31 de diciembre de 2009

Isidora va a ser una gran abuelita






El amor es una fuente de alegrías,

el agua de la vida,

el fuego de la luz,

el aire que se respira.



Intuyo que mi hija va a ser una gran abuelita,

hombres de otro siglo recordarán su ternura.


Alguno de ellos contará la leyenda de las abuelas

de Isidora.


Dirá que Olga era claridad sobre la tierra,

hablará de su mesa llena de colores,

de su amor por la justicia, de su dulzura.


Otro invocará los lentes de Anita María,

recordará su simpatía, sus muertes,

el contacto que hizo entre nuestras almas.


Mientras Isidora toma su leche,

pienso en niños que llevaré al cine,

en almuerzos que cocinaremos juntos,

en historias que aprenderé de ellos.


Esta noche brindaré por los nietos de mi hija,

por la expansión del amor,

por la vida que se traspasa,

se regala,

se recibe.






En la imagen, capturada por Fabiola Naranjo - cuidadora de Isidora- se aprecia a Isidora reiterando los gestos de su bisabuelita Olga.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!