1 de agosto de 2011

Olvido de Jehová




Olvidé mi obra en el barro
un tarro de café lleno de espíritu
pequeños hijos rechazados
derramados entre la lluvia y el cielo
apenas vestidos con sus nombres
llorando a la sombra de la higuera
templando sus puñales en el fuego.






El grabado de Alberto Durero, "El árbol de la muerte", proviene de este sitio.

1 comentario:

Maritza dijo...

Si hablamos del trasfondo...me temo que es al revés; es el hombre el que ya lo desechó...
Mi humilde opinión, por supuesto.

Que tengas buen día, Gonzalo.
Abrazos.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!