31 de mayo de 2008

Ana María




Anita, me resulta algo extraño escribirte a tu nuevo país.

Lo hago porque necesito agradecerte por las llaves que me dejaste para un nuevo tiempo, para una dulce alegría.

Es fuerte pensar que nuestra pequeña amistad de poesía, café y tarot haya servido de pie para que Isidora comparta nuestras almas.

Oye, varias veces he tomado conciencia de sincronismos y he sentido energías que he asociado a tu fuerza, tu espíritu, tus consejos,tu voluntad que trasciende.

Recuerdas cuando las cartas hablaron de tus hijos?. Aparecieron los tres. La magia de nuestra luz interior los describió a cada uno de ellos sobre el escritorio de tu oficina de Calle Melgarejo, allí donde antes estuvo Neruda y su Club de La Bota.

Me dijiste que de tu hija nada te preocupaba, que ella siempre saldría adelante.

Hablamos de tu familia, de sus secretos, de sus problemas.

Años después, conversando de un amor tormentoso, sentiste que tu hija podría unirse a ese poema.

En medio del torbellino de aquellos días, esa sugerencia quedó inscrita en mis deseos.

Luego, durante cinco años estuve triste. Ni siquiera me enteré a tiempo de tu muerte.

Amla, la encargada de mi curación, culminó su tarea llevándome a caminar sobre el fuego
y presentándome a tu hija.

El círculo se cerró, tu luz brilla ahora en los ojos de Isidora.





La imagen proviene de esta página.

14 comentarios:

°°JanEKew°° dijo...

amigo
me escribes un mail o por facebokk para decirme realmente qué día vienes acá...


besos

ximena núñez dijo...

hola amigo lindo, sigo leyendo y sabiendo de ti atraves de vuestro blog...

un besote para ti y tu familia

para A e I

chauuuuu

Manuel dijo...

Bella forma de entrelazas círculos... amores por otros.. brillos por sombras más brillantes aún,...

Un abrazo con sal.

SUAVE CARICIA dijo...

son desvinculaciones que un día se volverán a unir

dejo suaves caricias

Anónimo dijo...

Este escrito erizó la piel... como siempre, un placer leerte.

Dejo mis saludos.

Un fortísimo abrazo.

Vigilia dijo...

Que bello texto, lleno de magia y encanto (como tú mismo, no más).
Tienes que pasar a buscar tu premio a mi blog y hacer tu propia lista de candidatos para que, a su vez, ellos hagan lo mismo.
Cariños a Isidora. (me encanta porque nació el mismo día que yo, aunque bueno, con añazos de distancia)
Besos

Isabel Romana dijo...

Hermoso recuerdo y homenaje a tu amiga. Recuerdo que escribiste un post sobre aquella vez que andaste sobre carbones encendidos. ¿Fué entonces cuando conociste a su hija? Besos, querido amigo.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Me enredo con las relaciones...pero las emociones de las palabras lo desenredan todo...

amar dijo...

todo es por algo..
y la eternidad durará..

seamos y sigamos..

vivir amAr
amAr vivir


amAr

Ana R dijo...

Hay algo que destella y prevalece sobre la muerte, siempre.Un saludo.

Pamela dijo...

Así es, tu amiga ha cambiado de domicilio nada más. Los vínculos que los unen no se romperán nunca.
Un abrazo

Filomena Lonetti dijo...

Muy buen relato amigo de luz,me despido que las estrellas iluminen a tu alma.Roxana Miriam González de la Ciudad de Rosario,Provincia de Santa Fé,República Argentina!!!!!!!!!!

André Cazudgg dijo...

Tu bicicleta llegó sin duda a mi blog, qué caustico camino te dirigió a él? Adónde van mis bicicletas -preguntas- me limito a encender un cigarrillo, no es una respuesta,obvio, en todo caso si una derivación ,la desnudez de mis pies me trajeron hasta aquí , al igual que al personaje de Vittorio de Sica hubo un "ladrón de bicicletas" que se llevó para siempre la mia(mi dromomanía se desató desde entonces)Este escrito tuyo, tan sentido, hizo confirmar mi idea de Anoche(ser)...quizás la muerte sea un proceso más fausto de lo que imaginamos.
"Hoy me gusta la vida mucho menos,pero siempre me gusta vivir , ya lo decía"(inevitable Vallejo )
Gracias por pasear por mis caminos dantescos, gracias por permitirme encontrar tu puerta .

Abrazos desde Perú.

Nos leemos (espero)

André Cazudgg dijo...

Tu bicicleta llegó sin duda a mi blog, qué caustico camino te dirigió a él? Adónde van mis bicicletas -preguntas- me limito a encender un cigarrillo, no es una respuesta,obvio, en todo caso si una derivación ,la desnudez de mis pies me trajeron hasta aquí , al igual que al personaje de Vittorio de Sica hubo un "ladrón de bicicletas" que se llevó para siempre la mia(mi dromomanía se desató desde entonces)Este escrito tuyo, tan sentido, hizo confirmar mi idea de Anoche(ser)...quizás la muerte sea un proceso más fausto de lo que imaginamos.
"Hoy me gusta la vida mucho menos,pero siempre me gusta vivir , ya lo decía"(inevitable Vallejo )
Gracias por pasear por mis caminos dantescos, gracias por permitirme encontrar tu puerta .

Abrazos desde Perú.

Nos leemos (espero)

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!