3 de septiembre de 2011

terapia sexual




Nunca estás sola. No te olvida la noche.
No te mienten mis ojos. No se cansa tu vientre.
Hoy mi sierpe sigue tu sombra,
la belleza madura en tus senos,
excita el clamor de tu alma,
te exalta, te asombra,
te hace salir del abismo.

No estás sola, hoy mi lluvia
se extiende en tu cuerpo.





La fotografía es de Robert Mapplethorpe y proviene de http://www.strawberige.blogspot.com/

2 comentarios:

Maritza dijo...

Muy hermoso, amigo.

Abrazos grandes.

Pao dijo...

este si que me gustó...
NOTABLE inspiracion para dar vida esta belleza.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!