5 de enero de 2016

Me dejo y no me dejo

Cada día está lleno de misterios.
Pero vivo encadenado a mis costumbres.
No levanto  trumao.
Perdí mi sombrero de primaveras.
No escribo mi nombre en tu pubis.

Me dejo arrastrar y cavo mi tumba.
Escondo  placeres de la noche.
Castigo minutos y  horas.
Rompo aguas del día.
Borro  lenguajes de la hierba.

Me dejo y no me dejo.
Pero me nombran con rubor  las estrellas.
Crezco en las cocinas.
Ovulo campanadas.
Quemo el dolor de mi destino.


No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!