14 de septiembre de 2012

La Torre de Camila



Cientos de cuartos en la torre de tus sueños
y siempre el sol tras aquellos muros,
cruzando pequeños ríos,
paseando en jardines internos,
poseyéndote,
bebiéndote,
inundando de luz  el laberinto.

Asombroso entonces
el libro de tu pena
y franca la lluvia que te busca,
nombrándote  océano,
ninfa,
borde de espuma,
agua devenida en azul.

Así callas
y dejas que las olas rujan en ti
o hable
tu implacable invierno
o  el  trueno
que vive en  tu vientre.

Te acercas
y hay un domingo
cayendo sobre tu alma
y montas sobre palabras
como si fueran estrellas
u hombres llorando
pstrados
bajo la tierra.





Regalo de cumpleaños para mi amiga del Cerro Esperanza.


1 comentario:

Maritza dijo...

Hermoso homenaje le haces, y el nombre de su cerro ya es un milagro.

Abrazos.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!