30 de octubre de 2014

Omar Khayyam



Omar Khayyam estudió primaveras
dividió el vino en copas de greda
y cada brindis fue una  estrella
poema
nuevo trozo de vida
ingenio  +  uva  y su luz.

Ahora, mucho más joven,
bebe en mi mesa
de naranjas y quesos
caminamos devorando las horas
desde el nombre hasta la lluvia
desde su alfombra a mi reloj.

Así nada nace en realidad
nada logra extiguirse en la muerte
porque la tierra nunca responde
y nuestro amado océano 
se niega a llorar.

Ayer nací sin palabras
y otros fluyen su voz en mi boca
muertos que ahora escriben mis libros
depejan las nubes 
enseñan amistades del  sol.




La imagen corresponde a una ilustración de "El Rubaiyat", de Omar Khayyam.






No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!