30 de agosto de 2012

Guillermo Berdichevsky Rosinzky

Guillermo nace en la claridad templada del Almendral
pero el silencio azul de sus ojos
ha cruzado antes
por la antigua Rusia de los Progroms
hasta refugiarse en el viento
y el asombroso fluir de Valparaíso.

Junto a su vecino
-Alfonso García-
estudia el idioma de los tranvías
improvisa balones de trapo
indaga el aroma de los cines
y aprende el Arte de Hiram
en días de Reforma y Universidad.

Guillermo vive la historia de sus pueblos
asiste a Junio del 67
sube al Monte Sinaí
trabaja en el invierno de Chile
crece desde la tierra hacia el fuego
insiste en construir su destino
se afana en elevar nuevos templos
empleando “Alas de Mosca”
empuje feroz de su trabajo
escuadra y compás en sus actos.

Con mínimo dinero que ahorran sus hermanos
Él construye al interior de la tierra
Instala el centro que une a los hombres
Justo bajo suelo ganado al Océano
En bodegas y sombras de otro siglo
Caverna heredada a nuestros sueños.

Dispone allí tres columnas
El Sol, la Luna y el Hombre
Ocupa madera de navíos
Sillas que regalan los obreros
Arte de Luis y Ricardo
Radiante actividad de su silencio.

Construye y no descansa
Viaja a la Isla del Sol en Polinesia
Organiza allí nuestra Cantera
Triángulo Rapa Nui
Hogar poblado de abrazos
Mosaico en el Umbral de la Tierra.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!