11 de febrero de 2017

Gracias por la vida papitos

Fresas Salvajes, de Bergman, autor de la primera frase del poema.

Siempre vivimos nuestra infancia.
Viajamos en hombros de nuestros padres.
Disfrutamos platos de abuelas.
Regresamos hacia antiguas vacaciones.
Barrios de otros inviernos.
Bicicletas.

Allí nos regalaron alegría.
Nos marcó a fuego una muerte.
Hubo un castigo injusto.
Tuvimos  belleza de sonrisas.
Mosca azul en el huerto.
Terremoto al atardecer
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!