5 de mayo de 2016

Remedios caseros

Las heridas de mi cuerpo están a salvo.
Las he lavado con sal de mar.
Páginas de un año.
Orina de atea
Espuma de Horcón
Tomillo y savia de una quisca.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!