30 de diciembre de 2007





Querida Gea:

Se que estás enojada por este drama de la superpoblación, el calentamiento global, la contaminación universal, la guerra y un sinfín de otras tragedias.

Apenas te recompensamos con la música, el yoga, los abrazos y la prohibición de cazar ballenas.

Sin embargo, te sigues portando la raja: con tus amaneceres, el oleaje, la lluvia persistente sobre los tejados, los almuerzos en familia, los volantines buscando la cumbre del cielo.

Hace doce meses vi tus lágrimas hirvientes allá en Tatio, en febrero me empujaste a los brazos del río Pangue y a los de AB, en marzo, me dejaste concebir a Isidora que acaba de nacer sana y hermosa.

Nada que decir, madre tierra, me has mimado, llenado de amigos, abrigado, alimentado y multiplicado de una manera prodigiosa. A cada instante le he sacado partido. Parece que he vivido en serio.

Claro, se que un día me quitarás cada uno de los dones, tal como lo anuncias cada jornada al devorar el presente.

Esa pérdida inevitable, como la de nuestros muertos, hace que cada sensación tenga más valor, más sabor, más aroma.

Bueno, piensa que en este fin de giro, somos varios millones de tus hijas e hijos los que nos acordamos de tu buena onda, de los manjares que dejas sobre nuestra mesa, del abrigo que nos presta tu lámpara chascona en el cielo.

Me despido, madre holística, sugiriéndote que bailes con los pies descalzos, que contengas tu poder sobre las mareas y que regales una vida luminosa a Isidora.



Las fotos provienen de este sitio: http://www.ballerinagallery.com

15 de diciembre de 2007

La leche es buena




La leche es buena. Una gran noticia en medio de días de intenso ajetreo y ternura.

Le gustan los masajes en la espalda, morder todo lo que pilla, escuchar el corazón de sus padres.

Hay que entibiar la habitación para mudarla. Tener las manos y los antebrazos siempre siempre muy limpios, mediante varios minutos de jabón, agua y refriega, poniendo especial cuidado con el espacio entre los dedos. Preparar los implementos, separar el espacio de lo sucio de lo limpio. Poner una toalla sobre el mudador para abrigar el cuerpo y secar rápidamente. Limpiar el cordón con alcohol al 70%. Para el resto del cuerpo, huntar cada algodón en agua tibia. Nunca usar el mismo algodón dos veces.Limpiar los genitales de arriba hacia abajo, empleando un algodón en cada pasada. Secar bien a la niña. Arremangar la ropita antes de ponerla. Darle besitos en todo instante.

(Gracias Johana por haberte dado el tiempo de venir y enseñarnos tus años de experiencia en la posta infantil)

Es de madrugada. Isidora acaba de terminar su primera colación de la jornada. Le doy unos besos en su oreja.

Vuelvo. La operación de mudanza ha culminado con éxito. Me gustó masajearle los pies. La niña duerme profundamente. Ahora es tiempo de dar cariño a la madre. (Tengo el matico hirviendo para aplicarlo a la herida de su cesárea y a sus pezones)

La imagen proviene de este sitio.

7 de diciembre de 2007

Isidora ha nacido








Amada:
De qué vida vienes?
De qué sueños?

Hay rayos de alegría que figuran en tu piel.
Cambias nuestros cuerpos.
Enlazas nuestras almas.
Operas en la tierra como un ser de luz.

Qué milagro recuerdas?
Qué noticia tienes de Antofagasta y
las olas que cubrían tu cuerpo,
los maremotos,
los trenes de calderas rugientes,
el olor de los caballos en la cordillera.

Qué colores viajaron contigo?
Recuerdas tus manos en la cocina?
Tus diarios.
Las clases en medio del campo.
Los puzles, las apuestas.
La mirada de los obreros en la pampa.

Recuerdas la voz de los hijos muertos?
Sientes el olor de la guerra?
Perviven tus bodas?
Tus viajes.
El viento en las quebradas de Valparaíso.
Los pescadores en el muelle.
Los caquis secándose en la repisa.
Las manos de tu madre en las noches de fiebre.

Recuerdas tus libros?
Las luces del Taller?
Las montañas?
Las palabras?
Los abrazos?



Isidora:

Hoy siete de diciembre de 2007, te sacamos hacia la luz.

De inmediato abriste tus ojos grandes y tu mirada construyó una puerta hacia miles de almas que confluyen en la tuya.

Te tomé en los brazos y te aferraste a mi cuerpo. Sentí que mi vida y la tuya son rayos de un mismo sol.

Tu madre, tus abuelos, tus tíos, la ciudad y los cielos, sonrieron de alegría por tu vida que se inicia y canta.

1 de diciembre de 2007

contracciones

El jueves comenzaron las contracciones. El viernes remitieron. Esta noche son más intensas y más seguidas. 22.30, 22.37, 22.39.

Ha sido lindo abordar este viaje como un equipo.

En la lejanía se escucha a Mozart.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!