27 de septiembre de 2012

Manuel de Rivacoba y Rivacoba




Sobreviví a mi padre torturado.
Nunca doblé mi cerviz ante tiranos.
Me hice combatiente y prisionero.
Estudié Filosofía y Derecho en la Cárcel.
Encadenado  obtuve mis grados.
Persistí en la Democracia.
La República.
La asombrosa libertad.

Soberbio como bestia en arena soleada.
No di un paso atrás.
No me humillé ante traidores.
No fingí sonrisas.
No acepté obsequios ni palmadas.
Fui un ser libre y no un simple  cómodo;
no  un pequeño egoísta;
no un siervo del capital.

Nací desde  la sangre de mi padre
Nací desde el exilio
Me enseñaron las traiciones.
La componendas.
Los practicones.
El vicio que agrieta los templos.

Sobreviví y enseñé.
Hablé de la tortura y la pena.
Defendí  al hombre.
La dignidad del  que cumple la ley
del que la viola
del que la encarna.

Siempre rechacé homenajes.
Ahora protesto contra el   poeta.




La imagen del jurista proviene de http://manuel-de-rivacoba.blogspot.com



No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!