24 de enero de 2016

Arturo Fernández Vial. El Almirante que se negó a disparar contra su pueblo.







21 de mayo de 1879.

Tras el primer espolonazo y la muerte del Capitán Prat.

Muy joven, sube al cielo con la alta estrella en sus manos.

La clava en lo más alto.

No hay rendición posible.

Primero el honor y luego la vida entera.

***

Hundida la corbeta.

Ni  el océano ni el  honesto  adversario

quisieron tomar su espíritu.

***

Se hizo entonces amigo de alegrías y bravo rival de aguardientes.

Presidió mutuales de obreros.

Apoyó  deportes.

Navegó el mundo.

Se hizo Almirante en este mar de vientos.

***

Año 1903.

Estalla la gran huelga de Valparaíso.

Incidentes. Balazos.

Incendio en la Sudamericana de Vapores.

Fusileros  en El Mercurio.

Multitud armada con piedras.

  

***

Se pide que la Armada cargue contra el pueblo.

Pero el Almirante recuerda su gesta de  guerra.

La estrella en sus manos.

Su deber con Chile y con su pueblo.

***

Amparador de huelguistas.

Proclamó el Decano de La Prensa.

Amigo lo llamó Gabriela.

Como hombre bueno, lo recuerda el tiempo.





No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!