9 de enero de 2007

Manuel




Manuel nació ayer.


No habrá helicópteros sobre sus sueños.

Se vestirá de mago en los estadios.

Su alegría danzará en las escuelas.

Aprenderá la música de los bosques.

Hablará de estrellas.

Fecundará la Tierra.


Sus ojos buscarán el amanecer.

Aprenderá de su pueblo.

Conocerá los desiertos.

Llenará su alma de mar.



Tendrá montañas y bosques en su espíritu.

Amará los domingos.

Dará besos tiernos a su abuelos.

Comerá choclos en días de sol.



Manuel será un delfín chiquitito.

Jugará con volantines en primavera.

Anudará sus zapatos antes de ir al Colegio.

Ignorará la muerte.

Olvidará el temor.




Ayer, ocho de enero, nació Manuel, el primer hijo de Valentina y Daniel.

El mismo día, hace 27 años, tres niños de Valparaíso esperábamos el nacimiento de un nuevo hermano.

Cuando mi padre tocó el timbre de nuestra antigua casa, salimos corriendo a preguntarle cuál era su sexo, cómo sonreía, cómo estaba nuestro cuarto hermano.

El niño había nacido muerto. Nunca tuvo nombre, nunca le miramos a los ojos, nunca nadamos junto a él en verano.

Siempre pienso en en mi madre cuando es un ocho de enero. Siempre le tengo temor a los nacimientos.






La imagen del bebé recién nacido proviene de esta página japonesa

La última foto es de Manuel con casi un mes de nacido. Proporcionada por Daniel Avendaño, su padre.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!