23 de agosto de 2011

Europa y tu signo



La hembra desnuda,

doncella de Tiro,

observó al toro en medio de la pradera

y llevó la humedad de su deseo

hacia la piel vertebrada

de aquel gigante cornado,

sometiendo lo terso a lo rudo.



El espíritu

instalado en aquella bestia,

hirió tal imprudencia,

con toda la furia de su cuerpo

y poseyó a Europa,

desgarrando lo sutil,

causando gritos de lujuria,

derramando lágrimas de gozo,

abriendo pliegues en el cielo

y un camino ondulado hacia Creta.



La doncella riéndose,

logró fatigar a su amante,

lo trató como a un niño perdido,

lo acarició largamente,

lo llevó a dormido a su pecho,

lo dejó para siempre en el cielo.



En su "Matamorfosis", el poeta Ovidio escribió la siguiente descripción de la seducción de Zeus a Europa:




Y poco a poco, el miedo quitado, ora sus pechos le presta

para que con su virgínea mano lo palme, ora los cuernos, para que guirnaldas

los impidan nuevas. Se atrevió también la regia virgen,

ignorante de a quién montaba, en la espalda sentarse del toro:

cuando el dios, de la tierra y del seco litoral, insensiblemente,

las falsas plantas de sus pies a lo primero pone en las ondas;

de allí se va más lejos, y por las superficies de mitad del ponto

se lleva su botín. Se asusta ella y, arrancada a su litoral abandonado,

vuelve a él sus ojos, y con la diestra un cuerno tiene, la otra al dorso

impuesta está; trémulas ondulan con la brisa sus ropas.




La imagen proviene de http://www.accademia-europeista.eu/

1 comentario:

Maritza dijo...

Excelente,Gonzalo.

ABRAZOS GRANDES.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!