobre los mapuches impetuosos
que gastan su libertad en nuestra cárceles.

Sin embargo, vuelvo a vertir un poema sobre mujeres,
sobre Alma, aquella flaca bellísima
de tripitas tronadoras,
que tan feliz me hizo
y que tanta desdicha me costó.

Paloma Baytelman
es la responsable
de detonar en mi esas evocaciones,
ese aroma,
ese murmullo de simpatía
que siempre regresa
con su recuerdo.

Para no borrarme por completo de "este viaje",
consigno también este poema, que proviene de
la guerra.





Amanece y las bombas siguen cayendo,
sus luces de colores trazan
el rostro del firmamento
con figuras que parecen
árboles
estampidas de genios,
olas gigantescas del mar.

Los ojos de los niños
están llenos de muerte
y mi mente quisiera estar
en otra tierra,
aunque abunde la pereza
y se siembre entre las almas
la religión de la tristeza.

Es verano en el mediterráneo
y las bombas preguntan
por mi nombre,
ahora que aprendí
a llamarme Gonzalo,
Alí,
Cártago, Jacob o
Baltazar.

En el rincón,
la carne de un hombre
se pudre,
sus padres lloran
con la profundidad
de un abismo.

Es tan grande
la impotencia,
ni siquiera
el sol,
se atreve a mirar.

La verdad
ya no tiene
Patria,
ni bando,
ni bandera.

La verdad
nunca tuvo
Dios.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!