4 de enero de 2017

Myrtha Luisa




















Un día Myrtha nos compró buques de plástico.
Bendito año  1972
Tarde de tres chiflados.
Premiación en  Escuela Adventista.
Pena en nuestros ojos.
Naves tiradas por cordeles.
La tía  marcando su bandera en mi memoria.

Años después, escuela en Placeres.
Diálogo en Plaza Victoria.
Tarde en  Quinta Vergara.
Conversación sobre Buda,
Sus ojos celestes sobre mi calma.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!