15 de diciembre de 2012

Pesadilla con buitres




Los buitres me han clavado a este árbol
aquí  beben el agua de mis ojos
queman la grasa de mi vientre
quiebran los huesos de mis hombros
devoran  el  poder  de este sueño



Este texto conversa con Sylvia Plath en  "El Colgado".



El colgado

Por las raíces de mi pelo algún dios me agarró.
Me crispé en sus azules voltios como un profeta del
desierto.

Las noches de pronto se cerraron como párpado de
lagarto:
Un mundo de calvos días blancos en una cuenca sin
sombra.

Un aburrimiento de buitres me clavó a este árbol.
Si él fuera yo, haría lo que yo hice.




No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!