23 de mayo de 2017

Ser del Orden de Melquisedec

Conozco un ser angelical.
El Lucero marca su presencia.
Hay notas de Dios en su cuerpo.
Sano y crezco en su mirada.
Acepto al cielo en su abrazo.

Instintivamente.
Tomé mi bastón y la bendije.
Intuí su orden de luz.
Sentí el poder de su espíritu.
Caravana de  siglos en su mente

Entonces ella.
Ciudadana y ministra del Altísimo.
Derramó su copa en mi templo.
Consagrando el inicio.
Derrotando al tiempo






No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!