1 de noviembre de 2011

Antes de la aurora



Es antes de la aurora. Yo escribo,
mi hija está abrigada en su sillón
-luego de beber su leche entibiada con hielo-.
La curvatura de su espalda me recuerda su semana 24
-aquella de la ecografía con video-
sus giros en el claustro materno,
como una serpiente con columna vertebral,
mi poema como electricidad en otro cielo
o recuerdo de mi hija ondulando
antes de nacer.


La fotografía proviene de  www. bebesymas.com


Un video sobre la vida a las 24 semanas puede apreciarse en este sitio.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Toda gestación es sagrada. Por ello siempre debe ser acompañada de un círculo de amor.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!