8 de julio de 2014

La verdad tiene su hora


La verdad estaba encogida
y temblorosa de miedo
poco resistió
nuestro acero.

Su cuerpo
devorado por aguas
figura diminuto
bojo rieles
que pesan
sobre la aurora.

Su espíritu
está unido a las olas
y al viento.


La fotografía proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!