4 de marzo de 2016

Madre del cielo




La noche puede romper mis cristales.
Es bueno saberlo y seguir amando su roce.
Leche que derrama en mis sueños.
Sagradas auroras en su rostro.
Bendita fuente del tiempo.
Querida madre del cielo.


No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!